10 de junio de 2019
10.06.2019

Luis Moya: "Vivimos en una burbuja de series, es imposible llegar a todo"

Moya, de origen culinario, remueve en Madrid los fuegos de algunas de las series más candentes del momento como Monteperdido y, sobre todo, lo próximo que está por venir con La casa de papel

10.06.2019 | 06:06
El guionista Luis Moya, que trabaja para la tercera temporada de 'La casa de papel'.

Moya, de origen culinario, remueve en Madrid los fuegos de algunas de las series más candentes del momento como Monteperdido emitida en La 1 de TVE y, sobre todo, lo próximo que está por venir con La casa de papel. El guionista alicantino, que ha trabajado en otras conocidas ficciones como Los hombres de Paco o El internado, también ha cosechado una notable crítica en el Festival de Cine de San Sebastián y la Berlinale con el documental de reciente estreno Y en cada lenteja un Dios. Sobre la tercera temporada de La casa de papel, una de las series con más éxito en España y medio mundo, que se estrena el 19 de julio en Netflix, afirma que "va a sorprender a mucha gente, y va a cubrir sobradamente las expectativas de los fans".

¿Es el guionista el patito feo del cine y la televisión?

Esa es la sensación, aunque también eso está cambiando y los guionistas cada vez tienen más visibilidad. El guion es una herramienta fundamental para hacer una película pero es solo eso, una herramienta. Y cuando acaba el rodaje, el guion termina en la papelera. No suele publicarse ni editarse y, puede parecer una tontería, pero hay un factor casi natural, y es el hecho de que cuando la gente habla de una película recuerda algún actor, el director, pero el guionista... Pero también creo que el auge del mundo televisivo ha hecho que el trabajo de los guionistas sea más reconocido.

¿Es Netflix, Amazon y HBO la nueva edad de oro de los guionistas?

Es un buen momento, pero hay de todo un poco. Ahora los guionistas españoles estamos escribiendo ficciones a las que tiene acceso todo el mundo. Yo recuerdo cuando empecé a trabajar en esto y siempre me hacían la pregunta de: 'Esto está muy bien pero... ¿lo entenderá una mujer de Mota del Cuervo?'. Se buscaba una audiencia mucho más convencional. Hoy en cambio se escribe para todo el mundo, lo que es muy interesante y te sitúa a otro nivel. Y todo eso es muy bueno pero, por otro lado, siento que vivimos en una burbuja de series. Hay tanto que ver que es imposible llegar a todo. Y eso a veces me asusta mucho, porque tengo la sensación que se entierran muchas cosas en esta especie de marabunta de posibilidades infinitas que tiene el espectador para ver en la ficción.

No todo es tan bueno como lo pintan entonces...

Es un buen momento, pero soy cauto, porque en muchas ocasiones las circunstancias laborales de los guionistas tampoco han mejorado sustancialmente. Hay cosas muy buenas, y es fantástico cuando hacemos películas que se ven en México o incluso en Turquía, pero por otro lado también hay mucha confusión. De alguna manera también es bueno para nosotros que la hegemonía en la ficción que ostentaba el mundo anglosajón está cambiando, parece que el barco está virando de rumbo, y cada vez más el mundo latino tiene mucho que decir al respecto, tiene mucho que ofrecer. Y muchos espectadores a los que emocionar.

¿Es su mayor reto profesional el guión de La casa de papel?

La casa de papel es una serie que ha generado muchas expectativas, que cuando se estrenó en Antena 3 no fue mal pero que tampoco fue un éxito, y de repente llegó a Netflix y reventó. Y es una serie fantástica y muy complicada de escribir. De hecho, este es parte del secreto de La casa de papel, que a mucha gente le ha sorprendido, emocionado, que ha empatizado con los personajes... pero está siendo un proceso muy complicado. Estoy convencido que va a ir muy bien, que va a satisfacer las expectativas de los fans y de los espectadores. Hay gente muy buena detrás de la serie, que está trabajando muchísimo. A todos, en verdad, nos ha sorprendido el éxito de La casa de papel.

Se incorpora al equipo de guionistas en la tercera temporada que, según informa Netflix, se estrena el 19 de julio. ¿Cómo fue su fichaje?

Ya había trabajado en Los hombres de Paco con Álex Pina, que es el productor y creador de la serie, uno de los mejores showrunner de este país. Un día me llamó y me dijo que si me quería incorporar y... fenomenal. Junto a Álex Pina está Javier Gómez, coordinador de la serie. En total somos cuatro guionistas.

¿Y cómo se tejen las tramas en La casa de papel?

Es un proceso muy extraño, es como ir con una linternita por una cueva y uno va averiguando cuál es el camino. Funcionamos como dos equipos de guionistas, alternando los capítulos, hablando mucho con los que van delante y detrás de la trama. Es un proceso como en todas las series pero, en La casa de papel, la diferencia es que desechamos mucho material... y aunque tengamos una idea muy buena para un capítulo siempre le damos una vuelta más, siempre le damos un punto de vista distinto para contarlo. Nos preocupa mucho mantener el ADN de los personajes, y eso hace que no sea un proceso sencillo. En otras series que he trabajado es más mecánico, pero en el caso de La casa de papel es más orgánico, extraño. Está siendo bastante duro pero muy bonito. Nos pasamos la vida proponiendo cosas, haciendo versiones, intentando generar escaletas, y a veces tumbamos medio capítulo porque no acaba de funcionar o no tiene la pegada que nos gustaría. Escribimos mucho, imprimimos toneladas de papel, y volvemos a empezar.

¿Y qué tal la experiencia con Monteperdido que acaba de emitir TVE?

Muy sorprendido y toda una sorpresa. Ha tenido casi un 15% de audiencia con más de cuatro millones de espectadores que se han mantenido hasta el último capítulo. Le ha interesado a mucha gente y estoy supersatisfecho de este trabajo junto a Agustín Martínez, creador de la novela en la que se basa la serie.

¿Ha visto Juego de Tronos?

Sí.

¿Satisfecho con el final?

Reconozco que el final me ha decepcionado un poco pero la serie me sigue gustando muchísimo. Me ha decepcionado un poco el final pero tampoco le doy mucha importancia. Creo que la gente se enfada demasiado. Es una serie que ha generado unas expectativas que son muy difícil de cumplir. Quizás les ha faltado dos capítulos para que fuera más satisfactorio para contar ciertas cosas. Aún así he disfrutado viendo esta última temporada. Me quito el sombrero con la gente de Juego de Tronos, aunque hay cosas que se podrían haber contado un poco mejor. Soy bastante fan de la serie, y hace años que no tenía una serie como esta, esperando cada temporada su estreno. Es una serie que tiene muchas cosas, muchísimas, y que por eso ha conquistado a medio mundo.

¿Teme que le ocurra algo así con La casa de papel?

No, no... creo que La casa de papel va a sorprender a mucha gente, y creo que va a cubrir sobradamente las expectativas de los fans.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook