Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FUERA DE CARTA

SOOK, el sabor de la ciudad a pie de calle

En un ambiente abierto y funcional, además de informal, se ofrece una cocina urbana diferente

7

Restaurante SOOK, ubicado en el Hotel Silken Atlántida de Santa Cruz de Tenerife

Hubo un tiempo en el que hablar de comida de hotel suponía un desprecio, pero al paso de los años, a caballo con la creciente evolución del renglón turístico, esa afirmación se ha ido quedando obsoleta. Este restaurante, inquilino del Silken Atlántida, es un vivo ejemplo y también la firme certeza de las enormes posibilidades que atesora el recetario canario a partir de la técnica y el gusto, y con la frescura de un equipo joven.

Hace ya un tiempo que la expresión peyorativa comida de hotel ha quedado bastante desfasada. Valga un argumento: los restaurantes canarios que lucen estrellas Michelin están asociados a este tipo de establecimientos y buena parte de los mejores chefs de las Islas también ofician en estos alojamientos. Sin duda, el impulso y el desarrollo creciente del sector turístico han contribuido a realzar unos espacios que representan la primera toma de contacto del visitante con la gastronomía: el auténtico sabor de la ciudad.

El restaurante SOOK (acrónimo de Silken Cook) habita en las instalaciones del Hotel Silken Atlántida de la capital tinerfeña –asomado a la avenida Tres de Mayo esquina con la calle Áurea Díaz Flores–, en una zona que bulle por el tránsito constantes de personas en el ir y venir a los centros comerciales, también por la presencia de los vecinos en esta área residencial de nueva planta o de quienes desarrollan su jornada laboral por los alrededores.

A pie de calle, la entrada a SOOK ya descubre un ambiente abierto y luminoso, un espacio funcional –además de algo informal–, que combina a la perfección con su particular propuesta gastronómica urbana: menú ejecutivo de lunes a viernes (días laborables y en horario de almuerzo), que se renueva semanalmente y ofrece la posibilidad de elegir entre un primero, plato principal y postre (al precio de 14,90 euros), más la carta del Gastrobar, bien surtida y sugerente, a la altura de las cuatro estrellas del establecimiento.

A comienzos del próximo año, los Reyes Magos traen de regalo una terraza exterior, la pieza que faltaba para darle otro aire a esta propuesta gastronómica

decoration

Formado en la escuela del IES La Candelaria y hecho a la mano del maestro Juan Carlos Clemente, el chef Domingo Álvarez elabora platos de la cocina tradicional canaria, que interpreta con su toque particular, un valor añadido y señal inequívoca de su compromiso con el producto local, de proximidad, dinamizador de una economía de ida y vuelta.

Así, las alusiones al recetario isleño se suceden: croquetas de almogrote; aguacate en tempura; queso asado con mojo y miel de palma; ensalada de cherne a punto de sal con vinagreta de plátano o la de lentejas de Lanzarote con curry; también un tataki de atún embarrado con parmentier de batata; bacalao encebollado con papas bonitas; ropa vieja de conejo en salmorejo; la carne fiesta o un canelón de cabra estofado sobre su queso majorero marcado en plancha... Y en el capítulo dulce, yogur de cabra con galleta María; plátano de Canarias en tempura con helado; una interpretación del barraquito y de las ambrosías Tirma... Técnica, gusto y sabor, y con la frescura de un equipo joven.

Además, SOOK se distingue por llevar a sus platos aquellos productos canarios distinguidos con premios, como nuestros excelentes quesos, vinos, aceites de oliva virgen o mieles, reivindicando asimismo las señas de identidad que representan el cochino negro, el salmón de Uga o el caviar gomero, entre otros.

¡Ah! Y a comienzos del próximo año, los Reyes Magos traerán como regalo una terraza exterior, la pieza que faltaba para darle otro aire a esta propuesta gastronómica: el sabor de la ciudad a pie de calle.

Compartir el artículo

stats