Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera final

El Tenerife afronta, el sábado, un partido ante uno de sus rivales directos que vale más que tres puntos l> El triunfo es casi obligado

El partido de Valladolid dejó estampas tan felices como éstas. Unidad, felicidad, alegría. El choque ante los blanquivioletas fue una demostración de poderío en uno de los feudos más hostiles del campeonato. Brillaron todos, pero de forma muy especial Míchel Herrero y Mellot.

La primera de 13 finales. Desde ayer, el CD Tenerife pasó página de su último partido a domicilio en Anduva y ya fija todas las miradas en su crucial cita del próximo sábado (Heliodoro Rodríguez López, 17:15 horas). Aunque nadie quiere colgar del venidero duelo ante el Valladolid la etiqueta de «definitivo», futbolistas de ambos planteles admiten que están en juego mucho más que tres puntos. «Es ganar y que no lo haga un rival directo», sugiere al respecto el presidente de los locales, Miguel Concepción. Pero hay otros muchos ingredientes que hacen que el sábado que viene no sea un día más.

La primera final

Trayectorias.

Ambos equipos llegarán al duelo del próximo fin de semana en posiciones de privilegio y con el primer objetivo de la temporada ya conseguido: salvo hecatombe, tanto Tenerife como Valladolid tienen asegurada una posición entre los seis primeros. Ahora bien, llegados a este punto los dos aspirantes van a por el ascenso directo. De ahí que el empate no sea un resultado apetecible para ninguno en el choque de trenes que protagonizarán el sábado en el recinto capitalino. En el caso de los isleños, la obligación de ganar viene impuesta por el reciente borrón de Anduva. «Vi cosas que no me gustaron», admite el entrenador.

Los números.

Hasta la fecha, el conjunto de Ramis es más fiable en casa que el de Pacheta a domicilio. Y aunque entre candidatos de tanto fuste cualquier pronóstico resulte incierto, el resultado más lógico sería la victoria local (así lo atestiguan los pronósticos de las casas de apuestas). En los dos primeros tercios de la competición, el Tenerife amarró en el Heliodoro 27 puntos de los 42 disputados; y el Valladolid se quedó en solo 19 de los que libró fuera de Zorrilla. De los cuatro grandes aspirantes al ascenso directo, el cuadro castellano es el más vulnerable cuando sale de su feudo.

Un feliz antecedente.

La victoria en Pucela fue el primer gran golpe sobre la mesa del Tenerife de Ramis. Su triunfo en Valladolid sin paliativos ni contemplaciones (0-2) convenció a los propios futbolistas del representativo de que esta temporada podían optar a todo. También a ganar en campos tradicionalmente tan complicados como Zorrilla, donde vencieron con un par de tempraneros goles de Shashoua (11’) y Míchel Herrero (29’), si bien el acta del partido adjudicó el segundo de ellos a Roberto, en propia puerta. «El Tenerife ridiculiza al Valladolid», tituló AS al día siguiente.

El factor afición.

El del sábado será el primer partido de la temporada sin restricciones de aforo en el Rodríguez López. Parece seguro que se batirá el mejor dato de afluencia de público de este curso (13.177 asistentes a la reciente victoria contra el Ibiza, hace ahora nueve días) y el ritmo de venta de localidades avanza a un ritmo vertiginoso. De hecho, ya está casi cubierto todo el anillo inferior del estadio. Las primeras entradas en agotarse fueron las de Popular Baja, el miércoles de la pasada semana; y desde entonces la expectación y el interés por el duelo del sábado no ha hecho sino crecer. Movistar Plus, que tiene la primera de las elecciones de cada jornada, lo ha elegido para su emisión en directo por considerarlo el más atractivo del fin de semana.

Más alicientes.

Comoquiera que el Heliodoro por fin operará al 100% de su aforo (22.824), el club ha decidido que es la fecha más propicia para estrenar la camiseta del Centenario. El día inicialmente elegido era el 2 de enero, cuando se celebró el derbi contra Las Palmas; pero el tijeretazo a la afluencia de espectadores que decidió el Gobierno de Canarias ofuscó a los dirigentes locales y postergó las iniciativas programadas para aquel primer partido del año. El sábado sí, los jugadores del representativo lucirán el atractivo diseño que agotó existencias en tienda y que se ha convertido en un objeto de culto entre la afición blanquiazul.

Duelo de goleadores.

Elady versus Weissman, el choque de aspirantes también enfrenta a los artilleros por excelencia de ambos equipos. En el Tenerife el que más ha acertado este curso es el jienense Zorrilla, que ya suma diez dianas con la que hizo el sábado en Miranda de Ebro; y en el cuadro pucelano merece atención especial el internacional israelí, que presenta unos dígitos que abruman. Hace semanas que ha rebasado la decena de goles marcados en Segunda con los blanquivioletas. Eso sí, no es el único peligro de un Pucela que vendrá con un motivado Cristo González –en su regreso a casa– y con un Villa en estado de gracia. También en el representativo son numerosas las fuentes anotadoras. Y Mario querrá seguir la estela feliz que dejó su última comparecencia en el Heliodoro.

Almería y Eibar, pendientes.

En la distancia, primer y segundo clasificado estarán muy pendientes de lo que acontezca en el Heliodoro. Un posible empate entre blanquiazules y blanquivioletas tendría como grandes vencedores a los ahora dos primeros, pues fortificarían sus opciones de ascenso directo. El fin de semana, los de Rubi juegan antes que nadie, el viernes en el siempre difícil campo de La Romareda; y los armeros también lo harán a domicilio, en su caso el domingo frente a otro aspirante como el Cartagena. Es una jornada propicia para el Tenerife... si gana. Una victoria frente a un rival directo podría reengancharse a la puja por la segunda plaza, elevar la dañada moral tras el pinchazo de Anduva y afrontar con la ilusión por las nubes las 12 jornadas que aún faltarán para el final. Partido clave.

Míchel, titular entonces... ¿y ahora?


Entre el once que dispuso Ramis en el partido de la primera vuelta y el que elegirá el sábado para enfilar la visita del Valladolid al Rodríguez López habrá cambios significativos. Desde entonces hasta ahora ha variado la pareja de centrales, el acompañante de un indiscutido Corredera en la sala de máquinas y también la cuota de protagonismo de Shashoua. Aquel día en Pucela, el representativo jugó con: Soriano bajo palos; Álex Muñoz, Mellot, Carlos Ruiz y Sipcic en defensa; Míchel y Alexandre como pivotes; Mollejo y Elady por las bandas; y Sam y Enric como hombres más ofensivos. Todo apunta a que la pareja de centrales seguirá siendo la compuesta por Sergio y León, ahora el ariete titular es Mario... y al mediocampo podría volver Herrero, que fue el gran protagonista en la victoria de Zorrilla. Aitor es baja por sanción.


Compartir el artículo

stats