Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Rodrigo Sorogoyen: "El mundo rural es una olla a presión"

"Las mujeres son herederas de las violencias masculinas y ante una situación crítica pueden vengarse u optar por la situación más pacífica"

El director de cine Rodrigo Sorogoyen en los cines Kinépolis de Paterna. MIGUEL ANGEL MONTESINOS

Tres Premios Goya, un galardón en San Sebastián y una nominación en los Oscar. La lista de reconocimientos de Rodrigo Sorogoyen no ha dejado de crecer desde que estrenase ‘Stockholm’, la primera película con su productora, Caballo Films. Después de éxitos como ‘El reino’ o ‘Que Dios nos perdone’, llega ‘As bestas’ un thriller inquietante ambientado en la Galicia rural, donde aparecen bestias dominadas por su codicia y su rencor. El cineasta confiesa que de toda su filmografía, esta es su favorita, y este miércoles la ha presentado en los cines Kinépolis de Paterna.

‘As bestas’ es la película más diferente que ha hecho. Lleva un ritmo sosegado pero decisivo y no hay giros impredecibles. ¿Qué le ha pasado para dar este cambio?

No sé si le voy a poder contestar satisfactoriamente. Este guion estaba hecho hace años. Es decir, esta iba a ser mi tercera película después de ‘Que Dios nos perdone’. No creo que haya pasado nada determinante en mi vida para querer hacer algo diferente. La historia de ‘As bestas’ me ha pedido que baje el ritmo. No tiene nada que ver con ‘El reino’, una película vertiginosa y acelerada. Esta es una cinta de cocción lenta. Es mi favorita. 

No me malinterprete. Pese a que el ritmo es más moderado, la tensión va ‘in crescendo’. 

Sí, sí. 

Lo que contrasta con el escenario, la Galicia rural, tan verde y tranquila. 

Las apariencias engañan. ‘As bestas’ muestra como el ambiente rural puede ser una olla a presión. Lo refleja su historia, que va subiendo la tensión hasta que acaba explotando. 

¿Por qué se echaron atrás a la hora de rodar la película?

El guion lo escribimos en 2015, pero en un momento dado decidimos apostar por ‘El reino’, la película que se rodó aquí, en València. Todos somos consecuencia de nuestra historia, pero en lo esencial, yo creo que no hubiese cambiado nada del pasado. 

La tensión es tal que incluso la cinta roza el género de terror. Sobre todo, por el papel de Luis Zahera. 

Es un estupendo actor.

La cinta cuenta con escenas al límite. ¿Cómo ha sido el trabajo con los actores?¿ha dado pie a la improvisación?

El guion lo es todo en una película. Pero viene de la palabra «guía», no de «Bíblia». Lo que pasa es que una cosa son los diálogos, que son el 10% en un guion. Sin embargo, el espectador es se acuerdan mucho de esta parte. Los actores han podido improvisar sí, pero solo el 10% del guion. En el resto, el 90%, los personajes son los que son y los actores lo compran porque son profesionales.

¿Negocia esa creatividad? 

No me gusta la palabra «improvisar» porque creo que se malinterpreta. Hacemos ensayos en los que el actor utiliza otras palabras para decir lo que pone en el guion. Si veo que a mí me gusta, lo admito en escena. Yo soy de los que deja improvisar pero no me suele gustar el resultado, aunque todo depende del actor. Pocos actores se atreven a salirse del tiesto porque saben lo que funciona gracias a los ensayos. ¿Me explico?

¿Son las mujeres las domadoras de las ‘bestias’ en la trama?

A mí me interesa saber más la opinión de los espectadores (ríe). Es algo que debería responder usted, por ejemplo, que la ha visto. Me incomoda decirle a la gente lo que debe analizar de la película. 

Cambio la pregunta. ¿Qué opina sobre esta visión de la película?

Yo no las llamaría dominadoras. Creo que unas personas que han perdido tanto no pueden ser así. Son otra cosa. En ‘As bestas’, los hombres son violentos y las mujeres conciliadoras. La mujer lamentablemente, y en esta película hay varios ejemplos, es una heredera de las violencias masculinas. Y con esa herencia pueden vengarse, es decir, coger el cuchillo, o al revés, conciliar y salir de esa situación del modo más pacífico. Creo que la tesis va por ahí. 

El compositor de la música de la película estuvo en València el pasado mes de junio para dirigir a la Jove Orquesta de la Generalitat. Durante la entrevista con este diario comentó que fue difícil dar con el «tono adecuado» de la banda sonora. 

Nos conocemos desde hace muchos años. Hemos trabajado mucho juntos y eso nos hace a veces confiar. La música de ‘As bestas’ la encontramos muy tarde. Él se hizo una idea en la cabeza y yo me hice otra (ríe). Es normal, porque cuando te dicen «película rural» lo primero que te imaginas es algo bucólico. Cuando me enseñó al principio lo que había hecho tuve que decirle que no era eso para nada. Se había llevado la imagen equivocada a partir de leer el guion, donde se describe el ambiente en Galicia. Lo que hice fue invitarle al rodaje. Él tiene la particularidad de trabajar con mucho tiempo las composiciones. Normalmente, el compositor crea a partir de la película. Su visita al rodaje fue decisiva para dar con la música de ‘As bestas’. La cinta tiene una banda sonora terrenal, salvaje y primaria. 

¿En qué proyectos trabaja actualmente?

Ahora estoy con dos películas. No sé cuál de ellas haré primero. También estoy trabajando en la serie sobre la Guerra Civil, «La Guerra», para Movistar+. El rodaje durará todo un año. Desgraciadamente, ninguno de los proyectos me traerá de vuelta a València. 

Compartir el artículo

stats