Internacional

La UE le indica a May que lo "sensato" es pensar en retrasar el 'brexit'

Lara Malvesí, Sharm el Sheij (Egipto), EFE
25/feb/19 16:46 PM
eldia.es
La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un encuentro durante la cumbre UE-Liga Árabe en Egipto./Francisco Seco / POOL (EFE)

Lara Malvesí, Sharm el Sheij (Egipto), EFE Algunos Líderes comunitarios como el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, apuestan ya en público por posponer la fecha de la entrada en vigor del "brexit", mientras la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, sigue insistiendo en que podrá conseguir respaldo a tiempo.

La posibilidad de retrasar la ruptura ante la falta de acuerdo aceptado por las dos partes fue un asunto tratado en las bilaterales de May en los márgenes de la cumbre UE-Árabes tanto con el propio Tusk, como con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, confirmaron diversas fuentes.

Para Tusk, "está claro" que May "no tiene mayoría suficiente en la Cámara de los Comunes" y lo más "sensato" es empezar a planear una extensión de la fecha de salida.

El 29 de marzo es la fecha prevista de "brexit", pero el hecho que May no consiga el visto bueno de su parlamento para el acuerdo de divorcio a tiempo dificulta poder conseguirlo.

"Estamos ante un horizonte de brexit caótico o bien la extensión", dijo Tusk a los periodistas, a la vez que quiso "acabar con las especulaciones" y aclarar que en la reunión que mantuvo el domingo con May discutieron "sobre muchos temas, incluida la potencial extensión y sus consecuencias jurídicas".

"Pero May aún cree que puede evitar ese escenario", añadió Tusk, pocos minutos antes de que la propia primera ministra británica saliera ante los periodistas para reiterar su mensaje de que aplazar la fecha de la ruptura no solucionará los "problemas".

De la extensión la primera ministra británica habló también "brevemente" con Merkel, así como con Varadkar, que fue el más claro a favor de una prórroga para evitar el brexit sin acuerdo.

Al irlandés le parece "poco posible" un "brexit" sin acuerdo y expresó su confianza en la opción de posponer la salida.

"Aunque una extensión crea complicaciones en relación a las elecciones europeas de mayo próximo es una complicación leve si la comparamos con la implicación en nuestra economía", declaró.

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, también pidió "flexibilidad" ante un posible aplazamiento del "brexit" si eso permite lograr un acuerdo.

Si no se logra un acuerdo, "habrá que pedir una prolongación del plazo siempre que eso, naturalmente, contenga en sí mismo las perspectivas" de llegar a alcanzarlo, dijo a Efe Borrell.

"Prorrogar por prorrogar -continuó- de una manera indefinida, de forma que el problema se cronifique y que estemos colgados del 'brexit' durante más tiempo tampoco es una solución", añadió.

El más críptico del día sobre la posibilidad de una extensión fue el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que se limitó a opinar que "está habiendo buenos progresos" en la negociación.

Aunque la cumbre entre los líderes europeos y de la Liga Árabe en el complejo turístico egipcio de Sharm El Sheij debía estar exclusivamente protagonizada por asuntos como la migración, el terrorismo y otros retos comunes, el "brexit" ha planeado durante las cerca de 24 horas de intensa reunión.

May aprovechó el contacto con la mayoría de líderes presentes para acercar posturas e incluso aceptó una partida de billar con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que este se ocupó de compartir por Twitter sin aclarar si durante la partida también hubo "negociación".

Bruselas y Londres siguen negociando contrarreloj después de que la Cámara de los Comunes rechazara en enero el acuerdo de salida alcanzado entre el Gobierno británico y la UE.

Los parlamentarios británicos pidieron a May renegociar la salvaguarda para evitar una frontera física en Irlanda incluida en ese pacto.

Sin embargo, la Unión Europea rechaza reabrir el pacto de retirada, pese a la insistencia de May, de modo que el proceso de salida se encuentra estancado a menos de cuarenta días del 29 de marzo, la fecha prevista del "brexit".

Aun así, Londres y Bruselas han intensificado sus contactos en las últimas semanas para buscar una salida a la marcha del Reino Unido de la UE.