Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de San Sebastián preparan una nueva protesta contra el cambio de nombre

Los residentes, que ya salieron el jueves, seguirán sus movilizaciones hasta revertir la decisión

Detalle de la segunda movilización celebrada por los vecinos de la calle de San Sebastián el jueves. El Día

Los vecinos de la avenida San Sebastián que se oponen al cambio de nombre a su paso por el estadio Heliodoro Rodríguez López, que desde septiembre lleva la denominación CD Tenerife, lo tienen claro: no darán tregua a sus movilizaciones en la calle hasta lograr que el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y el equipo de gobierno local revierta el cambio de denominación de esta vía.

Diferentes residentes, tanto en esta avenida como en calles aledañas, reiteran su indignación porque el pasado jueves celebraron su segunda manifestación en la calle y desde la Corporación municipal no se han puesto en contacto para comentar su voluntad a cambiar el nombre de la calle.

«Que tengan claro que vamos a continuar con las protestas en la calle. El jueves se formó ya un atasco en el tráfico, porque la protesta se desarrolló en la avenida de San Sebastián en la zona más próxima a La Salle y se habilitó un carril descendente de tráfico que acabó por colapsarse», cuentan los participantes.

«El cambio de nombre de la avenida San Sebastián es un atentado contra el patrimonio, ya que esta vía tenía el nombre de San Sebastián desde hace más de trescientos años y nadie consultó a los vecinos», reiteran y recuerdan que no se cumplieron los trámites administrativos para llevarlo a cabo.

Desde la Corporación municipal se asegura que la propuesta del cambio de denominación comenzó como una iniciativa ciudadana que contó con todos los apoyos, tanto de entidades como de más de un centenar de vecinos. También se sometió a la aprobación inicial y definitiva del pleno de Santa Cruz en dos oportunidades y en los dos casos contó con el respaldo unánime. «Es muy difícil revertir el cambio de nombre», advierten las fuentes.

Compartir el artículo

stats