Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleo

Cuando te la juegas para encontrar un trabajo

De videojuegos a escape rooms, las empresas incorporan cada vez más la gamificación o mecánicas de juego para seleccionar a su personal

En el juego el candidato se muestra como es.

En el juego el candidato se muestra como es. Shutterstock

Usted va a una entrevista de trabajo para la que le han seleccionado, seguramente repasando mentalmente los puntos fuertes que quiere destacar de su curriculum durante el encuentro.

Por lo tanto, tampoco hay que asustarse si no se es muy ducho en videojuegos o en resolver misterios porque, para los equipos de recursos humanos, lo importante no es que meta gol sino qué ha hecho para llegar frente a la portería. Que le contraten o no dependerá de si sus competencias más marcadas son las idóneas para el puesto independientemente de sus estudios o experiencia previa.

Actualmente existen cuatro grandes tendencias en esto de la gamificación aplicada a los procesos de selección de puestos de trabajo. Pero al llegar al sitio y hora convenidos se encuentra con que debe encontrar las claves para resolver el acertijo final que le abra la puerta de un escape room. Los nuevos métodos de selección de personal ya han llegado y vienen para quedarse.

Al jugar nos mostramos como somos y la empresa ve patrones de comportamiento

Las grandes empresas han introducido el concepto de gamificación, que consiste en emplear mecánicas de juego para otros fines, tanto para captar talento como para reforzar equipos y de paso crear imagen de marca.

El director de Recursos Humanos en el Grupo Zahonero y profesor de Sociología de la Universidad de Alicante (UA), Fernando Coloma, explica que estas técnicas sirven a la empresa para descubrir patrones de comportamiento entre sus potenciales empleados y reducir la incertidumbre a la hora de saber si su perfil es el adecuado para el puesto que se quiere cubrir.

"Cuando jugamos nos mostramos como somos, llega un momento en que el candidato relaja sus defensas, algo que no sucede con las entrevistas de trabajo tradicionales", argumenta Coloma. Así, el que es competitivo mostrará ese patrón de comportamiento, al igual que el que es colaborador, líder o analítico. "Y la psicología y sociología nos dicen que cuando existe un patrón de comportamiento, este se repite", concluye este experto.

Las grandes competiciones de e-sports suponen nuevas vías para la gamificación. Shutterstock

La que está más en auge es 'Lego serious play', toda una metodología con las conocidas piezas de construcción de juguete, en la que participan varias personas a la vez. El llamado 'facilitador' dirige la sesión y a través de ella se busca explorar las competencias y valores de los 'jugadores', su espontaneidad, rapidez de respuesta y creatividad. Es una actividad grupal y además de para buscar futuros empleados también se utiliza para cohesionar equipos o para poner sobre el tapete soluciones creativas a problemas complejos de la empresa.

La segunda por su grado de implantación es el desarrollo de programas específicos de software diseñados para gestionar más fácilmente las competencias dentro de un puesto de trabajo determinado, señala Coloma.

Se trata de grandes empresas que han creado su propio juego adaptado a sus necesidades y ya disponen de él multinacionales de todos los sectores, desde L'Oreal hasta la cadena hotelera Marriott pasando por Dominos Pizza. En estos juegos el candidato se enfrenta a situaciones reales de trabajo recreadas en juegos y se puede comprobar en qué parte el jugador fija más su atención y de qué manera resuelve los problemas que se le van planteando de manera que en recursos humanos deducen el puesto ideal de cada uno dentro de la compañía.

La tercera vía son los e-Sports o videojuegos de competición. El profesor de la UA recuerda que el banco de inversión americano JP Morgan ya los ha incorporado a sus procesos de selección junto con las entrevistas a los candidatos.

Además ya existen empresas tecnológicas que se dedican a organizar este tipo de encuentros para las firmas que se deciden a utilizar la gamificación durante los procesos de selección. La elección del perfil adecuado al puesto se basa en la misma filosofía que los anteriores, descubrir la personalidad y los patrones de comportamiento.

Porque "las empresas te contratan por lo que sabes y te despiden por lo que haces", resume Coloma. "La gamificación ayuda a saber qué hará un empleado en el desempeño de sus funciones y permite contratar a la persona en el puesto donde más va a brillar en función de sus competencias", indica Coloma. Además, en la actualidad existe un problema con la fidelidad del empleado a su empresa que este tipo de métodos pretende minimizar.

"Las empresas te contratan por lo que sabes y te despiden por lo que haces", resume un experto en Recursos Humanos

Y por último aunque quizá sea el más llamativo, en los procesos de selección algunas empresas han incorporado los escape rooms, tan de moda últimamente para el ocio. Este método requiere una mayor infraestructura porque o bien diseña el recorrido la propia empresa en sus instalaciones o alquila uno de los locales habilitados para ello y diseña una prueba que permita a los contratadores ver in situ las reacciones de los candidatos.

Estos juegos grupales consisten en descubrir pistas en distintas escenas para resolver enigmas o rompecabezas en un tiempo determinado que permita al jugador escapar. Y pueden resultar muy útiles para los "observadores" de la empresa que incluso pueden llegar a interactuar con ellos durante la prueba.

"Si los responsables de Recursos Humanos son capaces de identificar adecuadamente los perfiles para que encajen en la empresa la gamificación tiene mayor garantía de éxito que los procesos de selección tradicionales", afirma el profesor universitario.

Compartir el artículo

stats