Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol | CEV Champions League

A Bosnia con ganas de sentenciar

El Tenerife Libby’s disputa esta tarde, a partir de las 15:00, el choque de vuelta de la primera ronda ante el Jedinstvo Brcko con la ventaja de haber ganado en la ida por 3-0

Julie Lengweiler y Meg Wolowic, en una acción de bloqueo contra las bosnias en el partido de la ida. | | MARÍA PISACA

Llegó el momento para el Tenerife Libby’s, ese que estaban esperando las jugadoras del equipo con vistas a pasar a la segunda ronda de la Champions League del voleibol europeo femenino. Y todo pasa por vencer o hacerle un set al Bimal–Jedinstvo Brcko en el encuentro vuelta que se disputa este martes, a partir de las 15:00 horas, en el pabellón Imán Sportska Dvorana de la ciudad de Brcko, en Bosnia–Herzegovina.

Será el partido clave que determinará parte del futuro de las laguneras en las máxima competición del continente si finalmente las blanquiazules pasan el segundo obstáculo clasificatorio. De pasar, lo más probable es que se enfrente al Vasas Óbuda Bucarest de Hungría, que en la ida venció sin problemas y de forma contundente al VAK Gent Damas de Bélgica (0-3). Se sabrá mañana, miércoles, una vez que se dispute el choque del próximo cruce.

Pero mucho más que pensar en lo que deparará el futuro, el Tenerife Libby’s tiene en la cabeza solventar como visitantes el partido ante las bosnias y en ningún caso dejar espacio a la confianza porque los equipos balcánicos siempre son competitivos en su casa y ante su público. Las locales fundamentarán su ataque en el trabajo que desarrollen Ana Terzic, Irena Vukoje, Sara Glibic, Manuela Dragovic o Ilijana Kovic, mujeres claves del equipo que entrena Radmila Markovic a vigilar por las laguneras.

El 3-0 obtenido por las pupilas de Juan Diego García deja muy a las claras el excelente nivel que exhibieron en el fortín de Los Majuelos ante un equipo que pelea por la Champions.

El saque y el bloqueo fueron las armas de un conjunto que se mostró contundente, con una Meg Wolowicz inmensa en el servicio y la red y un trabajo coral del núcleo duro del CV Haris. Ahí estuvieron las dos Patricias, Aranda y Llabré, a la que le siguieron el peligro total de Lisbet Arredondo, Avie Niece y Julie Lengweiler. Con ellas una actuación destacada de Belly Nsunguimina y Elena Arán, entre otras.

El técnico onubense recuerda que «vamos con un resultado muy favorable. Nuestra idea es ver y analizar el riesgo que asume el Jedinstvo, sobre todo desde el saque. Vamos a intentar neutralizarlas con la buena recepción que estamos haciendo. Queremos mantener la buena tónica. Vamos a por esos dos sets que nos meterán en la siguiente ronda».

Compartir el artículo

stats