Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los rostros de la fama

El artista tinerfeño Fernando Larraz expone hasta final de mes en el Museo de Bellas Artes

Varios de los cuadros de Fernando Larraz.

Semblantes de personajes famosos son el aliado perfecto para Fernando Larraz en su muestra En tierra extraña, que se puede visitar en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife hasta final de mes. El artista tinerfeño trabaja desde la memoria para emplearla como medio de creación e invitar al público a jugar a reconocer a los diferentes personajes retratados.

El trabajo en óleo ha sido una constante en la carrera de Larraz, quien también ha realizado algunos trabajos con acrílicos, pero reconoce que la primera técnica es “con la que me siento más cómodo”. De este modo, propone una técnica figurativa “para tratar de conectar con la mayoría de la gente y porque a mi me gusta, obviamente”. Así, este tinerfeño afirma que disfruta mucho pintando porque es la manera que tiene de conectar con el público. No obstante, añade que su realismo “es un poco extraño”.

La selección de cuadros de los que se puede disfrutar en En tierra extraña están inspirados en fotografías de hombres y mujeres que se dedican a los medios de comunicación, el cine, la música y muchos otros sectores relacionados. De este modo, Larraz no duda que esta selección también hable de él mismo y de su manera de pensar puesto que inevitablemente muestra sus gustos.

A partir de ahí, el artista trata de establecer un juego con el espectador para que intente reconocer a los personajes retratados. “Además de este desafío, cuando yo pinto los cuadros surgen dentro de mí sensaciones y pensamientos y, aunque no sean exactamente las mismas ideas, espero que el público también sienta algo nuevo cuando reconoce a los protagonistas de las obras”, relata el artista chicharrero quien explica que es de este modo cómo le gusta trabajar con la memoria, propia y ajena. Aunque reconoce que estos cuadros muestran algunos de sus gustos, “no hay deseo de imposición puesto que solo me baso en esos personajes para crear diferentes sensaciones”.

Fernando Larraz empezó a cursar la carrera de Bellas Artes en la Universidad de La Laguna y terminó sus estudios en Valencia. Becado por el Cabildo de Tenerife, permaneció durante un año en Alemania, donde tuvo la oportunidad de trabajar con artistas germanos. Con anterioridad ya había expuesto algunos de sus cuadros en el Museo de Bellas Artes pero siempre dentro de alguna muestra colectiva, así que esta es la primera vez que protagoniza una individual en este espacio que además afirma que le trae muy buenos recuerdos porque, “cuando volví de Alemania, estuve dos años trabajando en el Museo y le tengo mucho cariño”.

Tras regresar de Alemania, Fernando Larraz reconoce que se encontraba más en contacto con el mundo del arte y participaba en exposiciones con una mayor regularidad pero pronto dejó de exponer y su última muestra individual fue hace ya siete años. “Pero aunque no haya expuesto, no he dejado de trabajar y he seguido creando en la soledad del estudio”, asegura el artista quien explica que es por ese motivo que tiene una gran cantidad de obra acumulada y ahora no ha querido realizar una gran selección para esta muestra, en la que se encuentra gran parte de su producción de estos últimos años.

Invito al público a que se adentre en esta propuesta para descubrir el misterio que encierran esos rostros”, indica Fernando Larraz y adelanta que el público tendrá que “detenerse para ver el detalle, logrado o no, de cada uno de los protagonistas para, luego, “dejar volar la imaginación”.

Compartir el artículo

stats