Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La resiliencia de Álex Corredera

Después de tres promociones de ascenso consecutivas con malos resultados, dos con el Badajoz y una reciente con el Tenerife, vuelve a apuntar alto.

Álex Corredera. LaLiga

Alexandre Corredera lleva tres temporadas seguidas quedándose a un paso de ascender de categoría. Vivió dos amargas promociones en la desaparecida Segunda B con el Badajoz, equipo del que salió el verano de 2021 para unirse a un Tenerife con el que también rozó el éxito, en este caso con la Primera como aliciente. Pero el futbolista gerundense no se rinde. «Lo volveremos a intentar con más fuerzas», aseguró.

Su primer acercamiento a un ascenso tuvo un mal desenlace para su equipo, un Badajoz que empezó con Mehdi Nafti en el banquillo y que completó el curso 19/20 con Pedro Munitis al frente. Con Alexandre como titular habitual, el conjunto pacense se clasificó para una fase de ascenso que, en plena crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, se celebró a un solo partido por eliminatoria en una sede común. Tras superar en los penaltis al Bilbao Athletic de Joseba Etxeberría, el Badajoz no tuvo la misma suerte en el duelo siguiente, contra el Barcelona B, dirigido en ese entonces por Javier García Pimienta, el actual técnico de la UDLas Palmas. Como el anterior, ese cruce se resolvió con lanzamientos desde los once metros. Corredera anotó el último de la escuadra extremeña, pero no pudo evitar el triunfo azulgrana.

El destino le había reservado Alexandre un final todavía mas cruel en la temporada 2020/2021. Su equipo, el Badajoz, lo tuvo todo a favor para subir a Segunda División. Después de dejar en el camino al Zamora en las semifinales, se enfrentó al Amorebieta en una eliminatoria a partido único siendo anfitrión en El Vivero. Contra todo pronóstico, el que agarró el premio fue el conjunto vizcaíno, que consiguió imponerse por 0-1, con Corredera siendo titular y participando de principio a fin.

Si el resultado hubiera caído del lado local, Alexandre no habría llegado al Tenerife. Al menos, en 2021. La oferta de un club de superior categoría le permitió devincularse del Badajoz para dar un paso adelante en su carrera. Y el mediocentro respondió convirtiéndose en uno de los novatos más destacados de Segunda División 21/22. Jugó 41 de los 42 partidos de Liga, en los que marcó dos goles, y fue fijo en un playoff en el que tampoco pudo cruzar la meta por la que tanto había corrido. El 19 de junio de este año se llevó el «varapalo» del 1-3 del Girona en el Heliodoro Rodríguez López. Ahora, con la nueva temporada ya iniciada, se queda con la parte positiva de lo ocurrido y vuelve a apuntar alto. «Sí fue un varapalo para todos, para el equipo y para la afición, pero si lo vemos con cierta perspectiva, nos damos cuenta de fue importante llegar hasta el final y que la trayectoria resultó muy buena», opinó el futbolista repasando instantes mágicos como el del gol de Carlos Ruiz ante el Girona. «Se me puso la piel de gallina por cómo se puso el estadio», reconoció Álex.

Lejos de quedar anclado en la decepción, el mediocentro blanquiazul demostró que es todo un experto en hacer borrón y cuenta nueva. «Todos queríamos alcanzar el objetivo del ascenso, pero en esta categoría solo suben tres de 22 equipos», señaló antes de insistir que «el Tenerife hizo una buena temporada y se quedó a las puertas» de esa conquista. «Fue duro, pero hay muchos clubes que también han estado en esa situación y han seguido peleando, así que lo volveremos a intentar este año con más fuerzas», remarcó Corredera pasando página, porque «ya no se puede dar marcha atrás, hay que pelearlo otra vez».

Álex está dispuesto a asumir esa responsabilidad. «Espero dar más que la temporada pasada. Tengo las ganas y la ambición de ser mejor, de aportar más cosas. Quiero ser importante en el vestuario y en el campo», avanzó.

Compartir el artículo

stats