"Estamos trabajando ya en ello". El mensaje en privado del Gobierno resulta inequívoco. La Moncloa todavía espera que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, rectifique y aplique medidas más duras para frenar la extensión del virus en la comunidad, pero ya se prepara para "tomar el control" frente a la pandemia en la autonomía. De momento, el Ejecutivo quiere dejar pasar unos días, ver la evolución de los datos e intentar evitar un choque frontal entre ambas administraciones, pero no piensa dar mucho más margen a la dirigente del PP.