24 de septiembre de 2020
24.09.2020
Crisis del coronavirus

Reino Unido registra 6.600 positivos por coronavirus, la peor cifra desde el inicio de la pandemia

Francia alcanza por primera vez los 16.000 casos diarios y refuerza medidas ante la segunda ola

24.09.2020 | 21:31
Un hombre en el metro de Londres.

Reino Unido ha registrado en el último día más de 6.600 contagios adicionales de coronavirus, lo que supone el peor dato diario desde el inicio de la pandemia y coincide con el lanzamiento por parte del Gobierno de Boris Johnson de su aplicación de rastreo de casos.

Según el Departamento de Salud, en el último día ha habido 6.634 casos, lo que sitúa ya el total de positivos en 416.363, mientras que los 40 decesos adicionales contabilizado sitúan el balance de víctimas mortales en 41.902 desde el inicio de la pandemia.

"Este es el mayor dato registrado y una cruda advertencia para todos", ha subrayado la directora médica de Salud Pública de Inglaterra, Yvonne Doyle. "Las tasas de positividad están aumentado en todos los grupos de edad y seguimos viendo aumentos en las cifras de hospitalización y de cuidados intensivos", ha destacado.

Entretanto, el Gobierno británico ha lanzado este jueves la aplicación NHS COVID-19, que ya se han descargado más de un millón de personas. La app de rastreo de posibles casos y contactos está operativa en Inglaterra y Gales y, en caso de detectar que el usuario ha estado cerca de alguien contagiado, le aconseja que se confine durante 14 días.

El ministro de Salud, Matt Hancock, ha resaltado que la aplicación "nos ayuda a encontrar a más personas que están en riesgo de tener el virus" y que los rastreadores no son capaces de encontrar.

"Todo el que se descargue la app estará ayudando a protegerse a sí mismo, a proteger a sus seres queridos y a su comunidad, porque cuantas más personas se la descarguen, más efectiva será", ha sostenido en declaraciones a BBC Radio 4.

En Francia, 16.000

Por su parte, Francia ha superado este jueves por primera vez los 16.000 casos diarios de coronavirus, superando ampliamente el anterior máximo, fijado en cerca de 13.500, y roza de esta forma el umbral de los 500.000 contagios, según el último balance facilitado por las autoridades.

Sanidad Pública de Francia ha detallado a través de su página web que durante las últimas horas se han registrado 16.096 casos y 52 fallecidos, lo que sitúa los totales en 497.237 y 31.511, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, ha manifestado que durante los últimos siete días han tenido que ser hospitalizadas 4.258 personas, incluidas 718 que se encuentran en servicios de reanimación a causa de la gravedad de su estado.

Por otra parte, ha señalado que las autoridades investigan 1.091 brotes en el país, incluidos 95 detectados durante el último día, mientras que 101 departamentos se encuentran en situación de vulnerabilidad "limitada, moderada o elevada".

La asociación de hospitales de la capital, París, ha indicado durante la jornada que estos centros están planeando llevar a cabo menos operaciones quirúrgicas a causa del incremento de la presión que supone la pandemia sobre el sistema sanitario.

Así, ha indicado que esta reducción se decidirá en las alas afectadas y analizando cada caso, si bien ha recalcado que la situación en estos momentos no es tan mala como lo fue en marzo, durante la primera oleda de la pandemia, según ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Ante esta situación, el ministro de Sanidad francés, Olivier Veran, anunció el miércoles que París y otras diez ciudades han sido puestas en "alerta reforzada" por los contagios, lo que implica que los bares cerrarán a las 22.00 horas (hora local) a partir del lunes. Asimismo, los gimnasios tendrán que cerrar sus puertas, mientras que las reuniones en espacios públicos quedan limitadas a grupos de diez personas y se prohíben las fiestas,.

Las otras diez afectadas por este nuevo estado de "alerta reforzada" son Burdeos, Grenoble, Lille, Lyon, Montpellier, Niza, Rennes, Rouen, Saint-Etienne y Toulouse. Por su parte, Marsella y Guadalupe serán puestos en "alerta máxima" a partir del sábado, lo que implica medidas más drásticas, como el cierre total de bares y restaurantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook