Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automoción

Volkswagen, dispuesta a ampliar su planta para suministrar a Ford

Las celdas de VW y los eléctricos de Almussafes llegarán en 2026

Volkswagen, dispuesta a ampliar su planta para suministrar a Ford

El grupo Volkswagen está dispuesto a aumentar un 50 % la capacidad de la gigafactoría de baterías de Volkswagen para suministrar a terceros y producir celdas para vehículos grandes. Directivos de la firma revelaron que la gigafactoría "ya tiene prácticamente consumida la previsión inicial de (una capacidad de producción de) 40 GWh", que supondrían hasta 800.000 baterías fabricadas al año, y abrieron la puerta a ampliar a 60 GWh. La compañía ya tiene el terreno previsto para esa ampliación.

El vicepresidente ejecutivo de compras de Seat y responsable del programa de electrificación de Volkswagen en España (Future: Fast Forward), Alfonso Sancha, reveló en una entrevista publicada por ‘elEconomista’ en agosto que Sagunt tiene la opción de ampliarse a 60 GWh porque han previsto el terreno necesario para ello. Las primeras baterías de la gigafactoría de Volkswagen en la Comunitat Valenciana van a equipar tres modelos de coche eléctrico de tamaño pequeño que la empresa va a fabricar en las plantas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra).

Además, la multinacional –en palabras de Sancha– está dispuesta a suministrar baterías a Ford para Almussafes –donde se fabricarán vehículos grandes– si la firma del óvalo apuesta por montar en sus vehículos eléctricos la celda unificada que está desarrollando el grupo alemán.

No en vano este ya comparte con la compañía estadounidense la plataforma (denominada MEB por sus siglas en alemán) para la fabricación del coche eléctrico en Colonia, con la cual la marca del óvalo pretende diseñar un ‘crossover’ totalmente eléctrico desde el próximo año. "Nosotros, como PowerCo, tenemos vocación de poder suministrar celdas a terceros. En estos momentos, si podemos suministrar a la fábrica de Almussafes dependerá de la tecnología que decida implementar Ford. Nosotros tenemos un tipo de celda unificada y si la tecnología para los coches eléctricos que se van a fabricar en Almussafes se adapta a ese tipo de celda, entonces con toda seguridad analizaremos y estaremos abiertos a poder suministrar a otros fabricantes con los que lleguemos a acuerdos", señaló Sancha.

Sin acuerdo aún

Durante una entrevista con varios medios a finales de octubre, Martin Sander director general de Ford Model e –la división eléctrica de la marca del óvalo– en Europa, ya señaló que estudiarían en los próximos años poder adquirir del grupo alemán y de su gigafactoría estos componentes necesarios para los vehículos eléctricos que se fabricarán en la planta de Almussafes en el futuro, pero que aún no había ningún acuerdo al respecto. Eso sí, a falta de un pacto, es relevante que tanto las baterías de Volkswagen como los modelos eléctricos puros que producirá la planta valenciana de Ford está previsto en la actualidad que lleguen en el mismo año, en 2026.

A diferencia del caso de Colonia, eso sí, la plataforma de eléctricos que la multinacional estadounidense implantará en Almussafes será elaborada totalmente con tecnología propia. Esta estructura –más conocida como GE2– es una evolución de la GE1 que Ford tiene implantada en México y con la que fabrica su primer SUV deportivo 100 % eléctrico, el Mustang Mach-e, un modelo que está teniendo buenas ventas en Europa (en concreto en 2021, en su primer año en el mercado, se vendieron en el Viejo Continente ya 22.953 unidades). Por ello, según deslizó durante la entrevista el propio Sander, la evolución del Mustang podría ser uno de los elegidos para Almussafes a partir de 2026.

Preocupación en Almussafes

A la espera de esa electrificación, la planta valenciana se encuentra en un Erte que se extenderá como mínimo hasta final de año a causa de una crisis de componentes que se ha agravado y que ha provocado un parón total de la producción en Almussafes esta semana. Ante este escenario, desde UGT-Ford –sindicato mayoritario en la planta– se denunció ayer que hay trabajadores en Erte "que están cerca de ver cómo se agota su periodo de prestación por desempleo". Por ello, el sindicato reclama a la empresa que se active un "mecanismo red de protección a los trabajadores" para evitar "una situación más preocupante".

La estructura ‘de construcción modular de propulsión E’ (MEB en alemán) de vehículos eléctricos, diseñada por el grupo alemán y utilizada también en Colonia por Ford, tendrá como atractivos clave la reducción de costes y una mayor eficiencia productiva.

Compartir el artículo

stats