Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conflicto laboral

La convocatoria de 12 días de huelga en Ryanair bloquea la negociación

El CEO de la aerolínea en España, Eddie Wilson, acusa a USO y Sitcpla de boicotear las mejoras a la plantilla acordadas con CCOO

Eddie Wilson, CEO de Ryanair, en Barcelona. MANU MITRU

El conflicto laboral en Ryanair se complica. La convocatoria de 12 jornadas de huelga en julio ha sido el detonante del bloqueo de facto de la mesa de negociación que debería conducir a mejoras salariales y otros acuerdos para los tripulantes de cabina de la aerolínea irlandesa. Eddie Wilson, CEO de Ryanair en España, asegura que "no es posible negociar con sindicatos que convocan huelgas y hablan con la prensa antes de sentarse en una mesa de negociación. No es posible llegar a acuerdos en estas circunstancias". 

Los sindicatos USO y Sitcpla han convocado 12 jornadas de huelga para los tripulantes de cabina de Ryanair. Los paros se llevarán a cabo los días 12, 13,14,15,18, 19, 20, 21, 25, 26, 27 y 28 en los 10 aeropuertos españoles en los que opera la aerolínea. Estos sindicatos se han descolgado del acuerdo alcanzado por la dirección con CCOO y reclaman un convenio colectivo "que aplique los derechos laborales básicos" ya que "Ryanair es la única compañía internacional en nuestro país sin convenio colectivo", explicó Lidia Arasanz, de USO.

Wilson muestra con evidente enfado su reacción a la situación actual y asegura que las acusaciones de USO y Sitcpla son "falsas". "Es absolutamente falso que no cumplamos las leyes laborales españolas. Hemos hecho una transición de las leyes irlandesas a las españolas en los últimos cuatro años. Si no hubiese sido así, no hubiéramos alcanzado un acuerdo con CCOO", explica Wilson. 

Eddie Wilson, CEO de Ryanair. MANU MITRU

El acuerdo con CCOO, solo para afiliados de este sindicato, pacta incrementos salariales y de restauración salarial respecto de las modificaciones sustanciales de condiciones impugnadas por la Audiencia Nacional; la equiparación salarial al alza en todas las bases en España; más salario fijo garantizado, en lugar de salario variable; así como la consolidación de una jornada anual mínima de 600 horas y contratos de trabajo permanentes y directos, en lugar de las modalidades de subcontratación también impugnadas por la Audiencia Nacional por incurrir en cesión ilegal de trabajadores tras denuncias de USO y Sitcpla.

Wilson considera que pese a la huelga convocada, la falta de seguimiento y los servicios mínimos harán que su impacto sea pequeño. Asegura que la continuidad de Ryanair en España y su modelo de negocio no están amenazados. "El impacto de la huelga en Ryanair es pequeño si se pone en perspectiva de lo que es Ryanair en Europa. Es inefectiva. No porque no vaya a ninguna parte, sino porque no se sabe que es lo que quieren los que la convocan. Hemos logrado acuerdos con los sindicatos en los últimos cuatro años en Irlanda, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Portugal y también en España. Con los pilotos y con CCOO. Lo que no es posible es negociar con quien no quiere llegar a un acuerdo y lo que hacen es convocar huelga". 

Mientras los sindicatos lanzan proclamas contra Wilson y su papel como negociador, éste minimiza los ataques y reclama que la única forma de enmendar la situación es volver a negociar como sucede en cualquier empresa, con un punto de partida ya acordado de subidas salariales asumibles, acordar condiciones de trabajo y dejar la puerta abierta a nuevas negociaciones. «No es posible conseguirlo todo en una negociación», repite. Y añade: ¿Qué la gente quiere cobrar más? Es lógico. Pero hay que negociar, eso es lo que se hace en cualquier empresa. Pero cuando la demanda sindical fue elevar los salarios el 160% hace dos años ¿cómo era posible la negociación o un acuerdo? No tenemos ninguna dificultad para atraer personal para trabajar en España, y no tenemos ningún problema para negociar con los sindicatos para evitar la huelga», «pero desde el realismo», añade.  

Compartir el artículo

stats