La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y, los más previsores -y los que cuentan con vacaciones en este periodo- ya tienen sus viajes más que planeados. Sin embargo, salir fuera de Tenerife en este periodo es probable que sea bastante caro, por lo que son muchos los que optan por refugiarse en la Isla y conocer los lugares más hermosos que no se suelen visitar cada día. Para quienes quieren pasar sus vacaciones sin coger un avión, les presentamos seis de los pueblos más bonitos de Tenerife para realizar una escapada en Semana Santa.

Hay tanto lugares de costa, como de montaña, ciudades que se enmarcan en las catalogadas como Patrimonio de la Humanidad, y otras que cuentan con vistas a un Parque Nacional.

Lo realmente importante es que todas forman parte de la idiosincrasia de la Isla y destacan por su belleza natural o arquitectónica.

Garachico

Panorámica de Garachico desde los Acantilados de La Culata. María Pisaca

En el norte de Tenerife encontramos uno de los pueblos más bonitos de la Isla: Garachico. Un pequeño enclave costero del que podrás disfrutar esta Semana Santa. Se trata de una de las poblaciones más antiguas del Archipiélago, al ser fundada a finales del siglo XV y, además, cuenta con otra gran seña de identidad que sorprende a los visitantes. ¿Quieres saber cuál? El puerto de Garachico fue el más importante de la Isla entre los siglos XVII y XVIII, pero fue destruido en 1706 por una erupción volcánica.

A pesar de ello, el municipio se recuperó y hoy en día muestra uno de los enclaves costeros más bellos de la Isla. Podrás disfrutar de la rica gastronomía de la zona y, además, darte un baño en sus piscinas naturales.

Masca

Masca. E. D.

El caserío de Masca es uno de esos puntos de la Isla que todo turista quiere incluir en sus viajes, pero que, quienes vivimos aquí no lo disfrutamos tanto como se merece. Se trata de un enclave singular de la naturaleza, que suele catalogarse como el 'Machu Picchu español', por lo que no es de extrañar que cuenta con una extraordinaria belleza.

Hacer un pateo por el barranco de Masca es una de esas experiencias que hay que hacer, al menos, una vez en la vida, y la Semana Santa es el momento perfecto para ello.

Puerto de la Cruz

Litoral del municipio de Puerto de la Cruz. @ALICIA_ARMAS

Puerto de la Cruz es uno de los municipios más turísticos de Tenerife, pero eso no implica que no cuente con grandes atractivos o que no se pueda pasear con tranquilidad por la multitud. Al contrario, esta zona, a pesar del gran número de turistas que acoge, también cuenta con un aura de tranquilidad y relax que no aportan, normalmente, las zonas turísticas.

Puedes pasear por la costa, degustar comida típica, ir de compras... pero, además, en Puerto de la Cruz se localizan algunos de los más importantes atractivos turísticos de la Isla: Loro Parque y el Lago Martiánez.

Vilafor

Vilaflor. E. D.

Y de la playa nos trasladamos a uno de los pueblos más altos de España: Vilaflor. Esta zona montañosa de Tenerife, como es normal, cuenta con un gran valor paisajístico. Sin duda, si buscas un lugar tranquilo para esta Semana Santa, encontrarás tu remanso de paz en esta localidad rodeada de naturaleza.

Además, es un lugar perfecto para disfrutar del senderismo y adentrarte en esos terrenos que no sueles visitar el resto del año.

La Laguna

Probablemente, el más conocido de todos a nivel internacional es La Laguna, y de hecho, cuenta con el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Y, si vives en la zona metropolitana, también es probable que lo visites a menudo. Sin embargo, no es lo mismo ir a La Laguna a trabajar o a comer en algunos de sus locales, que hacerlo por el simple placer de disfrutar de su belleza arquitectónica y conocer un poco mejor su historia.

Además, en Semana Santa, la ciudad tiene un aire especial, ya que es uno de los principales puntos de la Isla para ver procesiones y otros actos religiosos de la Semana Santa. Por lo que si te interesa también este aspecto, no dudes en visitarla.

La Orotava

Volvemos al norte de la Isla, y lo hacemos para llegar hasta La Orotava, un lugar con uno de los cascos históricos más impresionantes. De hecho, cuenta con el título de Conjunto Histórico Artístico. Sus calles están salpicadas de edificios de gran interés patrimonial y además podrás deleitarte con las casas tradicionales y sus balcones típicos, esos que ya son muy difíciles de encontrar en otros espacios.

Y si algo tiene de especial La Orotava, y seguro que te sorprende, son sus magníficas vistas a un verde valle coronado por el Teide.

Como puedes ver, sin salir de la Isla cuentas con múltiples opciones para disfrutar de una Semana Santa diferente recorriendo los lugares más bonitos de Tenerife.