Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prueba piloto

El Ayuntamiento de València quiere probar la jornada laboral de 4 días en abril de 2023

La fiesta de San Vicente Mártir se celebrará el 22 de enero, pero al ser domingo, ese festivo se traslada a abril como prueba piloto de un mes con semanas de 4 días

Jornada laboral de cuatro días en València.

El alcalde de València Joan Ribó ha propuesto a los empresarios la posibilidad de que en 2023 el lunes 24 de abril sea festivo. De este modo, se compensaría la pérdida de un día festivo para los ciudadanos ya que San Vicente Mártir, que se celebra el 22 de enero, el próximo año, cae en domingo. Por tanto, para que ese festivo lo puedan disfrutar los valencianos, el alcalde propone ubicarlo el 24 de abril.

¿Con qué fin? Según Ribó, para que desde el 1 de abril al 1 de mayo de 2023 se puede llevar a cabo una experiencia piloto consistente en que todo el mes estará formado por semanas de 4 días laborables. Ribó quiere experimentar con esta experiencia piloto de implantar la semana de 4 jornadas, que promueve Compromís y la conselleria de Economía Sostenible.

Fuentes de alcaldía han señalado que la propuesta de Ribó no consiste en trasladar la fiesta del patrón de València del 22 de enero al 24 de abril porque los actos religiosos y la festividad se celebrarán igualmente el 22 de enero, sino que ese día festivo que se pierde, se dobla y se traslada a abril, con el objetivo ya comentado.

Coincide que del 10 de abril al 1 de mayo hay tres lunes festivos, uno de ellos es Lunes de Pascua, el otro es San Vicente Ferrer y el 1 de mayo es el día del trabajador

decoration

El alcalde se ha reunido con el presidente de la Cámara de Comercio José Vicente Morata, y la presidenta de CEV-València, Eva Blasco, a quienes ha trasladado la posibilidad de poner en marcha en València esta experiencia piloto de una semana de cuatro días y 32 horas.

La prueba piloto tendría lugar durante el mes de abril de 2023, por lo que el alcalde ha propuesto a los representantes empresariales trasladar la condición de día no laborable de la festividad local de San Vicente Mártir al mes de abril puesto que, con este traslado, ese mes tendría cuatro semanas completas de cuatro días laborables.

En ningún caso afectaría a la fiesta de San Vicente porque en 2023 cae en domingo. Fuentes de alcaldía aseguran que se trata de un primer contacto y en los próximos días se reunirá también con los sindicatos.

Además, Ribó ha valorado: "somos conscientes que esto no se ha hecho en ningún lugar de Europa y pensamos que es importante investigarlo porque avanzar en reducir la jornada laboral es un paso adelante para cualquier trabajador”.

Ribó ha asegurado que sería “un estudio, un experimento que queremos hacer en el ayuntamiento. Lo queremos hacer concretamente desde el lunes 10 de abril hasta el lunes 1 de mayo. Coincide que hay tres lunes en que no hay trabajo, uno de ellos es Lunes de Pascua, el otro es San Vicente Ferrer y el 1 de mayo es el día del trabajador y tenemos la posibilidad de mover la condición de no laborable de San Vicente Mártir, que ya cae en domingo en 2023, a un lunes de abril porque es un festivo local”.

El alcalde ha recordado que en la Generalitat "se han hecho varios congresos sobre la posibilidad de avanzar hacia una jornada laboral de 32 horas. Nosotros queremos ver, sin entrar en ningún tipo de negociación colectiva entre trabajadores y empresarios porque esto no nos corresponde ni es competencia municipal, qué le pasaría a la ciudad de València si se instaurara una jornada de 32 horas en cuatro días en la semana. Y lo podemos probar durante un mes”. 

Compartir el artículo

stats