Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Mola | escritores

«La escritura a seis manos funciona con respeto y aprendiendo a disfrutar»

El pasado mes de octubre recibieron el Premio Planeta con la novela La Bestia. ¿Consideran que este galardón es el techo de un escritor?

Jorge Díaz: El techo no son los premios, es escribir bien y sacar buenas novelas. Aunque, claro, para un escritor de novela «comercial» el Premio Planeta es el más importante que se puede ganar en castellano.

Antonio Mercero: Sería un error considerar el Planeta como un techo, tenemos ganas de seguir escribiendo y afrontar nuevos retos. Pero sí es verdad que es un premio muy importante que te permite llegar a más lectores.

Agustín Martín: No hay nada más difícil para un escritor que sentir que ha tocado «techo». Nosotros tenemos la sensación de que eso todavía no ha sucedido y de que nos quedan muchas novelas por escribir que, esperamos, vayan mejorando lo que hemos hecho hasta ahora.

Si no hubiesen recibido el Premio Planeta, ¿habrían sacado a la luz la verdadera identidad de Carmen Mola?

JD. Me temo que ese asunto cada vez dependía menos de nosotros. Es muy difícil mantener el anonimato cuando se alcanza cierta difusión… Nos sentíamos cada día más expuestos y estábamos seguros de que se conocería nuestra identidad de un momento a otro.

AME. Tarde o temprano habríamos dado la cara, lo del seudónimo empezaba a ser un secreto a voces, o al menos esa es la sensación que teníamos.

AM. Es complicado imaginar qué habría pasado si no hubiéramos ganado el Planeta. Seguramente, habríamos encontrado otra ocasión para salir a la luz, aunque ahora mismo no se me ocurre mejor ocasión.

En otras entrevistas han explicado los motivos por los que eligieron un seudónimo femenino. ¿Se arrepienten de esa elección?

JD. No, en absoluto. Nuestra decisión no tuvo ningún motivo oculto, nada más que queríamos ocultarnos detrás de unas novelas y disfrazarnos con un seudónimo. Además, es difícil arrepentirse de algo que ha demostrado ser acertado.

AME. Siempre nos sonó bien el nombre de Carmen Mola. A mí me gusta. Y me parece que la elección de un seudónimo es algo inofensivo que carece de importancia.

AM. Me encanta haber elegido ese seudónimo y que, de hecho, más que ser Jorge, Antonio y Agustín de manera individual, sigamos siendo Carmen Mola.

El año pasado, Mercero estuvo en el Festival Tenerife Noir. Este año vuelve, pero con sus compañeros de pluma. ¿Qué significa para ustedes estar en este encuentro negro?

JD. Un honor, claro está. Es uno de los festivales con más solera y Antonio Mercero nos ha hablado muy bien de su experiencia allí.

AME. A mí me encanta repetir. Me gusta la ciudad, me gusta el festival, se nota que lo hacen con mucho amor.

AM. Para mí es la segunda vez; ya estuve hace unos años presentando La mala hierba y guardo estupendos recuerdos de ese fin de semana. Tenerife Noir ha logrado consolidarse y, para autores de novela negra como nosotros, es un lujo formar parte de su cartel.

¿Cómo se organizan para decidir quién inicia la historia y quién la cierra?

JD. No tenemos una plantilla para esas cosas. Depende de lo que a cada uno le apetece en ese momento, de la disponibilidad de tiempo que tenga, de muchos factores.

AME. Al lector le intriga mucho cómo nos organizamos. Es una mezcla de improvisación y de sentido del trabajo en equipo. No tenemos ningún problema en tirar más uno de nosotros si los demás están ocupados.

AM. Lo importante, más que quién empieza o lanza una determinada idea, es que, al final, los tres sintamos como propia toda la novela y eso es algo que sucede a lo largo del proceso de escritura en el que todos acabamos interviniendo en cada página.

¿Ha habido algún momento en el que no se ponían de acuerdo para seguir la trama?

JD. Muchas veces, pero de momento hemos acabado poniéndonos de acuerdo sin necesidad de recurrir a la violencia.

AME. Claro que hay discrepancias, y muchas veces te ves obligado a ceder en una idea que te gusta mucho. Pero somos humildes y ponemos la novela por delante de nuestros egos.

AM. De hecho, del desacuerdo surgen las mejores ideas. En la tarea de convencer a tus compañeros de algo, de adaptarlo a lo que ellos también proponen, la idea se convierte en otra cosa, la mayoría de las veces más interesante que lo que había al principio.

¿Qué se tiene que dar para que la escritura a seis manos funcione?

JD. Humildad y respeto por el talento de los demás.

AME. No ser terco ni egocéntrico, no olvidar jamás el objetivo final: que la historia funcione.

AM. Poner por delante la novela y aprender a disfrutar del talento de los demás.

Son, además, guionistas. ¿Qué diferencia hay entre escribir un guion cinematográfico y una novela?

JD. El guion es más técnico, la novela más libre. Pero en el fondo en los dos formatos se trata de contar historias.

AME. El guion es más telegráfico en la descripción de ambientes y personajes. En la novela hay que adornarse un poco más y puedes desgranar la psicología de los personajes como narrador entrometido. Los dos formatos son apasionantes.

AM. Son dos medios diferentes para contar historias. En la novela, disfruto de todos esos recursos que no están a nuestro alcance en guion: desde la creación de sensaciones a través de recursos literarios a la indagación psicológica en los personajes.

Sin embargo, cada vez se escribe más con vistas a la proyección televisiva…

JD. No es nuestro caso, pensamos en la novela. La adaptación es algo que llega después y que es bienvenido. Pero, para nosotros, lo importante es escribir una novela.

AME. A nosotros nos salen historias muy visuales porque nuestra academia es el mundo del guion. Pero si pensamos en escribir una novela, nos concentramos en eso. Bastante difícil es sacar adelante una novela como para estar pensando en otras cosas.

AM. Creo que es un error considerar la novela como un medio intermedio para lograr una adaptación. Además, por suerte, tenemos la posibilidad de hacer series o películas, por lo que cuando trabajamos en la novela, no nos planteamos nada más allá de la propia novela.

La Bestia (Planeta, 2021) es la cuarta novela que publican, en este caso, conociéndose su identidad. ¿Seguirán escribiendo juntos o ya con la pérdida del misterio toca despedirse de Carmen Mola?

JD. No, ni se nos pasa por la cabeza despedirnos de ella. Hay Carmen Mola para rato.

AME. Mientras lo pasemos bien escribiendo juntos, Carmen Mola seguirá dando guerra.

AM. Siempre que haya lectores al otro lado y disfrutemos con el proceso, habrá Carmen Mola.

Compartir el artículo

stats