Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz se asoma al mar con la nueva Estación Marítima

La Autoridad Portuaria ha convertido la Estación Marítima en un espacio más atractivo y accesible, en el que se instalarán terrazas para el disfrute de vecinos y turistas

Santa Cruz ya puede presumir de nuevo Edificio Puerto-Ciudad. Las dos primeras fases del proyecto de reforma han finalizado tras una inversión de 2,3 millones. Delia Padrón

El Edificio Puerto-Ciudad de Santa Cruz de Tenerife, conocido como Estación Marítima, estrena nueva imagen, convirtiéndose en un espacio más atractivo, moderno y accesible, que incluye jardines, nuevos ascensores y una gran pasarela que conecta el nivel inferior del inmueble con el superior que da a la ciudad. Además, la cubierta acogerá quioscos-terrazas en los que Santa Cruz podrá asomarse al mar. 

Tras una inversión de 2,3 millones de euros y casi dos años de obras, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha logrado transformar aquel viejo inmueble, construido hace más de 25 años, así como su entorno, en un espacio adaptado a las necesidades y a los nuevos usos del Puerto chicharrero, que vienen de la mano de la entrada en funcionamiento de la nueva Terminal de Cruceros. El Edificio Puerto-Ciudad, conocido como Estación Marítima, se ha convertido en un lugar más amable, cómodo, moderno y apetecible tanto para los turistas como para los chicharreros.

El edificio que se asoma al mar

Así lo demuestran sus jardines; sus nuevos ascensores; la luminosidad de su fachada; la gran pasarela que une la parte inferior del inmueble con la superior que da a la ciudad; su remodelados baños; y la mejorada cubierta, la cual también se ha preparado para la instalación de quioscos-terrazas, creando una nueva zona de ocio y de esparcimiento con vistas al mar en la capital. En este sentido, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife informa de que ya se están tramitando las concesiones administrativas para que la oferta de restauración prevista para dicha zona se convierta en realidad en los próximos meses.

El edificio que se asoma al mar

En concreto, las actuaciones que ya han finalizado, en el marco del proyecto de reforma y remodelación del Edificio Puerto-Ciudad, corresponden a las fases I y II, que se han centrado en la reordenación del hall; en la cubierta del inmueble, a la que también se ha dotado de una impermeabilización «consistente» para resolver los problemas de humedad que sufría el edificio; en la mejora de la accesibilidad del mismo, y en su zona exterior. «La evolución de los usos por las demandas generadas en relación a los servicios que deben prestarse a los pasajeros de los cruceros, sector en franco crecimiento en los últimos años, ha empujado a una necesaria transformación del edificio, tras más de 25 años de vida desde la última transformación en Estación Marítima de Ferris y zona de oficinas portuarias», se señala desde la Autoridad Portuaria.

El edificio que se asoma al mar

Esta recuerda que fue en el año 2016 cuando se redactó un Plan Director de Actuaciones del Edificio Puerto-Ciudad y su entorno, en el que se proponía completar los servicios al pasajero, «adecuando los usos hacia una mayor presencia comercial, mejorando los baños, instalando nuevos ascensores de mayor capacidad y velocidad de comunicación entre el nivel del Puerto con el de la ciudad, instalando una pasarela peatonal, y favoreciendo la generación de espacios exteriores de descanso y de intercambio de sistemas de transporte». Los trabajos comenzaron en febrero de 2020 y las dos primeras fases del proyecto finalizaron la semana pasada.

El edificio que se asoma al mar

En concreto, la obra ha consistido en la rehabilitación y adecuación del Edificio Puerto-Ciudad para su adaptación a los nuevos usos, así como en la remodelación de la urbanización circundante al inmueble. En la zona de los vestíbulos se llevó a cabo la remodelación integral de los baños de la planta baja y de la primera, así como su ampliación y la integración de una cabina para personas con movilidad reducida en los aseos de la planta baja, uno por sexo. Asimismo, se sustituyó el falso techo en la primera planta por «paneles colgados que permiten dulcificar el espacio y aumentar la luminosidad del mismo».

Finalizan las dos primeras fases del proyecto, centradas en el hall, la cubierta y la zona exterior

En la zona de la plaza principal entre la Terminal de Cruceros y la Estación Marítima se ha llevado a cabo «una unificación en plataforma única de todo el espacio, adaptando la rasante de la plaza a la rasante de la terminal y del Edificio Puerto-Ciudad». La zona de urbanización se ha regenerado con un espacio de tránsito peatonal, dotándolo de áreas ajardinadas. Asimismo, se ha ejecutado una gran pasarela metálica, que conecta la parte baja del edifico con la ciudad de forma directa, «cumpliendo con las condiciones de accesibilidad del inmueble». Dicha rampa está compuesta de 18 tramos de montaje y seis pilares de apoyo, según se informa desde el Puerto.

La Autoridad Portuaria ha remodelado también la fachada del edificio, dotándolo de iluminación y de un aspecto mucho más moderno. El color elegido es el blanco. Asimismo, se han sustituido todas las viejas instalaciones y se ha preparado la zona para habilitar un espacio destinado a las guaguas y taxis que trasladen a los cruceristas.

Los trabajos para mejorar la parte comercial del inmueble arrancarán en enero de 2022

En cuanto a la cubierta, que une el edificio con la ciudad, «se ha potenciado el espacio central de la pasarela como una zona de movimiento y flujo de peatones, siguiendo la estética de pavimentación de hormigón pulido apomazado». «Los espacios perimetrales más estanciales pasan a ser de asfalto al estilo de los espacios públicos de la ciudad circundante», se indica desde la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Se ha cambiado también la barandilla de la cubierta para «crear una continuidad de materiales y estilos». En esta zona se han colocado jardineras con bancos para que turistas y vecinos puedan descansar y asomarse al mar. Asimismo, dicho espacio se ha preparado para la instalación de quioscos-terrazas, en los que también se podrán colocar sombrillas para proteger a los clientes del sol.

Siempre abierto pese a la obra

Desde el Puerto se quiere destacar que todas las actuaciones se han ejecutado, por parte de la empresa OHL, de manera conjunta, «manteniéndose el edificio siempre abierto para atender al tráfico de pasajeros de línea regular, pues dado el importante volumen de usuarios de la terminal, no resultaba asumible dejarlo inoperativo durante la obra».

El proyecto de reforma del Edificio Puerto-Ciudad incluye una tercera fase, que consistirá en la mejora del interior del inmueble, dotándolo de elementos arquitectónicos más modernos y de mayor luminosidad, con el fin de mejorar la zona comercial del mismo y hacerla más atractiva. Las obras comenzarán en enero y supondrán una inversión de 1,5 millones.

Compartir el artículo

stats