Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Risto acierta con Huerta, patina con Tita Thyssen

Máximo Huerta.

Sostiene Máximo Huerta en 'Viajando con Chester' (Cuatro) que su rapidísimo cese o dimisión como ministro de Cultura y Deporte –duró apenas siete días en el cargo, del 7 al 14 de junio de 2018– se debió "a una estrategia preparada por los hombres del presidente Sánchez" para dar sensación de limpieza y transparencia.

Y añadió: "Lo mismo que hizo Macron lo hicieron conmigo". No concretó a qué cese ordenado por Macron se refería. El presidente de Francia hizo dimitir a varios aquel año, desde su guardaespaldas personal y hombre de confianza Alexandre Benalla, hasta los ministros de Transición Ecológica y de Interior, Hulot Collomb respectivamente. En cualquier caso Huerta se siente usado por el ‘sanchismo’, víctima de un cese-exprés programado.

Es muy humano este sentimiento, pero como argumento es discutible. Su brevísima estancia en el ministerio no benefició a quien le había nombrado. Tras la fulgurante dimisión, la oposición, y muchos analistas, consideraron que el nombramiento se había hecho con falta de criterio, con precipitación y atolondramiento, debido a la prisa por formar Gobierno enseguida. En lo que tiene razón Huerta, toda la razón, es en quejarse por haber sido presentado a la opinión pública como un defraudador, cuando lo que tuvo con Hacienda fue una multa, antigua, fruto de un discutible cambio de criterio de tributación del entonces ministro Montoro, y que Huerta ya pagó en su día, como muchos otros profesionales televisivos que también se vieron afectados por lo mismo. Quizá Huerta no daba el perfil para ministro, no lo discuto, pero señalarle como defraudador es una vileza ruin. O sea que las preguntas de Risto Mejide en su ‘Chester’, sobre este asunto, han sido oportunas.

No puedo decir lo mismo sobre la postura de Risto en su entrevista anterior, a la baronesa Thyssen. Se ha quejado Risto con gran sonoridad esta tarde en ‘Todo es mentira’ de que su propia cadena le haya suprimido una pregunta que le hizo sobre quién es el padre de sus hijas mellizas, concebidas por gestación subrogada en 2006. Buscaba esta pregunta excitar el morbo de que pudiera ser Borja, el hijo de la baronesa, con lo cual sería, a la vez, padre y hermano de las mellizas. Además de que las niñas son todavía menores de edad, aquí no cabe el cotilleo. Es un tema estrictamente de familia.

Compartir el artículo

stats