Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jaqueline Batista | Directora técnica y presidenta del Club Batistana de Tenerife

«Aquí tenemos claro que la gimnasia no nos va a hacer ricas»

Jaqueline Batista (1989, La Laguna). | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

¿Dónde se lo pasa mejor, dirigiendo a las chicas a pie de pista o «encerrada» en un despacho?

Abajo, al cien por cien... Mejor siempre como entrenadora.

¿Y no se cansa de ganar?

Eso suena feo [sonríe]... Nos va muy bien, no nos podemos quejar pero también es verdad que le dedicamos muchas horas a entrenar.

Algunos méritos habrán sumado para seguir en lo más alto de la competición nacional, ¿No?

Ya llevamos unos cuantos años seguidos acumulado triunfos, pero no nos rendimos...

¿Qué le pide a una niña que llega por primera vez al Club Batistana Tenerife?

Que disfrute de la experiencia y venga porque realmente le gusta la gimnasia... Al principio suelen sentir una atracción, más bien curiosidad, por el baile y las piruetas. Con el paso del tiempo ya vamos viendo quiénes tienen cualidades para continuar evolucionando. La carga de entrenamientos sube y es cuando comenzamos a valorar aspectos como la flexibilidad y otras altas capacidades que forman parte de su genética. La mayoría de las habilidades de la gimnasia rítmica se alcanzan con trabajo y eso tenemos de sobra porque entrenamos una media de cuatro o cinco horas al día... Para estar aquí te tiene que gustar mucho lo que haces y no pensar que es un sacrificio. Al final esto es una pasión. Sin esa entrega no hay nada.

¿Una diversión que demanda un alto porcentaje de sacrificio?

Claro que tiene un componente de sacrificio elevado. Solo hay que ver los esfuerzos que realizan las niñas que compiten a gran nivel para comprender la dimensión de cada una de sus renuncias. Cuando competía me perdía casi todos los cumpleaños y los sábados no tenía otros planes que no estuvieran relacionados con entrenar pero yo disfrutaba esos momentos.

¿Alguna vez tuvo la sensación de que se estaba «perdiendo» cosas irrepetibles?

Yo estaba donde quería estar y nunca sentí que me estaba faltando algo por hacer. Más que un sacrificio, lo que hay que destacar de estas niñas es la disciplina que tienen para sacar adelante un entrenamiento. El talento no sirve para nada si no lo das todo. Eso es algo que no marca diferencias si no trabajas duro otras facetas.

¿Dicen que ser cocinero antes que fraile es una gran ventaja?

Mi relación con la gimnasia rítmica viene de lejos. Se inició en el momento en el que mi madre me apuntó a una actividad extraescolar y aquí sigo. Más tarde empecé a competir y más recientemente, en el año 2013, fundé el Batistana con mi hermana Leticia sin imaginarnos que nos iban a pasar tantas cosas buenas... Muy pocos equipos han podido presentar cuatro conjuntos al Campeonato del España y que todos se lleven el oro o acaparar tres tripletes con tres formaciones.

¿Sabe cuántos Campeonatos de España tiene en su palmarés?

Eso está en un dossier de prensa y ahora mismo no tengo ni idea, pero lo que sí le puedo contar es que en la máxima categoría nacional, que es como la Primera División de fútbol, en la que compiten los 18 mejores clubes españoles hemos salido campeonas de manera consecutiva desde 2017. Eso es algo que no está en el palmarés de otro equipo y nosotras nos estamos preparando para el sexto,

¿La trastienda de esta disciplina deportiva es tan compleja como la pintan?

En el Batistana tenemos un organigrama con todos los niveles posibles y no exigimos lo mismo a una niña que se apunta a la escuela para pasárselo bien durante una horita y cuarto, que a una deportista que está en la parte más alta. Aquí te lo juegas todo en dos minutos y sabes que no puedes fallar porque no tienes margen para recuperarte.

¿Qué duele más una lesión o el momento en el que te das cuenta de que tienes que dejar de competir?

Son dos cosas muy diferentes... Aquí tenemos claro que la gimnasia no nos va a hacer ricas, pero eso no quita para dar forma a una gran familia y acompañar a una de las nuestras en momentos claves de su vida. Cuando hay una lesión que te aparta del deporte sufres y sufren por ti... A las chicas les digo que mediten muchos sus decisiones y estiren este momento hasta que ellas pueda, es decir, que no se convierta en una carga para sus vidas. No es lo mismo el dolor que te genera una lesión que ese instante en el que dices «hasta aquí llegamos».

Lo que ofrece muy pocas dudas es el alto nivel que tienen las gimnastas canarias.

Los canarios tenemos un carácter enérgico y eso es algo que en la rítmica se trabaja mucho. El estilo que tienen las deportistas de las islas es admirado fuera del Archipiélago porque es el resultado de la combinación de un buen trabajo de base, del talento y la creatividad para inventar situaciones que acaban sorprendiendo al público. Esta es una disciplina donde no existe margen para la improvisación. En el fútbol tienes 90 minutos, o incluso alguno más para corregir un error, pero en la gimnasia una penalización es definitiva.

Compartir el artículo

stats