Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La economía tinerfeña mejora, pendiente del turismo para confirmar su recuperación

El boletín de coyuntura insular, análisis elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife muestra datos de una sensible mejora al cierre del segundo semestre del año

Pedro Martín y Santiago Sesé, durante una reunión. E. D.

Aunque el aumento de la vacunación y la progresiva reducción de las restricciones han permitido mejorar los resultados de actividad y empleo, la reactivación turística sigue siendo necesaria para poder confirmar una verdadera recuperación.

Estos son solo algunas de las conclusiones que se pueden extraer del boletín de Coyuntura Insular del segundo trimestre del año elaborado por el Servicio de Estudios cameral junto al Cabildo de Tenerife. Así, se puede apreciar cómo todos los sectores productivos han experimentado una mejora de actividad y empleo, con la construcción mostrando los mejores registros y con el sector servicios como el más lastrado, debido a la debilidad que todavía está presente en los transportes, en el comercio y en la hostelería.

En líneas generales, los resultados del Boletín arrojan avances tanto trimestralmente como respecto a las cifras de hace un año, aunque todavía están lejos de los registros de finales de 2019. Este optimismo moderado en las cifras también se desprende al analizar el Indicador de Confianza Empresarial de Tenerife, que experimenta un aumento considerable al pasar de un 5% en la encuesta de abril a un 13,3% en la de julio. Asimismo, por primera vez desde el inicio de la pandemia no predominan las respuestas desfavorables en esta encuesta.

Mejora también la economía en términos de empleo, al comenzarse a apreciar un crecimiento en la ocupación llegando a los 352.060 trabajadores según la última EPA. Esto supone un 0,6% más que en el primer trimestre (2.010 trabajadores) y un 2,2% por encima de los registrados en junio de 2.020 (7.660 ocupados más). Sin embargo, a pesar de esta mejora la tasa de paro no se consiguió reducir durante el segundo trimestre del año, situándose en un 26,2% por el incremento de población activa, que ha seguido presionando el mercado de trabajo, aumentando el empleo, pero también el número de desempleados, llegando hasta los 124.980, 23.770 más que hace un año.

Es por eso por lo que desde la Cámara consideran que, a día de hoy, cuando la situación pandémica comienza a mejorar pero deja todavía cicatrices sin cerrar y una incertidumbre que, aunque poco a poco se disipa, sigue estando presente, se deben realizar los mayores esfuerzos para convertir el momento actual en una oportunidad de mejora, de impulsar el crecimiento y de hacer frente a los retos que la isla todavía tiene pendientes.

Por su parte, el Cabildo de Tenerife se esfuerza en consolidar su respaldo a las empresas de la isla, especialmente a las pymes y a los autónomos. La reciente convocatoria de ayudas de hasta 6.500 euros es solo una de las estrategias que desde la institución insular aplican junto a otras como el apoyo a nuevas iniciativas empresariales, ayudas al mantenimiento del empleo o la recientemente aprobada línea de impulso al comercio minorista, el sector de la restauración y servicios personales, dotada con 775.000 euros.

Compartir el artículo

stats