Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jacobo: «El servicio médico no estuvo a la altura»

El futbolista madrileño revela que compitió varios meses con la nariz rota después de que los especialistas de la entidad blanquiazul le aconsejaran no pasar por el quirófano

Jacobo González.

De Jacobo González, fichado por el Tenerife en el verano de 2020 con un contrato de tres años de duración, quedó el recuerdo de que fue un futbolista que no tuvo suerte como blanquiazul. Sufrió una fractura en los huesos propios de la nariz en un amistoso ante la UD Las Palmas disputado unos días antes del comienzo de la Liga 20/21, marcó un gol en la jornada de debut –al Málaga–, tuvo poca continuidad con Fran Fernández y se lesionó en el tercer partido de Ramis. Se recuperó y llegó a intervenir en los últimos encuentros de la temporada pasada, pero sus días en el club blanquiazul estaban contados. A finales de julio de 2021, fue traspasado al Sabadell.

El extremo madrileño puso fin a su etapa en el Tenerife con la sensación de que su experiencia habría sido diferente si los servicios médicos del club hubieran actuado de otra manera. Jacobo contó su historia en Gol de Plata. «Sufro una lesión, me parten la nariz en el último partido de la pretemporada y el servicio médico decide que no tengo que operarme», comentó el ahora máximo goleador del Sabadell. «Me hacen unas pruebas y deciden que no tengo que operarme de la nariz, que la tengo rota pero que no va a influir en nada. Eso pasa en agosto y compito hasta diciembre con la nariz rota. Pero no sentía que estuviera bien del todo», recordó revelando que incluso le costaba respirar y se notaba cansado. «Justo antes de Navidad, me rompo el quinto metatarsiano del pie en un partido. Entonces hablé con el club y dije que había decidido que me tenía que operar del pie y que iba a aprovechar para hablar con un doctor especialista y ver el tema de la nariz, porque no terminaba de estar bien», prosiguió Jacobo.

La segunda consulta tuvo un resultado sorprendente para el jugador. «Fui a Madrid a hablar con un especialista y me dijo que no se atrevía a operarme por lo mal que tenía la nariz, que tenía un destrozo espectacular, que no entendía cómo había estado compitiendo de esa manera, que no me entraba el aire por la nariz. Alucinante. Me dijo que me buscara un especialista de verdad porque él no se atrevía a operarme», aseguró Jacobo.

Por todo esto, opinó que «el servicio médico del Tenerife no estuvo a la altura del momento». Es más, dijo que influyó «mucho» en su carrera deportiva. «Es cierto que luego me operé en Madrid del pie y de la nariz y cogí el covid. Estuve mucho tiempo de recuperación y no me dio para recobrar el tono físico. Al final, mi temporada se hizo muy corta , no competí lo que tuve que competir y, en parte, entendí que la dirección deportiva quisiera darme la baja, porque no había cumplido las expectativas. Una parte es culpa mía, pero otra se la tiene que hacer mirar el Tenerife también», indicó Jacobo, que en el verano de 2021 recibió la noticia, de parte de Juan Carlos Cordero, de que ya no contaban con sus servicios. «Tenía dos años más de contrato y mi idea era quedarme en Tenerife, pero no me pusieron para nada las cosas fáciles. Estuve medio apartado del equipo», concluyó Jacobo.

Compartir el artículo

stats