Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

METEOROLOGÍA

Los primeros días de lluvia del otoño dejarán nieve en las cumbres de Canarias

El Archipiélago vivirá tres días de intensas precipitaciones como consecuencia de la llegada del frente de una borrasca atlántica seguido de una vaguada

Jornada de lluvias en Santa Cruz de Tenerife. Andrés Gutiérrez

Las primeras lluvias torrenciales del otoño serán un preludio del invierno, pues llegarán cargadas de nieve y un descenso de temperaturas de hasta cinco grados centígrados en toda Canarias. Las islas más afectadas por estos episodios de precipitaciones serán La Palma y Tenerife, en las que un frente atlántico y una posterior vaguada, impactarán de lleno provocando tres días de intensas precipitaciones, las más fuertes de todo el otoño. 

"Es el primer aviso que hemos emitido por lluvias en esta temporada", resalta David Suárez, delegado autonómico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los avisos son amarillos y afectarán, a partir de mañana jueves, al sur y noreste de Tenerife y al este de La Palma, aunque como incide Suárez, "podrá afectar a toda la geografía de ambas islas". Esto es así, porque "aunque estos son los lugares donde se esperan mayores concentraciones", este tipo de fenómenos, en islas pequeñas, se pueden desplazar y afectar también a otra zona. "La meteorología es caprichosa", insiste el físico, por esta razón "puede ocurrir que en una estación se registre una acumulación abundante de agua de lluvia mientras que en la que está a su lado" no se vea ni una sola gota de agua.  

El episodio de lluvias comenzará este jueves debido a la entrada de un frente de la borrasca atlántica que se encuentra al oeste de Canarias. Esta circunstancia provocará lluvias persistentes durante todo el día, pudiéndose rebasar los 60 milímetros de precipitación acumulada en 12 horas, especialmente en las vertientes este de ambas islas. El frente se desplaza hacia Canarias de oeste a noroeste, sin embargo, como hay una célula de brisa a sotavento, es probable que facilite que se acumule la mayor parte de la precipitación en los lugares en los que se ha decretado el aviso amarillo, es decir la zona metropolitana y sur de Tenerife y este de La Palma. "Es una situación meteorológica interesante", concreta Suárez, dado que, como explica el investigador, en que ese día confluirán en el Archipiélago una masa de aire del norte con una entrada de aire subtropical que será la responsable de la inestabilidad atmosférica. 

La atmósfera cambiará rápidamente provocando que sea una vaguada la que afecte a las Islas a partir del viernes. Esta circunstancia generará que las lluvias sean aún más localizadas en tramos horarios, por lo que la Aemet se plantea que el aviso amarillo para ese día sea también debido a la intensa acumulación de precipitaciones en tan solo una hora. Esta vaguada - o zona de baja presión atmosférica -, será muy convectiva y, por tanto, llevará consigo la posibilidad de que se produzcan pequeñas tormentas eléctricas en el Archipiélago. Además, las Islas también sufrirán un descenso generalizado de las temperaturas que podrá llegar a ser de 5 grados centígrados, "sobre todo en las zonas de interior, donde se espera que los termómetros bajen de forma más acusada". Este descenso de las temperaturas será el que propicie que nieve en las zonas de alta montaña, por encima de los 3.100 metros. 

"Ya hemos tenido alguna temperatura cercana a los 0 grados, que ha dejado pequeñas heladas", explica Suárez, que insiste que, en esta ocasión podría dejar algo más de escarcha y que, incluso, se podría llegar a considerar "la primera nevada" de la temporada. "Esta circunstancia podría afectar el viernes a Tenerife y el sábado a la cumbre de La Palma", indica el investigador. 

Como las lluvias podrán depositarse en toda la isla, en La Palma se tomarán medidas adicionales debido al volcán. Desde el Comité Científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) se ha establecido que será el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) el encargado de evaluar durante los próximos días los riesgos asociados al desplazamiento de piroclastos y lahares. El grupo de investigación realizará modelizaciones con simulaciones del terreno para dirimir qué lugares pueden ser más peligrosos en La Palma debido a la acumulación de estos materiales, dado que, con la lluvia pueden adquirir peso y convertirse en un potencial peligro para la población y las infraestructuras.

Cuando la influencia de esta vaguada sea mínima en el Archipiélago - probablemente a partir de la tarde del sábado 27 - se instalará de nuevo el anticiclón, gracias a que soplará el régimen "habitual" de alisios. Esto significa que las nubes se instalarán en el norte de las Islas, dejando algunas precipitaciones débiles, mientras que brillará el sol en el resto de Canarias.

Compartir el artículo

stats