Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La reforma de la malversación reduciría penas en los casos Gürtel, Blasco o Emarsa

Los juristas advierten que limitar el delito al lucro personal abriría la puerta a la impunidad y supondría un retroceso en la lucha contra la corrupción | Los políticos que no se enriquecieron, según sentencia, podrían reducir la cárcel o inhabilitación

Alfonso Rus, Ricardo Costa, Enrique Crespo y Rafael Blasco, condenados o a la espera de juicio en un acto del PP de 2003. Alberto Sáiz

La posible reforma del delito de malversación para distinguir entre el lucro personal del que no lo es, que sugieren partidos como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y un sector de Podemos, unido al de la reforma del delito de sedición podría beneficiar, de carambola, a condenados en delitos de corrupción o pendientes de enjuiciamiento, según las fuentes consultadas por Levante-EMV, del grupo Prensa Ibérica. Afectaría incluso a condenados con sentencia firma y ratificada por el Tribunal Supremo, como sucede en varias piezas del caso Gürtel, del caso Blasco por el desvío de las ayudas a la Cooperación o del caso Emarsa, por citar tres de los casos más sonados enjuiciados en los últimos años.

Los beneficios de una posible reforma exprés del Código Penal, que ayer el Gobierno enfrió a través de la portavoz del Gobierno central, podría incluso beneficiar a personas sentenciadas que hayan cumplido su condena.

Un ejemplo claro sería el del siete veces conseller, Rafael Blasco, condenado por los delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental por el desvío de las ayudas a la cooperación. Como contó Levante-EMV, el Supremo le eximió de haberse beneficiado directamente de las irregularidades en la concesión de las ayudas a la Cooperación en Nicaragua.

"Se ha dispuesto de fondos destinados a subvenciones para fines sociales, en inversiones estrictamente privadas. Y eso se ha hecho con la concurrencia protagonista del recurrente [en referencia a Blasco] que es quien adjudicó los fondos, aunque no lo hiciese en beneficio propio sino de otros", señaló la sentencia del Supremo. Aunque el fallo del Alto Tribunal advertía entonces que "es malversación tanto la sustracción como consentir que otro sustraiga".

Blasco cumplió tres años y siete meses de cárcel de una condena de seis años y seis meses que le impuso el Supremo. Desde entonces disfruta del tercer grado ,a la espera de que el Supremo decida el recurso a la sentencia por el desvío de las ayudas al Hospital de Haití. Una hipotética reforma del delito malversación podría rebajarle la condena de veinte años de inhabilitación que se le impuso en junio de 2015. Y allanarle una posible vuelta a la política.

Acreditar el incremento patrimonial irregular

Mayores beneficios obtendrían condenados que aún siguen en prisión como los miembros de la trama Gürtel (Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez...) que ahora colaboran con la justicia para reducir la retahíla de condenas en todas las piezas de esta causa que estalló en 2009. O los funcionarios de la Conselleria de Turismo condenados por beneficiar a Orange Market en las adjudicaciones. También en el caso Emarsa, donde condenados como Enrique Crespo o Juan José Morenilla siempre han alegado que no se acreditó contra ellos un incremento patrimonial irregular. En cualquier caso los posibles beneficios deberían revisarse caso a caso.

Las fuentes jurídicas consultadas por Levante-EMV consideran un retroceso si se limitara la malversación al lucro personal. "El Supremo ya lo advierte, si se ha de probar el destino sería un delito de difícil apreciación". Actualmente "no es necesario que exista un enriquecimiento de las personas. Se trata de favorecer la sustracción o dar la posibilidad a otro para que sustraiga. Eso es la esencia del tipo en el delito de malversación". El magistrado Joaquim Bosch también advierte que "si la malversación se despenaliza en determinados supuestos, habrá más impunidad en conductas muy dañinas para la sociedad". Y aunque considera que "puede ser positivo reflexionar sobre la reforma del delito de malversación, para delimitar más sus contornos, favorecer la seguridad jurídica y limitar las interpretaciones extensivas. Pero sería un serio retroceso en la lucha contra las prácticas corruptas que la malversación solo concurriese cuando hay enriquecimiento personal"

Causas que quedan por juzgar o pendientes de dictar sentencia

La primera pieza del caso Taula en juzgarse y pendiente de dictar sentencia (desde el 10 de junio, acusa al yonqui del dinero, Marcos Benavent, de presunta malversación por amañar concursos con la empresa Thematica Events, que da nombre a la pieza. Si no se demostrara el lucro en beneficio propio y la reforma de la malversación se llevara a cabo, Benavent sería un directo beneficiario de este cambio legal. En la misma situación estarían políticos pendientes de juicio como Alfonso Rus, Eduardo Zaplana o Serafín Castellano, acusados de malversación. 

Compartir el artículo

stats