Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tenis

Rafa Nadal tiene un mes para recuperarse

El mallorquín tiene previsto reaparecer el 7 de agosto en el Masters 1000 de Montreal si se recupera de la fractura abdominal que le obligó a retirarse de Wimbledon - Solo defiende 45 puntos en lo que queda de año

Rafa Nadal. Reuters

Todavía no se ha recuperado de su fractura abdominal que le ha obligado a abandonar Wimbledon, pero Rafa Nadal ya piensa en volver a coger la raqueta. El Masters 1000 de Montreal, que se inicia el 7 de agosto, ya está entre ceja y ceja. Eso significa que tiene un mes para descansar, curarse de su lesión y volver a recuperar la forma en la que ha asombrado esta temporada conquistando el Open de Australia y Roland Garros.

El manacorí quiere dar el nivel en el primer Masters de la gira norteamericana, por lo que su hoja de ruta está clara. Se tomará un tiempo para el reposo y después tratará de volver progresivamente a los entrenamientos con el fin de estar en plenitud de condiciones en Canadá.

Tras Montreal, vendrá Cincinnati sin apenas descanso, para encarar después el último Grand Slam de la temporada, el US Open que se disputará a partir del 29 de agosto. Si todo va sobre lo previsto, aunque es pronto todavía, Nadal competirá en Montreal y Nueva York sin lugar a duda y deberá valorar su participación en el Masters 1000 de Cincinnati, en función también de los resultados cosechados la semana anterior en Canadá.

Más allá del US Open asoma en el calendario la Laver Cup (23 a 25 de septiembre), en la que a día de hoy está confirmada su participación, además de toda la gira asiática y europea de pista dura que dará inicio en octubre y que tiene como cumbre los últimos Masters 1000 de la temporada, en Shanghái y París. Pero por el momento, tan solo Montreal, US Open y la Laver Cup son fijos en su calendario, aparte de su presencia en las ATP Finals de Turín, donde está matemáticamente clasificado, además de una serie de exhibiciones por Latinoamérica. Pese a la incertidumbre física que depara el futuro de Nadal existe una tranquilidad aparente a lo que la clasificación se refiere. El manacorí tan solo defiende los octavos de final que cosechó en el ATP 500 de Washington, donde cayó ante Lloyd Harris. Tras su eliminación en el que era el primer torneo de la gira americana, el balear decidió parar hasta final de temporada, sin disputar ninguno de los torneos que quedaban en juego.

Por lo tanto para Rafa todo lo que venga de ahora en adelante significara sumar puntos. Cuatro Masters 1000, un Grand Slam y las ATP Finals, además de la Laver Cup y la Copa Davis, sobresalen en el calendario tenístico en esta segunda parte de la temporada y en los que Nadal podrá participar sin presión alguna por no defender un solo punto. La clasificación tampoco será una inquietud con la que deberá lidiar en su vuelta. Sin casi puntos a defender, muy posiblemente no perderá puestos y en función de los resultados de sus rivales podría, incluso, ganar alguna posición más.

Nadal saldrá de Wimbledon como tercero por detrás de Medvedev y Zverev, que no se han visto apenas afectados por la decisión de no repartir puntos en la presente edición. No puede decir lo mismo Novak Djokovic, que independientemente de como acabe el torneo actual saldrá el lunes como el séptimo, cosechando su peor ranking desde 2018, cuando bajó hasta el 22º puesto debido a una lesión en el codo. Sea como sea para Rafa se abre un nuevo horizonte. Con la futura paternidad a la vista y con una nueva lesión en el camino, el campeón se centra ya en recuperarse lo antes posible y con todas las garantías para poder afrontar el tramo final de temporada en la que quien sabe, puede empezar a ser la de despedida en algún que otro torneo.

Compartir el artículo

stats