Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas avisan de fuertes caídas de la inversión si no se prorroga la RIC

La Reserva sufre el embate de la crisis del covid, con descensos superiores al 40% | «Están debilitando la pata privada de la recuperación», advierte la patronal

Turistas en una terraza en la zona de Los Cristianos, en el sur de Tenerife. Andrés Gutiérrez

La inversión privada en Canarias languidece después de casi dos años de pandemia y su principal instrumento, la Reserva para Inversiones (RIC), ya no tiene el músculo financiero de sus años de apogeo. Los empresarios, cuya dotaciones nutren a este incentivo del Régimen Económico y Fiscal (REF), alertan con caídas de los fondos destinados a la Reserva en 2020 y 2021 que superan el 40%, por lo que reclaman que peticiones como la prórroga en 2022 de las dotaciones de 2017 se acepten para poder mantener la inversión y que no solo sea el sector público el que tire de la recuperación de la actividad económica en el Archipiélago.

La recesión económica de 2008 afectó directamente a la caída de los beneficios empresariales y, como consecuencia, las dotaciones de la Reserva cayeron de forma drástica hasta un 42%. Del punto álgido alcanzado en 2006 con 2.302 millones de euros se pasó cinco años después, en 2011, a 543 millones de euros, lo que evidencia el impacto que tuvo la recesión en las empresas canarias. La paralización de la actividad económica y del principal sector de las Islas, el turismo, trae de nuevo a la actualidad el impacto del parón motivado por el Covid sobre la Reserva y los empresarios temen que el desplome de dotaciones a la RIC supere el 40% de la crisis anterior, ya que la caída de los beneficios de las empresas ha sido muy brusca en tan poco tiempo y la atonía ha predominado en este año que está a punto de finalizar.

La patronal tinerfeña

El secretario general de la CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, evidencia su preocupación por la «falta de sensibilidad» del Ministerio de Hacienda con la capacidad de la RIC, que cuenta con dotaciones que superan los 3.000 millones de euros y que pueden servir para la recuperación. Para Alfonso con un «gesto administrativo» Hacienda puede dar luz verde a mantener las inversiones que acaban en 2021 el próximo año. Esta situación implica que ahora los empresarios tendrán que buscar fórmulas de financiación para pagar los impuestos por no gastar la Reserva. En este sentido, el dirigente empresarial recuerda que la situación de los balances no son precisamente boyantes y habrá empresas con problemas para conseguir financiación destinada a pagar los impuesto por denegar la prórroga solicitada.

La patronal tinerfeña avisa que ahora las empresas no tienen liquidez para el pago de los impuestos

El número dos de la patronal tinerfeña reclama «más contundencia» a la hora de defender el REF y exigir este tipo de peticiones derivadas de una crisis tan drástica como la del Covid, por lo que se pide mayor flexibilidad y adaptación de las reglas fiscales en Canarias. «Seguiremos trabajando para que se reconsidere esta situación y que estos incentivos se adapten mejor a la realidad de la actividad económica» y recuerda que la potencia de la RIC puede ser hasta tres o cuatro veces superior a la inversión pública de la Comunidad Autónoma.

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, reclama por su parte «sensibilidad» al Gobierno central porque la situación económica sigue siendo «muy grave» y el tejido empresarial necesita inversión para generar riqueza y no derivar estos fondos a la Hacienda del Estado. «Esta petición de prórroga está tan justificada como la del año pasado, no tanto por una cuestión técnica, porque es verdad que este año no ha habido estado de alarma, pero sí hay causas económicas suficientes para prolongar la posibilidad de invertir estos fondos en un año que puede ser el de la recuperación», añade el dirigente empresarial. «Nosotros lo hemos trabajado y lo hemos trasladado igual que el año pasado y con la misma intensidad pero parece que esta vez no lo contemplan», lamenta.

Manrique: «La petición de ampliar un año la Reserva está tan justificada como el año pasado»

«Apostar por los fondos europeos y no apostar por los fondos de la Reserva que las empresas están dispuestas a invertir en la economía es algo que no entendemos», cuestiona Manrique. El presidente de la patronal de Las Palmas y del Círculo de Empresarios no solo advierte que están en el aire los 1.240 millones con los que se dotó la RIC en 2017, sino que las dotaciones de 2020 y 2021 van a caer porque no hay beneficios empresariales. «Estamos perdiendo la capacidad inversora del músculo empresarial canario que necesitamos en la etapa de recuperación, la pata privada la debilitan por no entender cuál es el espíritu del REF y la forma que tenemos de invertir en la economía», critica.

Manrique está seguro que el descenso de la RIC será igual o peor que el de la crisis de 2008, con caídas que superarán el 40% por el cero turístico. Ya en 2018 y 2019 hubo ligeros descenso de las dotaciones con respecto a años anteriores con 1.154 y 1.052 millones, respectivamente. Esto significa que la RIC dotada en estos años de Covid puede rondar cifras de 400 o 500 millones de euros.

Villalobos: «Las normas se tienen que adecuar a las circunstancias extraordinarias»

El director general del grupo Cordial y miembro de la patronal turística de Las Palmas, Nicolás Villalobos, parte de la premisa de que las normas se tienen que adaptar a la sociedad y a las personas y no al revés, por lo que ante «circunstancias extraordinarias» como las habidas en los dos últimos años las reglas del régimen fiscal canario y de la RIC deben adecuarse a las necesidades del tejido empresarial. Ante una crisis «devastadora» como la del Covid «es normal que las inversiones se hayan paralizado», por lo que «es de justicia» que se solicite ampliaciones de los plazos para invertir. «Las normas tienen que estar vivas y no anquilosadas, hay una falta de sensibilidad del Gobierno con las peticiones canarias y esto es un gesto más que cabrea», añade Villalobos.

Nuevo retroceso

El presidente del grupo Astican, Germán Suárez Calvo, cree que un nuevo año para materializar la RIC es «necesario» porque el año 2021 no ha sido todo lo bueno que se esperaba con la llegada de nuevas oleadas de contagios por la pandemia. «Estábamos empezando a despegar pero hemos vuelto a ir para atrás por lo que no hemos sacado la cabeza, empezaba a pintar bien la situación económica pero las circunstancias han puesto el freno, así que parece razonable que si el año pasado se dio un año de prórroga porqué el próximo no». Para Suárez Calvo «la inversión privada no va a remontar de esta forma porque ahora mismo muchas empresas no tienen liquidez para invertir los fondos que se dotaron hace cuatro años».

Por ello, el empresario canario cree «si fueron capaces de permitir la prórroga del año pasado ahora deberían permitirlo de nuevo porque los reveses se suceden y es razonable prolongar un año más». El presidente de Astican recuerda que hasta en condiciones normales la RIC ha estado sujeta a interpretaciones restrictivas por parte de Hacienda.

Mientras esta petición de prórroga de la RIC se aleja, sí se aprobará la próxima semana en los últimos días del año la ampliación del plazo de inscripción de las empresas en la Zona Especial Canaria (ZEC) y la RIC anticipada. Para ello el Parlamento informará de su parecer en un pleno extraordinario antes del Consejo de Ministros.

Compartir el artículo

stats