Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chamberí crea una plataforma vecinal en defensa de la salud en Costa Sur

El colectivo exige garantías para que se eliminen los malos olores y los mosquitos de la depuradora

7

Reunión con la nueva plataforma de vecinos de Chamberí sobre la depuradora Carsten W. Lauritsen

En el barrio Buenos Aires, a la entrada a la capital por la autopista del Sur, se localiza la depuradora y Balsas de Aguas de Tenerife, lo cual deja en entredicho la denominación del enclave porque precisamente los malos olores motivan la reciente constitución de la Plataforma por la Salud de los Vecinos de Chamberí que se acaba de constituir al amparo del nuevo reglamento de Participación Ciudadana, que establece que ya no es preciso tener la figura jurídica de una asociación para convertirse en un órgano interlocutor con el Ayuntamiento de Santa Cruz.

El pasado jueves volvía a la lucha vecinal un histórico dirigente de Chamberí, Juan Carlos Concepción, quien décadas atrás, con 23 años de edad, se convirtió en uno de los presidentes más jóvenes de España al frente de colectivos vecinales y que después de varios lustros peleando por los residentes de este núcleo que se localiza en el Distrito Ofra-Costa Sur se retiró para atender su salud.

Ahora regresa, al frente de la plataforma, y precisamente con el objetivo de pelear por la calidad de vida de los 700 vecinos del barrio de Chamberí, una lucha que también afectará, para bien, a los residentes de Buenos Aires, García Escámez y Somosierra, entre otros. Su objetivo, aprovechar los trabajos que se acometen en la ampliación de la depuradora de Santa Cruz de Tenerife para solventar una demanda histórica de los residentes en esta zona: malos olores y mosquitos.

Por este motivo emplaza al visitante en el polígono industrial Costa Sur para acercarlo hasta donde estuvo la fábrica Danone, en la actualidad la empresa Schereiber, que se localiza en la calle Juan Ravina, donde las palas han dejado su rastro en las obras de la colocación de tuberías hasta donde se ha habilitado, según explica Juan Carlos Concepción, el punto de enganche de la firma dedicada a productos lácteos a la nueva depuradora. El dirigente de la plataforma vecinal se muestra confiado que esto suponga erradicar los malos olores que en el pasado existían cerca de la estación que tenía la antigua empresa.

Desde la calle Juan Ravina Méndez, a San Juan de la Cruz, esta última por debajo de la autopista del Sur, en el acceso a la capital. Como si de un ring de boxeo se tratara, Juan Carlos Concepción se coloca en el centro de la vía y señala, en dirección al sur, a la izquierda, la depuradora, a la derecha, Balsas de Aguas de Tenerife, que dependen del Cabildo Insular y donde sitúa el origen de otra de las grandes molestias vecinales: los mosquitos tigres.

A sabiendas de que los trabajos de la depuradora comenzaron en el primer trimestre del pasado año, la Plataforma por la Salud de los Vecinos de Chamberí solicitará de inmediato una reunión con el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y con el presidente del Cabildo, Pedro Martín, para trasladarse su preocupación. «No podemos seguir viviendo en estas condiciones», añade el dirigente.

«Sabemos que la obra de ampliación de la depuradora de Santa Cruz están ejecutadas con fondos europeos y con la participación del Gobierno del Estado. Han dicho incluso que la van a ampliar y que dar cobertura a otros municipios, como el caso de La Laguna y El Rosario, pero no sabemos si el agua después de tratada se va a almacenar en Balsas de Aguas de Tenerife o sobre la marcha se va a destinar para el riego en la zona Sur y en Santa Cruz de Tenerife».

«En cualquier caso, lo que no queremos es que el incremento de actividad que se ha anunciado suponga un empeoramiento de la calidad de vida; es más, exigimos que se erradiquen los malos olores porque cada vez que cambia el viento es imposible vivir en esta zona», explica Juan Carlos Concepción. Sobre los mosquitos, en un recorrido por el exterior de las balsas explica que, en el pasado, «los interlocutores del Cabildo nos explicaron que si se aplican los tratamientos correspondiente se controlan, pero lo cierto es que es insufrible. Imagínate, entre el viento cuanto trae el mal olor y los mosquitos tenemos que estar con las ventanas cerrados en casas, súmale a eso que estemos en verano... Es que no es forma de vida», reitera el presidente vecinal, que defiende la aplicación de las medidas de protección del medio ambiente «para todos», y pone de ejemplo la adaptación ejemplar desarrollada, en su opinión, por la empresa JTI. Una nueva asamblea, en la calle, permitirá conocer los avances de la negociación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil.

Compartir el artículo

stats