Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Erupción en La Palma | Investigación para la recuperación

Ciencia para diversificar la economía de La Palma devastada por el volcán

Morant muestra su apoyo a que la isla acoja la sede de organismos científicos una vez termine la erupción | Más de cien investigadores trabajan sobre el terreno

Geólogos del IGME analizan las diferentes muestras de cenizas . EFE

El Gobierno de España quiere que también la ciencia contribuya a la reconstrucción de La Palma cuando termine la emergencia de la erupción del volcán con centros de investigación que tomen como sede esta isla. Así lo anunció ayer la ministra del área, Diana Morant, durante su visita a la Isla Bonita, en la que mantuvo varios encuentros con científicos que trabajan en el seguimiento y monitorización de esta crisis. «Tenéis que estar orgullosos», les dijo en el centro de interpretación del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente donde coincidió con representantes de los diferentes centros públicos de ciencia que están colaborando en la gestión de la emergencia ocasionada por la erupción en Cumbre Vieja.

La ministra subrayó que un volcán es «una fuerza de la naturaleza que no se puede taponar ni controlar», pero la ciencia sí puede aportar todos sus datos y conocimientos para intentar proteger a la población. Y en esta erupción, la peor que ha sufrido La Palma en su historia, no ha habido que lamentar la pérdida de ninguna vida, recordó.

Morant pidió a los representantes de los centros científicos que están desplegados por toda la isla que se sientan «satisfechos» de ese logro y del caudal de datos que están proporcionando para que el Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) esté realizando hasta la fecha un manejo «ejemplar» de esta catástrofe natural.

Comentó que en el marco del volcán se han establecido hitos sin precedente hasta ahora a nivel científico. Nunca se han tenido tantos medios desplegados en una erupción en España. «Hay más de cien científicos sobre el terreno. Nunca se había hecho tanta investigación que servirá para las respuestas de hoy y también para las nuevas generaciones», dijo.

La ministra señaló que «la singular situación» por la que está pasando toda Canarias, y en particular La Palma, en esta erupción coloca a las islas en «un lugar especial», que «merece una mirada y un foco especial» por parte del área de Ciencia, dentro del plan del Gobierno de España de descentralizar la administración.

«Canarias tienen muchas potencialidades que pueden servir para proyectos científicos singulares y de primer orden internacional y vamos a dedicar todo nuestro esfuerzo a ver qué necesitan las islas y a situar aquí, en La Palma y en Canarias, los centros de investigación o las infraestructuras necesarias para que también desde la ciencia la isla resurja de esta tragedia», añadió.

Vuelo 3D sobre la evolución de las coladas de lava al norte del volcán de La Palma a 20/10/2021 @trevis71

Morant recordó que el Gobierno de España da todo su apoyo a la candidatura de La Palma a acoger en el Roque de los Muchachos el mayor telescopio del mundo, el futuro TMT (Telescopio de Treinta Metros), y detalló que el Gobierno de Canarias y las administraciones locales han puesto sobre la mesa más ideas en esa línea de reforzar la presencia de centros de ciencia en La Palma. El Gobierno de Canarias ya ha solicitado que se instale en La Palma la sede del Instituto Geográfico Nacional. Sin embargo, por «prudencia» declinó ser más precisa sobre qué ideas se barajan al respecto, pues aseguró que hay que ver «qué se necesita» pero dejó claro que el ministerio tiene «voluntad y total predisposición» para avanzar en ese camino.

Durante su visita, la ministra pasó primero por el Puesto de Mando Avanzado y, allí, participó en la reunión diaria del Comité Científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca). Después, mantuvo un encuentro con personal del Instituto Geológico y Minero de España, el Instituto de Salud Carlos III y la Plataforma Oceánica de Canarias. Al finalizar, se trasladó al mirador de Tajuya, acompañada por un equipo del IGME, donde ha seguido recibiendo información al detalle sobre la emergencia.

Finalmente, embarcó en el buque oceanográfico Alvarez Alvariño para conocer de primera mano la labor del personal de Instituto Español de Oceanografía (IEO), centro dependiente, como el IGME, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Durante su visita, Morant recordó también que su Ministerio ya ha aprobado una primera partida presupuestaria de 2,5 millones para financiar proyectos de investigación en la isla aunque «la solidaridad de España es infinita» y se habilitarán recursos económicos «todos los necesarios» para apuntalar la reconstrucción de la isla.

El objetivo, destacó, es que «la isla resurja de este drama y esta tragedia» y la ciencia será una «aliada». En esa línea, defendió el «sistema público de ciencia» que responde ante las necesidades de la ciudadanía, resaltando, por ejemplo, la labor que realizan diversos barcos científicos del Estado en el litoral de la isla.

Morant comentó que «tras una década de falta de inversión», el Ministerio tiene ahora el presupuesto «más grande de la historia» para ciencia e investigación y por ello, uno de los planes de choque es que los científicos españoles tengan a su disposición «la mejor tecnología».

«De esto nos vamos a recuperar», indicó, pero para ello «lo primero que deseamos es que la erupción acabe cuanto antes pero si algo podemos sacar en positivo, y es muy positivo, es que todo el trabajo de coordinación está salvando vidas».

Morant observó que los daños materiales son finalmente reparables y que a tal efecto el Gobierno ya ha puesto en marcha medidas urgentes para favorecer una solución habitacional para las personas que han perdido sus casas, un plan de empleo o un ERTE específico para La Palma.

Compartir el artículo

stats