Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA | Consecuencias de la crisis volcánica

«Que la lava del volcán llegue ya al mar»

Un vecino de Todoque pide que la lava continúe hacia el oceáno para que no se ensanche | Gran parte del barrio está bajo la colada

11

Erupción en La Palma: La lava atraviesa Todoque y se aproxima al mar E. D.

El derrumbe de la iglesia de Todoque hizo que decenas de vecinos acudieran a la montaña de La Laguna, lugar desde donde siguen la evolución y los destrozos que está provocando el volcán. Allí comprobaron que rápido avance de la lava, que anoche caminaba firme hacia el mar.

Caras de impotencia y dolor. Los vecinos de Todoque seguían en la tarde-noche de ayer el avance de la colada de lava que engulló en cuestión minutos el centro del barrio llanense, llevándose por delante la iglesia, el centro de salud y la asociación de vecinos, además de una decena de viviendas que hasta hace apenas unos días parecían salvadas. Y es que este volcán da pequeñas treguas para, después, propinar una estocada que hace añicos las esperanzas de los vecinos. «Qué llegue ya al mar», pedía ayer uno de estos residentes que sólo quiere, como la gran mayoría, que finalice esta pesadilla.

La lengua de tierra incandescente avanzó a media tarde a una gran velocidad por encima de la ya creada y que quedó parada en el mismo centro del citado barrio, a apenas unos cien metros de la parroquia San Pio X. A eso de las cinco y media ocurrió lo que muchos temían desde hacía unos días. La nueva colada que nació el pasado jueves en uno de los laterales del volcán alcanzaba el casco del pueblo. El templo, con su característico campanario que hacía de vigía de esta zona de La Palma, colapsaba por el peso de miles de tonelada de roca volcánica que empujaba ladera abajo. No quedó ni rastro de la iglesia.

La trágica noticia movilizó a decenas de vecinos que, ante la rapidez con la que fluía la colada, acudieron a la montaña de La Laguna, punto de encuentro que durante la última semana se ha convertido en una atalaya para seguir los avances y destrozos que ha ido provocado este fenómeno de la naturaleza.

El Cabildo de La Palma anuncia que la lava avanza "rápida" hacia la costa Agencia ATLAS | EFE

Pocos podían hablar. Las caras reflejaban el cansancio de ocho días seguidos sin apenas descansar, viendo cómo si no eran afectados, sí que lo eran indirectamente porque había algún familiar o algún amigo que había perdido la propiedad más valiosa que tenían: su hogar. Es un daño que se multiplica en el caso de muchos familias que en torno a una vivienda de un antepasado habían construido sus casas abuelos, padres, hijos o nietos. Casas que han desaparecido bajo la colada. Es el caso de un vecino de Los Llanos de Aridane, aunque nacido en Todoque, quien apuntó que su hermano ya había perdido su hogar, y que tanto su madre y su tía la podían perder en las próximas por el curso que había tomado la lava.

Esta persona, quien prefirió mantener el anonimato, indicó que el magma solidificado «cogió por donde más casas podía destruir». Este hombre, que junto a una decena de personas hacían cávalas por dónde puede seguirá el volcán, solo pedía una cosa: «Que llegue ya adonde tenga que llegar, que llegue al mar, que no crezca para los lados y que siga para abajo, que cuando camina para los lados es cuando hace más daño».

Mientras anochecía, la colada seguía su rumbo firme, aunque a una velocidad inferior a lo que lo había hecho durante la tarde, hacia el mar. Por delante tenía decenas de fincas de plataneras situadas entre las montañas de Todoque y La Laguna antes de llegar, previsiblemente, durante las próximas horas al océano. Eso si sigue el rumbo que ha cogido. Pero ante este fenómeno de la naturaleza no hay previsión que valga. Hace lo que quiere.

La iglesia de Todoque termina engullida por el avance de la lava en La Palma Agencia ATLAS | EFE

Imágenes del cementerio

La colada de lava que desde hace días roba metro a metro al pueblo de Todoque, en La Palma, casas, calles, comercios, la iglesia... no tiene compasión siquiera con los muertos: Si los peores presagios se cumplen, de su cementerio pronto no quedarán más que dos imágenes salvadas en el último momento. Tres trabajadores del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane Salvaron lo que pudieron entre capas de picón de 30 centímetros que dificultaban la circulación de los camiones. El Ayuntamiento ya se había llevado la maquinaria de mantenimiento del camposanto, ellos cogieron una imagen de la Virgen de los Milagros y un pequeño Cristo ante la proximidad de la lava.

Compartir el artículo

stats