Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

85 tinerfeños se benefician de las frutas y verduras del huerto de Cáritas

El proyecto es una terapia para personas sin hogar, trastornos mentales o discapacidad

Uno de los talleres de las Jornadas Técnicas sobre Agricultura Ecológica. E. D.

Un total de 85 tinerfeños se están beneficiando de los 350 kilos de frutas y verduras que cada semana se recogen en el huerto de Cáritas Diocesana de Tenerife ubicado en La Laguna, dentro del proyecto Semillas de Algazara. Esta iniciativa, que surge del Arciprestazgo de La Laguna, tiene como objetivo crear un espacio terapéutico y ocupacional para las personas sin hogar, discapacidad o trastorno de salud metntal que dificultan su incoporación laboral, así como personas derivadas de las Cáritas Parroquiales.

Varios trabajadores recogen frutas y verduras del huerto ecológico de Cáritas. | | E.D.

Se trata de un huerto ecológico que tiene como función facilitar un espacio de trabajo, aprendizaje y uso del tiempo de forma positiva, proporcionando a través del contacto con la naturaleza, elementos de enriquecimiento y desarrollo personal, además de actividades psíquicas y físicas que se suman a la mejora del bienestar psicosocial de los participantes.

Se han incorporado un total de 35 personas al proyecto que, semanalmente, distribuyen más de 350 kilos de frutas y verduras. Se benefician de ellos, además, además de los participantes en los recursos alojativos de Cáritas, unas 85 personas de las unidades familiares de quienes han trabajado en el proyecto.

Hasta ahora, el taller ocupacional ha estado financiado por el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna, sin embargo, en las últimas semanas ha sido Cáritas la encargada de sufragar los gastos al haber finalizado el convenio con la Administración. En este sentido, Cáritas Diocesana ha confirmado que se reunirá en los próximos días con los representantes del consistorio lagunero para estudiar la posibilidad de seguir financiando el proyecto con estos fondos públicos, dado los beneficios que está teniendo para la comunidad.

De hecho, además del apoyo directo al bienestar de las familias, esta iniciativa ha sido el germen de una nueva empresa que se ha asentado en el norte de Tenerife: Buscándome las habichuelas. Se trata de una empresa de inserción social –adscrita a Cáritas Diocesana de Tenerife– cuyo objetivo principal es insertar a personas en situación de vulnerabilidad por medio del empleo y la formación en agricultura ecológica. En sus huertos disponen de una alta variedad de verduras de temporada con la que participan en el programa Ecocomedores del Gobierno de Canarias y en cáterings para eventos.

Cáritas también ha organizado este pasado noviembre unas Jornadas Técnicas sobre Agricultura Ecológica , en las que han colaborado, además del Ayuntamiento de La Laguna, Extensión Agraria del Cabildo de Tenerife y la Universidad de La Laguna. En las mismas han participado técnicos y expertos en aspectos como el cultivo de la pitaya, del espárrago, el lombricompostaje o la identificación de depredadores naturales, entre otras cuestiones. En una última jornada se ha abordado aspectos de la preparación y el cocinado de verduras.

Compartir el artículo

stats