Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consecuencias del repunte de covid

La espera en la atención primaria se dispara: 5 días de media en España

Los médicos atienden cada día a más de 48 pacientes, frente a los 37 de la primera ola

Varias personas en la entrada del Hospital Mateu Orfila, en Menorca.

Aunque la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, haya minimizado el colapso en la Atención Primaria y culpabilizado de las listas de espera a la falta de diligencia de algunos profesionales, los datos objetivos sobre la situación en los centros de salud demuestran la percepción generalizada, entre los especialistas y la ciudadanía, de que la presión asistencial en este ámbito asistencial se acrecienta ola tras ola es cierta.

Una encuesta realizada los días 20 y 21 de diciembre por la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), entre 1.382 médicos, refleja que, de media, un facultativo de esta especialidad atiende a más de 48 pacientes al día (el 55% presencialmente), mientras durante el primer envite del covid la horquilla se situaba entre 34 y 37 enfermos al día. En aquellos momentos mucha gente tenía miedo a acudir a los hospitales y centros de salud, pero el temor fue desapareciendo y aún así, en las siguientes olas, no se alcanzó la afluencia actual (salvo casos puntuales). Por ejemplo, en la quinta ola, la de junio, la media fue de 43 pacientes diarios.

Y pese a que los médicos alargan sus jornadas para intentar atender al máximo y cubrir las bajas de sus compañeros, ya sea por las vacaciones, ya sea porque están contagiados, la consecuencia directa del boom de infectados que está provocando la variante Ómicron es que los centros de salud no dan a basto. La espera media para ser atendido es de 5,75 días, pero en Cataluña llega a los 12,38 días.

Por detrás se sitúan Valencia, con 9,33 días; Baleares, con 8,86 días; Andalucía, con 7,67; Murcia, con 7; y Madrid, con 6,83, como las comunidades con una media de más de una semana. Sólo en Asturias y Castilla y León el tiempo es de menos de tres días.

Número de positivos

Estas cifras se deben al nuevo empuje del virus, que se evidencia también en el número de positivos por cada centro de salud y día. La media es de 23,42 en todo el país pero de nuevo hay diferencias entre autonomías. Cataluña lidera el ranking con 56,75 positivos diarios en cada CAP, seguido de Castilla y León (33,6), Madrid (28,6) y Andalucía (28,17).

David Arribas, vicesecretario de Metges de Cataluña y médico en el CAP Manso de Barcelona, achaca las mayores listas de espera en Cataluña al "sangrado excesivo" de recursos humanos que sufrió la Atención Primeria en la crisis del 2010 y que "aún no se ha recuperado". Y la positividad más alta puede deberse a que se realizan más test y a que la Ómicron llegara antes que a otras regiones.

Las urgencias

El colapso es tal que, habitualmente, quien tiene una urgencia que no puede ser resuelta en este nivel, como por ejemplo una otitis, que requiere antibiótico, acude a los hospitales, al igual que muchos de los que tienen síntomas compatibles con el covid y en la primaria no logran un diagnóstico. Los servicios de urgencia ya han dado la voz de alarma de que la presión asistencial, también en su caso, es mayor que en las anteriores olas.

Y, pese a ello, los datos del Ministerio de Sanidad sólo reflejan el número de ingresados en planta y en las ucis, que afortunadamente ahora, gracias a la vacunación, no es tan dramático. Por ello, la SemFYC exige al Gobierno que haga pública la estadística de actividad en Atención Primaria (como ya hace Cataluña), para visibilizar la situación. "El sentir de muchos médicos de familia es que la invisibilización de su trabajo menoscaba la confianza de la ciudadanía y abre las puertas a que se ponga en duda la actividad asistencial", advierte el presidente de SemFYC, Salvador Tranche.

Otra de las consecuencias negativas de la saturación es el retraso en los diagnóstico. "Ya habíamos demostrado que una Atención Primaria orientada al coronavirus se traduce en pérdida de diagnósticos en más del 50% de las patologías crónicas y de hasta un 40% en cáncer", subraya Tranche, quien exige por ello a los gestores sanitarios que "dejen de mirar para otro lado y asignen los recursos suficientes" y necesarios para acabar con el colapso.

Compartir el artículo

stats