Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alemania, Canarias y Hans Kamella

De trato cortés, con una sonrisa siempre en su semblante y un espíritu de superación y trabajo constante, el amigo Hans Kamella, de origen alemán pero residente en Canarias desde hace más de seis décadas, es un ser polifacético. Conversar con él es siempre una delicia y una oportunidad ideal para aproximarnos ante diferentes momentos de su existencia vital.

En diferentes ocasiones y, desde hace varios años, he tenido la oportunidad de conocer impresiones que me trasladan a su niñez, en el transcurso de los complejos años cuarenta en Alemania tras la II Guerra Mundial, hasta otros momentos de su vida. Hans, durante su infancia y posterior adolescencia, vivió de cerca las consecuencias del fatídico conflicto mundial. Años marcados por un altísimo paro y una mala situación social y económica general. Sobre ese contexto, no puede olvidar la gran labor de sus progenitores por hacer de él un ser que pudiera sobreponerse a todo ello. Poco a poco, con grandes dosis de constancia y esfuerzo logra adquirir una base sólida en su formación que le ha marcado para el resto de su vida. En Tenerife, concretamente en el municipio del Puerto de la Cruz, llega a inaugurar un supermercado que se convierte en todo un punto de referencia. Incontables testimonios y recuerdos atesora sobre ese espacio, atendiendo siempre con compromiso y rigor a locales y turistas (junto a su idioma materno, también habla español, inglés y francés).

Son muchos los que asocian la figura de Hans al Teide. Y ello es totalmente adecuado porque ama la naturaleza y todo lo que ello implica. Ha desarrollado numerosos ascensos durante años al Parque Nacional, con grupos a los que ha servido como guía. Su presencia también ha llegado a otros rincones de la geografía de nuestro archipiélago. El conocimiento que demuestra del territorio y la amenidad en las explicaciones son rasgos que definen su personalidad y forma de ser. Es un libro abierto para conocer senderos y caminos de nuestra tierra.

En compañía de Marjatta (su esposa) e Isto (su hijo), junto a otros amigos, ha recorrido diversos países, guardando especialmente con cariño experiencias con el matrimonio villero formado por Antonio y Lala y el hijo de ambos, Eduardo. Los viajes le han permitido conocer otras realidades y culturas, formando todo ello parte de ese bagaje que atesora.

Tiene como cita obligada en el calendario, desde hace más de cuatro décadas, acudir hasta La Orotava para participar en la confección de las Alfombras del Corpus Christi, junto a Antonio Pérez Bethencourt, Antonio Martín y familia.

Pero ahí no queda todo. Mantiene una labor constante con la Asociación Cultural Humboldt de Canarias (ACH) desde su posición como secretario. No duda en colaborar y participar siempre en la materialización de todos aquellos actos que sirvan para seguir honrado a su ilustre y admirado paisano: Alexander von Humboldt. Una conexión e interés que se produce, tal vez, porque Hans, al igual que Humboldt, es un ser con múltiples inquietudes y espíritu de compromiso y trabajo. Para la ACH siempre realiza fotos, asiste y participa en los actos, prepara las actas, se encarga de traducciones y materializa contactos con Alemania; en fin, un ser que es capaz de exprimir las horas del día para cumplir con las múltiples ocupaciones que le apasionan y por las que demuestra un compromiso leal. Una muestra de ello lo obtendríamos especialmente durante el verano de 2019. Trabajó incansablemente junto a quien suscribe estas líneas y el vicepresidente de la ACH, Isidoro Sánchez García, por lograr materializar la puesta en funcionamiento de nuestra anhelada sede que, desde el 13 de septiembre de 2019 y gracias también a la atención y amabilidad de la familia Schönfeldt, se ubica en esa joya arquitectónica e histórica orotavense que es la Casa Lercaro. A todo ello podemos añadir que el 23 de junio de este año será el responsable de impartir una conferencia en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, con anécdotas y otros detalles curiosos y de interés respecto a Humboldt en diferentes momentos de su vida.

Gracias infinitas, Hans, por la disposición que siempre muestras para todo. Te apreciamos y admiramos por todo lo que tu labor y persona significa.

Compartir el artículo

stats