Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gol, cosa de goleadores

El último tanto aportado por un defensa o un centrocampista, fue el que logró el lateral Álex Muñoz en Alcorcón el 13 de febrero

Mario González. María Pisaca

En las últimas jornadas de Liga, los tres especialistas del Tenerife en definir las acciones ofensivas, los delanteros, han ido tirando del carro en el apartado anotador. Es lo suyo y han respondido. Cuando no ha sido Enric Gallego, ha aparecido Mario González, o también Elady Zorrilla. En el tramo de los diez partidos más recientes, estos jugadores firmaron diez de los doce tantos anotados por el equipo. Otros dos blanquiazules con perfil atacante, el extremo Andrés Martín y el mediapunta Samuel Shashoua, completaron la docena a partir de la victoria en el Heliodoro frente al Ibiza (2-0).

No se han registrado dianas de jugadores de otras líneas desde que Álex Muñoz batió al portero del Alcorcón el 13 de febrero en el estadio de Santo Domingo. El lateral es uno de los dos defensas de la plantilla con goles en sus estadísticas (dos). El otro es Jérémy Mellot, que vio portería el 8 de noviembre en el triunfo ante el Girona en el Rodríguez López.

Dentro de este contexto también han sumado dos centrocampistas, Míchel Herrero (tres, sin contar el de Valladolid, que fue apuntado en el acta como autogol del meta) y Corredera (dos).

De ahí en adelante, aciertos de extremos, mediapuntas y, sobre todo, delanteros. Elady Zorrilla sigue siendo el más productivo (11), por delante de Enric Gallego (10), Samuel Shashoua (6) y un Mario González que ha podido dejar su sello en muy poco tiempo. Y es que, tras unirse al club en el mercado de enero, cedido por el Sporting de Braga, el burgalés ha contribuido con cuatro tantos en solo once partidos jugados, ocho como titular. Reconoce que «podría llevar más», porque se le quedó en el camino alguna que otra ocasión que no consiguió aprovechar. Pero sostiene que sus números tampoco «son malos». De hecho, de sus compañeros, solo Sam Shashoua pudo celebrar cuatro goles en sus once primeros encuentros de esta temporada; en su caso, arrancando en agosto. Además, el londinense amasó la mitad de esa cifra con dos lanzamientos de penalti.

«Mis números no son malos, pero creo que podría llevar algún tanto más»

Mario González - Delantero del CD Tenerife

decoration

Sin entrar en comparaciones, Mario da por buenos sus dígitos, pero lo que más le deja «satisfecho» es su capacidad para saber integrarse a toda prisa en un equipo que ya estaba hecho. «No es fácil llegar a un sitio y adaptarse rápido, y creo que he podido resolver ese proceso de la mejor manera posible», considera.

En sus ocho actuaciones como integrante del once inicial, formó pareja ofensiva con los otros dos delanteros, Elady y Enric Gallego, y también arrancó una vez con Shashoua como enganche. Empezó coincidiendo con Elady (Alcorcón, Ibiza, Mirandés y Sporting), hasta que, en la segunda parte de la visita a El Molinón, se demostró que también podía funcionar como aliado de Gallego. La conexión fue inmediata. Ese dúo tuvo continuidad en los duelos con el Almería, Real Sociedad B y Fuenlabrada. Lejos de establecer preferencias, Mario afirma que encaja con cualquiera. «Enric y yo somos compatibles», pone como ejemplo. «Somos delanteros que tenemos virtudes diferentes, pero nos estamos compenetrando bien», apunta convencido de que puede decir lo mismo de Elady, con el que se ha sentido «muy cómodo», e incluso de Shashoua, con el que también ha compartido minutos, como cuando fueron titulares en el Tenerife-Zaragoza. «Lo importante es que tenemos opciones y el entrenador decide la más adecuada», resume Mario, que actuó como suplente en el encuentro del viernes pasado con el Huesca. Turno para Enric y Elady.

Después de tres meses en el club, Mario ha tenido tiempo para notar que «el nivel» de la plantilla a la que pertenece «es muy alto», y no lo dice solo por las prestaciones de los goleadores. «Cuando vine, el Tenerife ya era cuarto», advierte sin pasar por alto que «la competencia individual es la que marca el rendimiento colectivo».

Compartir el artículo

stats