Economía

La cancelación de los vuelos del Boeing Max afecta al Archipiélago

Alrededor de seiscientos pasajeros quedaron bloqueados en Gando y Tenerife Sur tras el anuncio de la Agencia Europea de Seguridad Aérea de prohibir la utilización de este modelo.
J. Bolaños/Agencias
13/mar/19 6:51 AM
Edición impresa
 

J. Bolaños/Agencias

Cerca de 600 pasajeros se han visto bloqueados en Canarias por la suspensión decretada por la Unión Europea de las operaciones del avión Boeing 737 MAX, tras el accidente el domingo de un modelo similar en Adís Abeba, en Etiopía, que es el segundo acaecido en seis meses. El accidente aéreo del fin de semana abre una crisis aérea. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA según sus siglas en inglés) decidió ayer tarde cancelar todos los vuelos operados por ese modelo del fabricante estadounidense.

La decisión afectó a dos vuelos de la compañía Norwegian en Gran Canaria, que tenían previsto volar hacia Estocolmo (Suecia) y a Oslo (Noruega), además de un tercero que debía despegar desde el aeropuerto Tenerife Sur hacia la ciudad inglesa de Manchester. A estos casos se suma un desvío al aeropuerto de Gando de un vuelo de la compañía Tui entre Banjul (Gambia) y Amsterdam (Holanda), que también se quedó en tierras grancanarias.

En conjunto, se estima que el bloqueo de los cuatro aparatos afectó a un conjunto de unos 600 viajeros, en su mayor parte turistas. Sin embargo, la cifra irá en aumento en los próximos días, pues las compañías con este modelo MAX, ya que no afecta al resto de los aviones 737, sufrirán una mayor incidencia.

Los pasajeros en tierra en Gran Canaria estaban siendo desde las ocho de la tarde de ayer realojados en hoteles del Sur y de Las Palmas de Gran Canaria, ante la imposibilidad de Norwegian de concentrarlos en un único establecimiento. Las compañías trataron de realojarlos en aviones de otros modelos que no están afectados por la medida.

Tomas Hesthammer, director de Operaciones de Norwegian, manifestó ayer a través de su web oficial que "en respuesta a la suspensión temporal de las operaciones del Boeing 737 MAX por múltiples autoridades de aviación, hemos tomado la decisión de no operar vuelos con este tipo de aeronave, hasta que las autoridades de aviación pertinentes nos indiquen lo contrario. Queremos pedir disculpas a los clientes por cualquier inconveniente causado; sin embargo, la seguridad seguirá siendo siempre nuestra principal prioridad".

Norwegian tiene más de 110 unidades del tipo Boeing 737-800 en su flota, modelo este que no se ve afectado por esta suspensión temporal. Y de ellos 18 son de las unidades MAX. La decisión europea se suma a la tomada el lunes por China, Indonesia y Etiopía, a la que se fueron sumando otros países, pese a que tanto Boeing como algunas aerolíneas trataron de rebajar la preocupación hasta que se conozcan las causas del accidente.

Air Europa tiene un pedido de 20 unidades

En España no hay aerolíneas nacionales que operen vuelos con este modelo de Boeing, aunque Air Europa tiene pendiente un pedido de 20 aparatos. El accidente aéreo del domingo cerca de Adís Abeba, que dejó 157 fallecidos, hizo saltar las alarmas al ser el segundo siniestro en poco tiempo que sufre el modelo suspendido, lo que ha llevado a al menos una docena de países y unas 25 aerolíneas a dejar sus aparatos de este modelo en tierra.