Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BARRIO A BARRIO | Anaga

Roque Negro espera desde hace décadas su centro ciudadano

Las instalaciones, prometidas en tres oportunidades y nunca ejecutadas, beneficiarían a colectivos de cinco caseríos del valle

La Degollada de las Hijas, a la entrada de Afur, en Anaga. María Pisaca

El grupo socialista elevará al pleno del próximo viernes una moción que retoma el viejo anhelo de los vecinos de Roque Negro, que reclaman y esperan hace décadas el centro ciudadano que les prometieron los equipos de gobierno en mandatos anteriores.

La propuesta es hacer realidad el equipamiento sobre un solar de 154 metros cuadrados, de titularidad municipal, que se localiza en la plaza del caserío, próximo a la iglesia, en el mismo sitio donde se ha anunciado en las tres oportunidades anteriores.

Roque Negro plantea el uso del local vecinal o centro ciudadano para los cinco caseríos de este valle: Afur, Taborno, Catalanes, Casas de la Cumbre y el propio Roque Negro, que es el punto de encuentro habitual de los vecinos de los diferentes núcleos cada vez que se plantea cualquier tipo de reunión o encuentro. «En vez de estar en la plaza, si llueve, es necesario tener un techo donde poder hacer esos encuentros», explica Rodrigo Díaz, que valora la necesidad de contar con un espacio adecuado para evitar que los vecinos se vayan aislando. «Siempre ha habido buena voluntad aunque nunca se haya materializado».

La construcción de este equipamiento está contemplada en el planeamiento, pero «siempre se ha quedado a las puertas», añade. En la primera década del siglo pasado se anunció la redacción de un proyecto, si bien no consta ningún decreto de inicio o encargo de la obra», como reconoció en el pasado el que fuera concejal de Urbanismo de Santa Cruz, Juan Ramón Lazcano, cuando aseguró que solo constaba un documento elaborado en AutoCAD que no se finalizó y que realizó un técnico justo antes de jubilarse. 

En ese primer intento se preveía un coste de la obra de 543.000 euros para una construcción de 154 metros cuadrados en una planta con cubierta a dos aguas. Tres años después de la propuesta de 2016, CC informó que estaba prevista la construcción de un centro sociocultural en Roque Negro, con un presupuesto de 339.231,95 euros y un plazo de ejecución de diez meses, y hasta se precisó en el pleno del 26 de abril de 2019 que se estaba ejecutado y pendiente de aprobación. Sin embargo, el ya dimitido Lazcano aseguró que no existía ningún tipo de expediente ni proyecto para ser aprobado en dicho caserío, aunque se comprometió a consignar 50.000 euros para empezar a tramitar el proyecto, en un nuevo anuncio que tuvo lugar en noviembre de 2019, y que nunca se hizo efectivo.

En un cuarto intento, el PSOE llevará al pleno el centro ciudadano de Roque Negro con el que sueñan los vecinos: de dos plantas, la primera con salón de actos y servicios o baños públicos, y en la segunda, con dos aulas que permita la celebración en simultáneo de talleres y cursos, y un office, siendo necesario que cuente con un ascensor y sea accesible, con una construcción integrada en el medio natural y rural del lugar.

José Iván Rodríguez, uno de los dirigentes vecinales referentes del lugar, explica que el nuevo equipamiento daría cobertura tanto a la asociación de mayores Quinteto de Anaga –que integra a residentes de los cinco caseríos del valle–, como a la asociación Nube Gris y el colectivo Rurales del Macizo. «Ojalá se pueda impartir desde una charla a un curso del paro, del Parque Rural de Anaga o de la Reserva de la Biosfera». Ambos residentes destacan la importancia de contar con un punto de encuentro para los residentes y visitantes en Roque Negro.

Compartir el artículo

stats