Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A por un triunfo de récord

Una victoria en Lugo permitiría al representativo igualar la plusmarca del Tenerife de Rafa Benítez, que sumó diez conquistas a domicilio l Con Ramis, los blanquiazules llevan nueve y aún faltan tres salidas más

Aquella temporada con Rafael Benítez a los mandos acabó de la mejor manera posible, con el ascenso en Butarque, que además significó la décima de las victorias a domicilio.

A por una victoria de récord. En pleno desasosiego por los resultados del fin de semana y por la oportunidad desperdiciada ante el Huesca, el CD Tenerife mira al frente y a la ocasión que se le brinda el domingo (Anxo Carro, 17:15 horas) para igualar una plusmarca histórica: la que fijó el equipo blanquiazul en el curso 2000/01, el del penúltimo ascenso a Primera División, cuando firmó nada menos que diez conquistas a domicilio de la mano de Rafa Benítez.

Ahora, con Luis Miguel Ramis, los isleños ya han profanado nueve plazas de Segunda División. Por este orden: Fernando Torres, José Zorrilla, El Alcoraz, Butarque, La Romareda, El Toralín, Santo Domingo, El Molinón y el Reale Arena. En caso de lograr el triunfo en alguna de las dos próximas salidas –a Lugo y Girona–, la actual versión del Tenerife igualaría el récord de Benítez e incluso estaría en disposición de superarlo. No en vano, faltan tres salidas en el marco de la liga regular, la última de ellas a Ipurua en la penúltima jornada.

Desde que arrancó este curso, Ramis se fijó como uno de los grandes propósitos que el Tenerife fuese capaz de competir de la misma manera en casa y a domicilio. Lo ha logrado con creces. Tanto es así que el botín de puntos cosechados en el Heliodoro Rodríguez (32 puntos en total) es muy semejante el logrado lejos del recinto capitalino (31). La buena racha fuera de la Isla comenzó en la jornada inaugural con el gol de Corredera en Fuenlabrada y se ha extendido durante toda la competición liguera, con triunfos tan sonados como el de Valladolid o el de Huesca.

Con Benítez

Las buenas sensaciones del Tenerife como visitante también comenzaron muy pronto el año triunfal de Benítez. La secretaría técnica, con Santiago Llorente a los mandos, supo confeccionar un plantel sin complejos y repleto de futbolistas ávidos de triunfar. Empezaron a hacerlo desde el comienzo de la competición. En la primera jornada dejaron buen pálpito en el Carlos Belmonte, pero fue en la tercera cuando se adjudicaron su primera conquista como foráneos. Lo hicieron a lo grande, con cinco goles en el Coliseum contra el Getafe (0-5).

A por un triunfo de récord

No obstante, el partido que marcó un antes y un después fue el del Calderón en la jornada 11, cuando los blanquiazules enmudecieron a la afición rojiblanca y presentaron su candidatura al ascenso con un triunfo de incuestionable mérito ante el Atlético (1-2). Meses después, también dejaron de piedra a otro de los aspirantes al ascenso, al Real Betis, al que ganaron con absoluta solvencia en el Villamarín (0-2).

La reluciente trayectoria blanquiazul trajo consigo otras conquistas, como las de Santiago de Compostela, Ferrol o Badajoz; así como la del feudo del Universidad de Las Palmas. Pero ninguna tan recordada como la de Leganés, en el epílogo liguero, cuando una falta directa botada por Hugo Morales valió para certificar el ascenso en medio del delirio y la apoteosis de los aficionados desplazados hasta la ciudad pepinera.

Logros anteriores

El Tenerife de Ramis ya ha igualado los registros a domicilio del último ascenso a Primera (temporada 2008/09), cuando con Oltra fueron también nueve los triunfos a domicilio, alguno de ellos tan sonados como la única victoria hasta la fecha en el Estadio de Gran Canaria. La otra vez que el representativo llegó a esta cifra de conquistas lejos del Heliodoro fue en Primera División (1995/96), con Jupp Heynckes como timonel de la nave. De esta forma, el equipo se catapultó hasta la quinta plaza de la tabla clasificatoria y obtuvo pasaporte para disputar competiciones europeas por segunda vez en toda su historia.

En esta temporada, la pena para Ramis es que los excelsos dígitos del Tenerife como visitante no vengan acompañados de una mayor regularidad en casa, donde los tropiezos han sido muy numerosos. El equipo ha dejado volar muchos puntos en la Isla y no figura, ni de lejos, entre los mejores locales del torneo liguero.

Compartir el artículo

stats