05 de diciembre de 2019
05.12.2019

La hostelería modera su actividad, pero factura más de 16.000 millones en Canarias

El anuario del sector indica que la evolución fue mejor en la provincia de Las Palmas

04.12.2019 | 23:29

La hostelería en Canarias cerró 2018 con cerca de 19.000 establecimientos, que emplearon a cerca de 200.000 trabajadores. Su facturación supuso 16.063 millones de euros y, después de Baleares, es la comunidad autónoma en la que el sector hace una mayor aportación a la riqueza regional, con un 18,6%.

Estas son algunas de las cifras que se recogen en el anuario de Hostelería de España, que incluye datos del sector referentes a 2018, incluyendo sus dos ramas de actividad: restauración y alojamiento.

En relación a Canarias, el informe constata que en 2018 la actividad del sector se ha moderado, al ser una de las regiones con mayor dependencia del turismo, que en este año ha ralentizado el crecimiento.

El número de establecimientos aumentó en 2018 respecto al año anterior en las dos ramas de actividad hostelera, de forma más moderada en las actividades de restauración (1,9%), mientras que en el alojamiento se produjo un avance de dos dígitos (13,9%). Por provincias, la evolución es algo más favorable en Las Palmas, con un incremento suave de los locales de restauración (2,3%) y un fuerte aumento en el alojamiento (13,4%). En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la evolución es similar, con crecimiento mucho más destacado en el alojamiento (14,7%) que en las actividades de restauración (1,5%).

Comparando con el comportamiento del año anterior, en Las Palmas el ritmo de crecimiento ha subido de forma más acusada. El balance e los últimos ocho años en Tenerife es negativo debido a que todavía no se ha recuperado la cifra de locales de restauración que había en 2010.

El empleo registró una bajada del 4,8% (de 203.075 trabajadores en 2017 y a 193.400 en 2018). De la cifra actual, 95.250 pertenecen a las actividades de restauración y 98.150 a las de alojamiento.

Por su parte, los precios experimentaron una mayor subida en el conjunto hostelero, debido al impulso en la rama de restauración, ya que en el alojamiento el aumento fue más moderado, cerca de cinco puntos respecto al que tenía lugar en 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook