Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

La lava de los volcanes de La Palma retratada por los dos Santos

El prestigioso fotógrafo Saúl Santos retrata el nuevo volcán de Cumbre Vieja medio siglo después de que su padre, Juan José, firmara las fotografías del Teneguía que dieron la vuelta al mundo

Imagen del volcán de Cumbre Vieja captada por el fotógrafo Saúl Santos Díaz a principios de este mes | | SAÚL SANTOS

El 15 de septiembre de 1979 llegaba al mundo por Fuencaliente Saúl Santos Díaz, un palmero que desde que pudo asimilar de niño la belleza de su isla natal quedó embelesado por la naturaleza. A otro nivel, al punto de dedicar su vida a ello.

Tras finalizar la educación primaria se matricula en un grado superior de Fotografía, que complementa luego con un máster de Diseño Gráfico, al que se añadiría formación de Teoría del Color además de otros másters de la especialidad en Madrid. Sus estudios los combina con sus primeras publicaciones tanto en el archipiélago, como es el caso del periódico EL DÍA, como en otros medios de la península, hasta que en 2007 se marcha vivir a Argentina, momento en el que decide centrarse en el periodismo de viaje y turismo.

Transmitir al ojo del espectador aquella mirada de cuando era niño en Fuencaliente se convirtió en el principal objetivo de un Santos que rápidamente queda prendado de los espectaculares paisajes patagónicos, de tal forma que apenas un año después publica su primer reportaje en la revista de viajes de National Geographic. Fue solo el arrancar.

A lo largo de su carrera profesional ha firmado tres portadas de la citada publicación, entre ellas la del pasado marzo con la que llevó a La Palma a millones de lectores de todo el mundo con una magnifica imagen de la cascada de Los Tilos de San Andrés.

Santos, hasta antes de la pandemia, emprendía entre tres y cinco viajes anuales con una duración de hasta tres meses por partida en los que ha recorrido América, Asia y Europa, y el elenco de cabeceras en las que exhibe su trabajo es inabarcable, e imposible de superar en su categoría en países como Estados Unidos, República Checa, Uruguay, Chile, Argentina, Australia e India, entre otros muchos, a lo que se añade el contenido de una decena de libros, lo que le ha granjeado en su conjunto una colección de premios proporcional al volumen y calidad de su mirada.

Pero no es el único Santos de su saga en el virtuosismo. Saúl es hijo de Juan José Santos, que en vísperas del Teneguía y a remolque del incipiente turismo que llevaba a la isla, se planteó emprender un negocio de postales. Cuando estalló su cráter le enviaron una cámara de medio formato y unos papeles con las instrucciones. Su trabajo dio la vuelta al mundo.

Saúl afirma que para él es un «enorme orgullo seguir los pasos de mi padre» y dejar para la historia el documento de una catástrofe que ofrece un «espectáculo fascinante desde el punto de vista de un fotógrafo amante de la naturaleza, pero que me produce un choque de emociones muy fuerte como palmero por el enorme dolor que está causando».

Imagen del volcán de Cumbre Vieja captada por el fotógrafo Saúl Santos Díaz a principios de este mes | | SAÚL SANTOS Juanjo Jiménez

La imagen tomada por Saúl que acompaña a este texto inmortaliza un cono del volcán de La Palma que apenas duró dos días, captada a principios de este mes y es fruto de reiterados intentos, «para interpretar sus distintas texturas y para de alguna manera expresar con ellas que los acontecimientos negativos de hoy repercutan en el futuro con toda su bondad».

Compartir el artículo

stats