Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Oliver Stone: "A los Estados Unidos les da igual Ucrania, lo que quieren es controlar la guerra"

El director visita el BCN Film Fest para presentar 'JFK: Caso revisado', donde vuelve a indagar en el asesinato de Kennedy. Polemista por naturaleza, sigue demostrando su pasión por la política internacional.

Oliver Stone, fotografiado este lunes en Barcelona. Jordi Cotrina

Oliver Stone ha presentado este lunes en el marco del BCN Film Fest su última película, 'JFK: Caso revisado', un documental que actualiza e indaga en algunos de los aspectos propuestos en 'JFK: Caso abierto', la película que realizó en 1991 sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. Representante del ala izquierda del cine estadounidense, y polemista por naturaleza, Stone ha revisado en su obra muchos aspectos de la política norteamericana y de la geopolítica internacional: desde su trilogía sobre la guerra de Vietnam hasta los documentales en torno a Fidel Castro, Hugo Chávez y Vladimir Putin, pasando por dramatizaciones presidenciales como ‘Nixon’ y ‘W.’ y la serie documental ‘La historia no contada de los Estados Unidos’.

En ‘JFK: Caso revisado’, cuyo estreno en sala estás previsto para el 20 de mayo, Stone habla de los entresijos de la comisión Warren, el papel de la CIA, la supresión de pruebas, las relaciones de John Kennedy con otros gobiernos Lee Harvey Oswald y otros temas que siguen en revisión. La polémica suscitada por ‘JFK: Caso abierto’ obligó a que los archivos sobre el magnicidio de Dallas fueran desclasificados. Pero como dice un personaje en este documental, todavía tenemos que llegar al fondo del asunto, así que Stone tiene material para más películas.

¿Qué se sigue pensando hoy sobre el asesinato de John Kennedy?

Hay gente que piensa que como no sabemos lo que pasó realmente, eso ya demuestra que no hubo una conspiración. Pero hay tantas pruebas, tantas cosas que se han demostrado que son erróneas en el caso, que resulta imposible negar la realidad. Hay pistas por todas partes, en las balas, en Lee Harvey Oswald, en lo que hizo la CIA, en la historia de Jack Ruby y sus conexiones con el FBI, en la evidencia de que hubo otro asesino, en la posibilidad de atentar contra Castro para cambiar el régimen cubano, la industria armamentística. Hay muchísimas cosas relacionadas con el asesinato, pero nada de todo esto fue investigado.

¿Por qué molestaba tanto Kennedy hasta el punto de organizar su asesinato?

En cualquier lugar del mundo, mires donde mires, ha habido la intervención americana, en Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Brasil, Vietnam. Es muy importante lo que hizo Kennedy. La Pax americana. Quería cortar la cadena de intervenciones y crímenes, cambiar la política exterior y la imagen imperialista que se tenía de los Estados Unidos, estableció muy buenas relaciones con gobernantes de África, Oriente Medio, Indonesia.

"Kennedy es inolvidable. Tenía un toque popular, como el presidente Roosevelt"

decoration

¿Piensa usted que los estadounidenses pueden acabar olvidándole?

No, en absoluto. La prueba está en los memoriales, aeropuertos, todas las cosas que le recuerdan permanentemente. John Kennedy tenía algo particular, además de unas sólidas raíces democráticas. Tenía un toque popular, como el presidente Roosevelt.

Usted ha estado implicado en dos documentales sobre la crisis en Ucrania, ‘Ukraine on fire’ y ‘Revealing Ukraine’.

Si, fui uno de los productores. Los dirigió muy bien Igor Lopatonok. Dimos voz a mucha gente, también a la etnia rusa que vive en Ucrania, que en cierto modo ha sido discriminada. Ucrania ha tenido distintos gobiernos electos, pero eso no quiere decir que no haya corrupción. En Ucrania se masacró a judíos y gitanos. En el actual conflicto, los intereses vuelven a ser económicos y armamentísticos. A los Estados Unidos les da igual Ucrania, lo que quieren es controlar la guerra, controlar las armas, es su pugna con Rusia.

Y en 2017 realizó una miniserie con las entrevistas que había mantenido con Vladimir Putin, en la que se le ve como un personaje amable, tranquilo.

Es que es así. Habla muy bajito, hace pausas, piensa las respuestas, un hombre muy tranquilo. Era de clase baja, su hermano murió en la guerra. Es un hijo de Rusia, no un agente de la KGB. Lo fue, pero era solo una manera de ganar dinero. Se habla de crímenes de guerra, pero no olvidemos lo que ha hecho Estados Unidos en Siria, de qué manera se creó la imagen de Saddam Hussein como un monstruo. Todo es propaganda, lavados de cerebro.

¿Cómo ha sido recibida ‘JFK: Caso revisado’ en su país?

Oficialmente, no ha sido bienvenida. Extraoficialmente, sí.

¿La política es lo que más le interesa?

Yo hago películas, y la política es un buen drama. Vietnam, Wall Street, el asesinato de Kennedy, son todos temas complejos y dramáticos.

Compartir el artículo

stats