Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el recorte

Por buen camino

El vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, dijo que nos estamos preocupando por nada y que Canarias está exenta de la aplicación de ese nuevo impuesto al combustible de aviones o barcos, al amparo de lo contemplado en el artículo 5 de la directiva 2008/118 de la Unión Europea. Ayer, el presidente del Gobierno se felicitó porque el Parlamento Europeo aprobó la exención de los derechos de emisión de carbono —o sea, el impuesto— para el tráfico marítimo de las islas. ¿Cuál de los dos tiene razón, el que se preocupa o el que despreocupa? Probablemente Torres. Las medidas del Objetivo 55 son una apisonadora que va a pasar por encima de directivas y políticas anteriores. Y conseguir que las Regiones Ultraperiféricas, como Canarias, queden fuera de la aplicación de este nuevo “impuesto verde” es fundamental para la supervivencia de nuestro turismo y para no sufrir más encarecimiento en los productos que importamos de fuera de las islas, que ya están en la estratosfera con el aumento de los costos del transporte. Queda pendiente que lo apruebe la Comisión y el Consejo de la UE, pero el apoyo de los parlamentarios europeos es una excelente noticia.

Compartir el artículo

stats