Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Dani Martín: "Mostrar la verdad y lo que eres es la mejor campaña de marketing"

"Cada día empieza una nueva vida, el que crea que tiene algo ya conseguido se equivoca, cada día amanece para aprender y para seguir caminando", asegura

Imagen de archivo de Dani Martín en un concierto reciente.

Autor, compositor e intérprete, Dani Martín lleva 20 años de carrera y sus canciones marcaron a toda una generación. Con más de dos millones de discos vendidos, récords de ventas de entradas y grandes giras, regresará a Starlite Catalana Occidente para reunirse con su público cinco años después. Tras todo lo vivido en estos últimos meses, su gira Qué caro es el tiempo incluirá una selección de los temas de siempre de El Canto del Loco reversionados, que se podrán disfrutar el 23 y 24 de agosto, en la Cantera de Nagüeles.

Reconoce que ha buscado durante años de manera obsesiva el aplauso de la crítica y de compañeros. Fue la bandera de El Canto del Loco y fue atizado como la bandera de El Canto del Loco. Muchos años después reconoce que se ha quitado esa losa y que ahora está "en el momento que más me la trufa" el agradar. El objetivo de este artista con décadas de imagen de ídolo adolescente ha sido buscar y encontrar el respeto.

El último sencillo que lanzó con Ilegales fue 'Juventud, egolatría', también el disco 'No, no vuelve' remezclaba las canciones que lo alzaron con El Canto del Loco, reúne ahora en esta gira a los seguidores de antaño como a los ganados por derecho propio. ¿Cómo está siendo este proceso de relectura y, al mismo tiempo, despedida del pasado?

Es un momento elegido y necesario por las situaciones vividas estos años atrás. La gente quiere participar de los conciertos y este era el tracklist que nos merecíamos. La gente tiene ganas de vivir.

¿Teme que se le confunda con la nostalgia?

Sólo temo a las enfermedades.

Ahora, a sus 45 años, es como si, de alguna manera, empezara una nueva carrera musical después de que esta pandemia pusiera a todos en la casilla de salida, ¿no cree?

Cada día empieza una nueva vida, el que crea que tiene algo ya conseguido se equivoca, cada día amanece para aprender y seguir caminando.

Dice huir del márketing y el postureo en una década pensada para eso, donde las discográficas piden a sus artistas que suban tiktoks virales para lanzar sus sencillos. ¿Qué opina de esta dinámica?

A mí, jamás en mi discográfica me han pedido que haga nada más que música en 22 años. En mi opinión, mostrar la verdad y lo que eres es la mejor campaña de marketing.

¿Toma en serio a las jóvenes voces, más de lo que hicieron al principio con El Canto del Loco? ¿Qué le separa y une de las generaciones que están copando la escena?

Yo respeto a todo aquel que respeta la tarea, que cuida su proyecto, que lo mima. Me encanta ver que C Tangana ha hecho lo que le ha dado la gana y ha liado un buen pifostio. Él me gusta, él es de verdad, es único. Eso me gusta.

Cuando habla con sus padres o su círculo cercano, ¿de qué forma ven esta transformación en la que prima la honestidad consigo mismo y el resto, y de qué se ha dado cuenta usted?

De que sufro menos y que, por ende, sufre menos mi círculo.

¿Le gustaría revestirse del glamour del mito del cantante, ya fuera como a tantos que ha admirado, al estilo de Red Hot Chili Peppers, Sabina, u otros, casi que intocables?

Sabina tiene glamour hasta en pijama. Cuando alguien tiene eso, ese punto de magia que regala la vida a algunos, no hacen falta artificios ni tonterías. O lo tienes o no lo tienes, y eso es así. Camarón, Beatles, Stones… Si lo fuerzas, se te nota, lo tienes o no lo tienes. Eso lo decide el público en el camino.

¿Qué opina del papel de las mujeres artistas en la industria musical?

Mi equipo está liderado por una mujer, ojalá nos gobernara una mujer y estoy feliz de que cada vez haya más bandas y artistas mujeres. Me gustan mucho, por ejemplo, Las Ginebras, son la ilusión personificada, y yo quiero estar cerca de eso. Es magia, ellas son magia, soy fan absoluto.

Como madrileño, si tuviera que elegir entre encontrarse con sus ex en la capital o conceder becas a las rentas altas, ¿con qué se quedaría?

Como madrileño, yo preferiría comerme unos callos en Lucio, y unos huevos fritos con patatas.

¿Un periodo a repetir con Chema y David?

Disfrutamos, hicimos canciones, pero ahora cada uno hacemos lo que nos apetece. Yo no quiero volver con mi ex de hace 13 años, sería absurdo.

Compartir el artículo

stats