Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Junio y Humboldt (o viceversa)

La Asociación Cultural Humboldt de Canarias (ACH) recuerda durante el ciclo anual con diversas iniciativas, la presencia del polifacético científico y explorador prusiano entre los días 17 al 25 de junio de 1799 en nuestro territorio. Un legado del que quedan muchos motivos para aproximarnos a su conocimiento, partiendo de un ser que soñaba desde pequeño con explorar el mundo más allá de su realidad natal, realizando una amplia y exquisita formación en el contexto del siglo XVIII, empapándose de los aires derivados de la Revolución Francesa y viajando para materializar con el conocimiento que solamente ofrece la experiencia, aquello de lo que hasta entonces había leído o recibido como lecciones de sus profesores. Cuando llega a Canarias es muy joven. Con apenas 29 años posee unas ansias imparables de ver, conocer y, ante todo, cumplir con el sueño de ascender al Teide. La salida desde el puerto de La Coruña el 5 de junio estaría marcada por numerosas vicisitudes hasta pisar al fin territorio canario el 17 de junio. Ese hecho se llegaría a producir concretamente en la isla de La Graciosa. Humboldt escribe y describe la situación previa, durante y posterior a ello, dejando testimonio de su deseo de cumplir con su aspiración como antesala al periplo que iniciaría posteriormente durante años en tierras americanas. Llega a Tenerife el 19 de junio. Deja atrás el muelle capitalino y recorre el espacio entre tal lugar y el norte de la isla para llegar hasta el Valle de La Orotava. Tendrá tiempo de visitar el Jardín de Aclimatación y preparar todo lo necesario para el ascenso al Teide con el fin de realizar numerosos estudios y análisis. Su mirada va más allá de todo ello y establece también comentarios sobre la situación social y económica del momento en el contexto de La Orotava. Disfruta como invitado de una fiesta en Sitio Litre. Desde allí va a escuchar durante la noche de San Juan los cantos de cabreros que, rememorando tiempos ancestrales, bajaban desde la cumbre en la oscuridad iluminados con fogatas. En una carta escrita a Wilhelm von Humboldt (su hermano) narra que dejaba nuestro territorio en lágrimas, afirmando, además, su deseo de vivir en este territorio. Sobre esos años iniciales y posteriores tendremos oportunidad de conocer numerosos detalles el viernes 24 de junio, a las 19:00, en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (Puerto de la Cruz). Será en una conferencia ofrecida por el secretario de la ACH, Hans Kamella, con diversas anécdotas y vivencias inspiradas en la biografía de Humboldt, realizando Hans una traducción del alemán al español con una selección de textos de notable interés. Referencias para conocer, de forma más cercana, a un ser de universal que estuvo entre nosotros 223 años atrás. Tras esa actividad, el sábado 25 de junio, a las 12:00, tendrá lugar el tradicional encuentro en el Jardín Histórico y de Orquídeas de Sitio Litre. Un bello rincón portuense ligado a la historia de Canarias, propiedad de John Lucas, en el que autoridades políticas, personalidades del mundo de la cultura y admiradores humboldtianos, realizarán una ofrenda floral ante el busto que allí se ubica. Se sucederán palabras, comentarios y reflexiones para cerrar una jornada llena de sabor y esencia humboldtiana. Y es que, sin lugar a dudas, Canarias en junio es un mes de Humboldt (o viceversa).

Compartir el artículo

stats