Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza salarial a los funcionarios le cuesta al Gobierno 57 millones extra

El acuerdo nacional con los sindicatos obliga a la Comunidad Autónoma, cabildos y ayuntamientos a pagar de formar retroactiva un 1,5% antes de fin de año

Oposiciones de docentes. | | José Carlos Guerra Mansito

La subida salarial que va a aplicar el Gobierno central a los empleados públicos en 2022, 2023 y 2024 -entre un 8% y un 9,5% a repartir en los tres ejercicios para que vayan recuperando parte del poder adquisitivo perdido en los últimos años- se inicia este mismo año con un incremento del 1,5%, además del 2% ya aplicado en enero pasado, un pago que se realizará vía atrasos con efecto desde primeros de año, por lo que será con carácter retroactivo, y se abonará en una paga antes de que acabe 2022. Este abono extra en Canarias tendrá un coste de 57 millones de euros, solo para los empleados públicos de la Comunidad Autónoma -75.000 según el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Comunidades Públicas-, recursos que tendrá que desembolsar el Gobierno de Canarias a través de un crédito extraordinario en sus presupuestos de este año que ya le ha pedido el sindicato UGT.

Esta subida salarial pactada con las fuerzas sindicales mayoritarias (CCOO y UGT y con el rechazo estatal del CSIF y de Sepca en las Islas) para recuperar el nivel adquisitivo conforme a la alta subida del IPC alcanza al total de empleados públicos de España, en torno a tres millones, de los que 131.000 están en Canarias, al sumar a los de la Comunidad Aútonoma los trabajadores de las administraciones locales en las Islas (33.100) y el sector público del Estado (23.500).

Solo para los funcionarios de la Comunidad Canaria (contando sanitarios y docentes) los atrasos oscilarán entre los 195 euros para un sueldo de poco más de 1.300 euros al mes a los 400 o 500 de quien cobre más 2.250 euros. Esta medida, es decir, subir el sueldo a los empleados públicos una vez aprobado el presupuesto para adaptarlo a la inflación, es un hecho bastante insólito. Hasta ahora solo se han dado estas paguillas en las Islas a los perceptores de la Prestación Canaria de Inserción (PCI) y a las pensiones no contributivas y de forma temporal.

Según el acuerdo, que aún se ha de rubricar con los sindicatos, se prevé además del incremento salarial adicional de este año del 1,5%, un aumento fijo del 2,5% para 2023, con un posible alza del IPC armonizado y del PIB, que podría ser de un punto más, es decir se puede llegar al 3,5%, igual que este año, y en 2024 habría un incremento fijo de un 2% y el variable supondría medio punto referenciado al IPC.

100 millones en 2023

Por tanto, el Gobierno de Canarias ha de desembolsar esos 57 millones este año, a través de un crédito extraordinario, e incluir en los Presupuestos canarios de 2023 que están en cocina y que se presentarán a final de mes, tras conocer ayer las cuentas estatales, en torno a 100 millones de euros más para la subida fija del 2,5%, indicó ayer el viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado. Si al final se incrementa ese punto de más, llegando al 3,5% el año que viene, el coste sería para las arcas comunitarias de 133 millones, cifras en base al Presupuesto actual de la Comunidad Autónoma en el capítulo de personal, que tiene un gasto de 3.798 millones de euros para pagar a los empleados públicos dependientes del Gobierno canario. Los ayuntamientos y cabildos tendrán que hacer las cuentas con sus empleados sobre esta subida salarial.

Según el viceconsejero, ahora están determinando si se hace una paga única en diciembre o se distribuye entre noviembre y diciembre. En cualquier caso, garantiza que la Comunidad Autónoma tiene recursos para abonar este año esa subida salarial con carácter retroactivo. Distintas comunidades, sobre todo del PP, se han quejado de que el aumento tenga que ser asumido en sus presupuestos.

Este acuerdo lo van a suscribir los sindicatos mayoritarios que están en mesa general de empleados públicos y donde también van a negociar conjuntamente en la próximas semanas la derogación de los recortes que efectuó en el Gobierno de Mariano Rajoy, «quitando derechos a los trabajadores», como recuperar las pagas extraordinarias completas o los complementos que se tenían antes, así como las tasas de reposición de funcionarios o formalizar la jornada de 35 horas, explica Pedro Costeras, secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO. Francisco Bautista, de UGT, «es la primera vez que un Gobierno nos da una subida salarial y con carácter retroactivo estando ya cerrados los presupuestos», expuso, y va a ser un «alivio» para los funcionarios. Para Sepca, la subida no llega a cubrir el coste de la inflación, y quieren además un aumento de la ayuda para gasto social, es decir, gastos que no cubre por ejemplo, la sanidad, y que permanece en tres millones.

57


Antes de 31 de diciembre


  • El Gobierno de Canarias deberá desembolsar 57 millones a sus empleados públicos como consecuencia de la subida salarial del 1,5% para este año y con carácter retroactivo.


100


Aumento en 2023


  • El acuerdo con CCOO y UGT implica además una subida fija del 2,5% en 2023, y un punto variable referenciado al IPC y al PIB. Ese 2,5% fijo supondrá 100 millones a las arcas isleñas. 


133


El 3,5% de incremento


  • Si en 2023 se sube ese punto de más variable, llegando a un incremento salarial del 3,5%, significará un aumento total de 133 millones más para 75.000 empleados públicos canarios.

Compartir el artículo

stats