Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Recovita, un mercadillo en el centro de La Laguna

El recinto abre con una oferta de productos artesanos y vinculados con las navidades

11

Inauguración de la Recovita de la Navidad en La Laguna Carsten Lauritsen

Doce puestos ofrecen sus creaciones en un pequeño mercadillo navideño que recuerda, a escala reducida, a los que abren en algunos países de Centroeuropa por estas fechas. 


«Estamos muy sorprendidos. En ediciones anteriores lo hacíamos en sitios más céntricos y no había esta cantidad de gente». Así se expresaba, recién abierta la Recovita de la Navidad, su organizador, Fulgencio Espinosa. Apenas eran las 11:45 horas y el trajín de visitantes era incesante. Este espacio, tras celebrarse previamente en el entorno de la Catedral, tomó este año una nueva ubicación: la plaza del Hermano Ramón, junto a la Casa de los Capitanes.

«¿Qué hay aquí?», preguntaba una viandante a la persona que la acompañaba. «Vamos a ver», le respondía. Y entraban. Escenas similares se repetían. Nadie sabía muy bien de qué iba a aquello, pero accedían. Y, si se tiene en cuenta que había bastante movimiento en el casco histórico de La Laguna, eran muchos los que acababan en este pequeño mercadillo, acogedor, con doce establecimientos y que por un momento recordaba a los que se instalan en ciudades europeas.

«Estoy sorprendida de la acogida que está teniendo», celebró la concejala de Comercio, Aitami Bruno, en sus declaraciones a los medios. «Es la primera vez que nos acercamos a la plaza del Hermano Ramón a celebrar la Recovita; volvemos después de dos años de pandemia. Anteriormente, la última se había celebrado en la plaza de la Catedral, y nos pareció que la plaza del Hermano Ramón tiene un encanto especial, porque lo que buscábamos es precisamente eso: el recogimiento de la Navidad y que la gente se sienta acogida por el entorno», manifestó la edil. «Y creo que lo hemos logrado», apostilló.

Abierto hasta el domingo

Bruno se mostraba «bastante contenta» con las primeras sensaciones. «Son escasamente las doce de la mañana, hemos abierto a las once y hay bastante público asistiendo al lugar», apuntó. «Hasta el domingo estaremos por aquí», añadió la política de Unidas se Puede. En concreto, la instalación abrirá sus puertas todos los días en horario de 11:00 a 21:00 horas. Según el cartel de la iniciativa, está previsto que este martes, el jueves y el sábado haya actuaciones musicales a las 19:00 horas. «Esperamos bastante porque es el puente de la Constitución y de la Concepción y hay mucha gente de vacaciones», respondía la concejala al ser preguntada por el volumen de visitantes que vaticinaban.

Velas, muñecas artesanales, calados, elementos decorativos de Navidad, repostería... Por ahí pasa la oferta que puede encontrar el visitante. «A mí me está gustando; es pequeñito pero está bien, algo distinto», manifestaba Carmen de la Rosa, una de las transeúntes que habían entrado a echar un vistazo. «Aquí estamos golifiando un poco», bromeaba Manuel Jesús al pedírsele una opinión sobre lo que estaba viendo. «Venía por la calle y me dio por entrar porque vi a más gente que estaba entrando», indicó. Aunque la Recovita acababa de abrir, algunos ya se llevaban alguna adquisición, como Toni Cedrés, fotógrafo y muy implicado en las tradiciones del casco lagunero, y su madre, doña Mari Carmen, que compraron un cascanueces, una de esas figuras decorativas con tanta tradición en el centro de Europa.

«Está todo enfocado a la Navidad. Ese era el requisito de la Recovita: que se enfocase al tema navideño. Debemos decir que en Canarias es muy extraño o muy raro este tipo de iniciativa; me aventuraría a decir que es una de las primeras que se lleva a cabo en el Archipiélago», indicó Aitami Bruno, que puso de relieve que, en cambio, son acciones comunes en países europeos.

Productos navideños

En similares términos que la edil se expresaba Fulgencio Espinosa, organizador en este caso y conocido comerciante lagunero, propietario de la floristería Un bejeque en mi tejado. «Venden en la feria un grupo de artesanos elementos navideños. Hay algunos complementos, pero básicamente está orientada a vender producto de navidad», resumió Espinosa. «Tenemos doce puestos seleccionados porque, por el espacio con el que contábamos, no hemos podido seleccionar más», señaló, antes de enumerar que los compradores pueden encontrar allí fundamentalmente artículos para los hogares y todo ello creado en Canarias. «Es artesanía, elaboración propia, artículos muy bonitos, muy elaborados y orientados a las navidades», destacó.

Compartir el artículo

stats