Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol | Liga Iberdrola

El Sanaya Libby’s lo hace fácil

El conjunto tinerfeño llegará en condiciones inmejorables a la Copa de la Reina tras anotarse frente al Cajasol, y sin apenas apuros, su decimonovena victoria consecutiva

Jenelle Jordan supera el bloqueo del Cajasol Dos Hermanas.. El Día

Como un engranaje perfecto. Así volvió a funcionar el Sanaya Libby’s La Laguna ante un Cajasol Dos Hermanas que no se encontró cómodo en ningún momento. Las blanquiazules se impusieron por la vía rápida desde el saque, con el que le generaron muchas dificultades al cuadro dirigido por Magú. Tras este nuevo resultado positivo las leonas afrontan la Copa de la Reina –desde el próximo viernes- con 19 victorias consecutivas.

El Cajasol dio guerra en los primeros compases. No fue hasta el 10-7 cuando, a través de un semifallo de Winderlys, el Sanaya Libby’s tomó ventaja. Magú lo paró, pero no surtió efecto y, con Jordan al servicio, las blanquiazules siguieron distanciándose (14-8). Se sentía incómodo el Cajasol ante el doble bloqueo del Haris; cuando lo intentaba con diagonales, Patricia Llabrés, a escena. Las locales armaban muy buenos ataques y el Esquimo se limitaba a pasarla. De ahí y con dos frees, Lisa Jean Pierre sacó rédito (17-9). Sintomático el cambio de colocadoras en el oponente, que no conseguía resquebrajar a la defensa tinerfeña. Con Lucía Prol como opuesta el primer set se resolvió con un incontestable (25-14).

Los problemas en la recepción continuaron para las andaluzas y el segundo set fue más sencillo que el primero. El Sanaya Libby’s La Laguna leyó muy bien y eclipsó todos las virtudes del siempre complicado Esquimo. García volvió a apostar por la segunda unidad. En este caso, Daysa Delgado, que ya había participado en Alcobendas, sustituyó a Jessica Wagner. Alba Ortiz, en el Esquimo, sirvió de revulsivo para que su equipo, desde la red, mejorara hasta ponerse a seis (21-15). Pese al arreón final, Juan Diego García supo cuándo pararlo para que las suyas, por zona cuatro, cerraran el segundo set (25-20).

Y el Sanaya Libby’s para finiquitarlo por la vía rápida aplicó la inteligencia. Con ataques sobre la zona cinco, cuando la central venía del servicio; y remates a un tiempo para neutralizar un bloqueo que había mejorado ostensiblemente (10-7). Las laguneras mantuvieron la tensión pese al resultado favorable, y aunque no encontró su mejor versión sí le dio para cerrar el partido (25-20).

Compartir el artículo

stats