Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lava del volcán 'da a luz' a 14 nuevas playas en La Palma

Las nuevas calas de los deltas lávicos son, por el momento, inaccesibles, peligrosas e incómodas al estar formado por rocas irregulares y afiladas.

Una de las 14 playas que se han formado en el delta lávico de La Palma. El Día

La lava del volcán de La Palma ha dado a luz a 14 playas nuevas en un lugar de la isla que hasta hace cinco meses estaba formado por una serie de grandes acantilados. Los ríos de lava que se precipitaron al mar hasta en dos ocasiones formaron dos grandes deltas lávicos - que acabaron uniéndose- y que, tres meses después de la erupción, han creado nuevos espacios naturales, cuya investigación es clave para arrojar luz sobre el origen de estos nuevos parajes.

Aunque estos remansos de rocas volcánicas bañadas por las olas del mar se puedan asemejar a las playas de arena negra tan comunes de las Islas, en la práctica difieren mucho de estas. Las 14 playas creadas a raíz de la erupción son peligrosas, inaccesibles e incómodas. "Son playas formadas por cantos irregulares y angulosos que el mar aún no ha tenido tiempo de redondear", explica Ignacio Alonso, investigador del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). De hecho, este grueso material no solo puede causar molestias y heridas al caminar sobre él sino que, al encontrarse tan poco asentado, se hunde fácilmente al pisarlo.

Tanto él como su compañera oceanógrafa María José Sánchez, también adscrita al IOCAG, acudieron el pasado fin de semana a La Palma para realizar varias tareas de investigación en los alrededores de la fajana. Los científicos se centraron en tres labores durante los días de campaña: hacer una radiografía del fondo marino costero para evaluar cómo el volcán lo ha transformado, tomar muestras de los sedimentos que se han depositado hasta los 100 metros de profundidad y realizar un estudio detallado de las playas que se han generado en el delta lávico.

Los investigadores de la ULPGC son los primeros en realizar una batimetría de la nueva costa

decoration

"Se han formado cuatro playas en el delta norte (el último en formarse) y otras 10 en el delta sur", explica Alonso, que advierte que no es nada fácil adentrarse en ellas. De hecho, por el momento, el único acceso posible a estas pequeñas calas se encuentra en el mar. Para poder escrutar las nuevas zonas que se han formado en el litoral de la isla el equipo de investigación utilizó la embarcación que la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) mantiene en las intermediaciones para trabajar en el delta lávico. Pero incluso en barco, los científicos admiten , que "se nos hizo difícil incluso volver a subir al barco tras desembarcar". Por esta razón, Alonso ha hecho un llamamiento a la población para que evite acudir a dichos lugares, pese a la fascinación que pueda suscitar. "Son muy peligrosas y nada agradables para su uso", afirma.

Las playas creadas en la fajana están formadas por cantos irregulares y angulosos. El Día

"Es una zona de gran interés científico porque hace cinco meses no existían", recalca el investigador, que recuerda que el delta lávico es terreno nuevo que el volcán ha ganado al mar. Estas playas de rocas negras se han formado como consecuencia de la acumulación de sedimentos entre los pequeños brazos del delta lávico. Sin embargo, hoy por hoy, se desconoce el origen de estos escarpados materiales que las conforman. "Al no estar redondeado por el mar lo más probable es que sea material de la colada que se ha ido fragmentando", remarca Alonso, quien, sin embargo insiste en que se debe seguir estudiando. "Esta investigación nos dará respuestas sobre de dónde provienen los sedimentos que forman este tipo de playas", resalta el oceanógrafo.

El delta lávico que más playas ha formado es el primero que conquistó el mar

decoration

Los investigadores de la ULPGC también han sido los primeros en realizar una batimetría de la nueva costa formada en Tazacorte. Es la fotografía del fondo marino más cercana a la costa que se ha realizado hasta el momento. Aunque aún no se ha procesado la imagen resultante, los científicos auguran que el estudio tendrá gran importancia. "Si la podemos comparar con la batimetría previa - realizada por el IEO cuando la lava aún no había llegado al mar -, podemos saber cómo ha cambiado el subsuelo marino", insiste.

La búsqueda de sedimentos marinos profundos, por su parte, servirá para conocer las características del tipo de sustrato que reina en el oeste de La Palma y si el volcán ha tenido alguna influencia en él. "Hemos recogido muestras desde la desembocadura del Barranco de las Angustias hasta Puerto Naos", relata el investigador. Una vez las muestras lleguen al laboratorio en Gran Canaria podrán dirimir si la lluvia de ceniza volcánica llegó a afectar a las aguas más profundas de la costa palmera.

Compartir el artículo

stats