Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC exige más tiempo para alegar contra el tramo de la TF-5 que afecta a 50 casas

Santiago Pérez cifra en «solo» medio centenar las viviendas en riesgo por el proyecto | Los nacionalistas lamentan la falta de información del gobierno local a los vecinos

Santiago Pérez y Luis Yeray Gutiérrez, en una rueda de prensa sobre el nuevo tramo. E. D.

Coalición Canaria (CC) demandó ayer más tiempo para que los vecinos puedan presentar alegaciones contra el nuevo tramo de la autopista del Norte (TF-5) –el denominado desdoblamiento, variante o baipás–, que bordea el Aeropuerto de Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna desde Guamasa hasta Lora y Tamayo. La actuación pone en riesgo a medio centenar de vivienda, según las cifras aportadas durante una pregunta del pleno del Ayuntamiento de La Laguna del jueves por el concejal de Ordenación del Territorio, Santiago Pérez (Avante y PSOE). El edil destacó que «solo» son 50 casas «en lugar de 300» las que se verán perjudicadas. Se da la circunstancias de que Pérez abanderó, al igual que Unidas se Puede –otro de los socios del gobierno local–, la defensa del suelo rústico durante su etapa en la oposición, así como de las propiedades particulares que se iban a ver afectadas por el Plan General de Ordenación que estaba en fase de redacción.

Precisamente el líder de Unidas, Rubens Ascanio, tuvo una breve intervención en el debate plenario sobre la nueva vía. El también primer teniente de alcalde se limitó a expresar que el consenso es «bueno» y que lo mejor era dejar el punto para una siguiente sesión. Ascanio defendió este proyecto al ser desempolvado en este mandato, para después modular su postura. Eso último ocurrió en marzo de este año, cuando el PSOE envió una nota de prensa titulada La Laguna aplaude que la nueva variante de la TF-5 respete el suelo agrario y el crecimiento de la ciudad. «La mejor vía es la que no se hace y la apuesta debe ser por el transporte público colectivo», dijo en aquella ocasión. Antes de todo ello, en 2016, en el artículo titulado Una Vía Exterior encubierta se oponía rotundamente: «Una vez más me parece que es una necesidad pensada para políticos adictos al piche y algunas grandes empresas constructoras necesitadas de fondos públicos, no para las miles de personas que de verdad sufren las colas cada día».

La nota enviada ayer por CC expone que «la problemática de la movilidad en Tenerife y en el municipio de La Laguna es una de las prioridades de Coalición Canaria». Y añade: «Y, como uno de los pilares básicos de la formación nacionalista es dar voz a los ciudadanos y recoger sus propuestas e ideas, el grupo de CC-PNC en el Ayuntamiento de La Laguna mantuvo una reunión con algo más de medio centenar de vecinos de la zona de La Cruz Chica, afectados por el trazado de la primera fase de la Vía Exterior de la autopista TF-5».

El portavoz de CC en La Laguna, Jonathan Domínguez, exigió que se amplíe el plazo de exposición pública del proyecto del trazado, «porque los afectados no han tenido oportunidad de conocerlo, lo que demuestra que no ha habido transparencia y la ciudadanía tiene derecho a defenderse presentando alegaciones».

El también concejal lagunero tiene claro que se trata de «una situación excepcional». «Me parece gravísimo que el Ayuntamiento no se haya reunido con los vecinos, que no les haya explicado con todos los datos en la mano lo que va a suceder, pese a que se lo han solicitado», manifestó. Domínguez elevó hasta «más de dos centenares de propiedades, entre casas, fincas y solares» las que se ven afectadas, e insistió en que a los vecinos no se les ha informado de «absolutamente nada» y en la falta de participación ciudadana.

Compartir el artículo

stats