Cultura y Espectáculos

Geometría de la referencialidad

La muerte de Martín Chirino (1925-2019) conmociona a numerosas personalidades del arte y la cultura en Canarias, que coincidieron con el escultor de la fragua y la forja a lo largo de su trayectoria como artista y gestor en las ciudades de Las Palmas de Gran Canaria y Madrid, así como en el continente americano.
El Día, S/C de Tenerife
12/mar/19 6:25 AM
Edición impresa

El Día, S/C de Tenerife

El universo del arte y la cultura en las islas lamenta el vacío que abre la muerte de Chirino.

Pepe Dámaso

Artista

"Se pierde un gran artista, muy coherente con su mundo de hierro"

El artista agaetense Pepe Dámaso, amigo cercano del escultor del hierro, declaró en el mismo instante de conocer su fallecimiento que "Martín y yo estábamos muy unidos, aunque nos separasen algunos años". "Nosotros compartíamos una unidad de conocimiento y de cariño, pero yo querría destacar su gran valor como artista", manifestó. "Sin duda, se pierde un gran artista, muy coherente con su mundo de hierro y su manera de ser, y muy comprometido con esa excepcionalidad de la escultura del hierro forjado", describió Dámaso, quien destacó a su vez que "no era un escultor fácil: quizás lo pareciera en la forma, pero era muy complejo en el contenido y en la técnica. "Y siento con un gran dolor su pérdida, porque lo llamé hace unos meses, sin imaginarme que pronto no estaría, y ahora quisiera transmitirle una vez más mi admiración".

Orlando Britto

Director del CAAM

"Fue tanta su pasión por este proyecto que hasta trazó el gesto azul"

El director del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), Orlando Britto, lamentó ayer que se ha ido uno de los grandes artistas que ha dado esta tierra a Canarias y a nuestro país, con un lenguaje de trascendencia universal". "Es una gran pérdida para nuestra cultura, lo siento enormemente. Se me amontonan los recuerdos de aquellos años tan intensos, tan llenos de pasión y entusiasmo para poner en marcha el CAAM", rememora. "Fue tanta su pasión por este proyecto que hasta trazó el gesto azul, el gesto-océano que se desliza por las letras-pirámides de cristal del logo del CAAM. El gesto de un gran artista, el mismo gesto que llevado a la escultura hacía volar a sus espirales desplegadas y transformadas en aeróvoros".

"No solo nos ha legado un patrimonio escultórico y artístico fundamental, sino que su labor como gestor, en unos casos, y en otros, como fundador de proyectos culturales ha sido de enorme relevancia; me refiero a su labor en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, la fundación y dirección del Centro Atlántico de Arte Moderno durante 14 años y la creación de la Fundación Martín Chirino de Arte y Pensamiento", declara Britto. "Mi agradecimiento por lo aprendido a su lado en aquellos años de pasiones compartidas en el CAAM. El arte y la cultura canaria se despiden nuevamente de un artista trascendental, miembro de una generación fundamental en la construcción de nuestra cultura contemporánea. Mis más sinceras condolencias a su familia, amigos y a la familia artística. Descansa en paz, Martín".

Alicia Chillida

Historiadora del arte

"Martín Chirino vivió una vida muy bonita, muy plena y muy larga"

La historiadora del arte y comisaria independiente Alicia Chillida, quien además fuera directora del CAAM desde 2004 a 2006, reconoció ayer que "Martín Chirino vivió una vida muy bonita, muy plena y muy larga". "Yo lo conocí en 1989 cuando empecé a trabajar en el Ministerio de Cultura y él dirigía aún el Círculo de Bellas Artes, y luego, coincidimos en los comienzos del CAAM", rememora. "Además de un gran artista, puedo decir que Martín siempre me apoyó, porque confió en mi trabajo y me apoyó, y en este sentido, siento una enorme gratitud hacia él".

Franck González

Director de la Casa-Museo León y Castillo

"Una figura clave para la modernidad en Canarias"

El crítico, historiador y comisario del arte Franck González, actual director de la Casa-Museo León y Castillo, que ostentó la dirección del CAAM después de Chirino entre 2002 y 2004, manifestó que el escultor "ha sido un personaje clave para entender lo que ha sido la modernidad en Canarias y, como escultor, junto con Plácido Fleitas, ha sido lo más destacado que hemos tenido en Canarias. "Martín jugó un papel absolutamente fundamental en el desarrollo de muchas propuestas, sobre todo, en su trabajo anterior al CAAM junto con Hilda Mauricio en los Talleres de Arte Actual; o a través del Círculo de Bellas Artes, que trajo a artistas de primer nivel nacional y que facilitó esa permeabilidad entre la generación de los 60 española y la incipiente generación de los 70 y 80 en Canarias", indica. "Y por supuesto, en el CAAM, que ha sido el proyecto más importante de los últimos 30 años en Canarias, porque el CAAM es el tercer centro de arte que se abre en España y la labor que se desarrolla en aquel momento de revitalización de un tejido cultural fue absolutamente referencial". Por otra parte, González destaca otro factor quizás no tan conocido por el público, que es el "papel que juega Martín como cabeza visible de un grupo importante de artistas, conocido como los artistas de los 70, junto a Leopoldo Emperador, Juan José Gil o Juan Luis Alzola, que constituyen una clave en los años 80 y 90, y que es fundamental poner en valor por el trabajo extraordinario de todo ese grupo de personas en el desarrollo de la modernidad".

Carmensa de la Hoz

Comisaria y gestora cultural

"Martín conectó a muchos artistas jóvenes con galerías y museos"

La comisaria y gestora cultural Carmensa de la Hoz, amiga y colaboradora del desaparecido artista César Manrique, coincidió a menudo con Martín Chirino entre Canarias y Madrid. "Quien más me hablaba de él era César, pero tuve mucha relación con Martín cuando fue presidente del Círculo de Bellas Artes en los años 80 y también cuando visitaba a César en su fundación en Lanzarote. Y yo les acompañaba", rememora De la Hoz. "La pérdida es terrible, tanto como artista como persona, porque Martín Chirino era un escultor excepcional y, al mismo tiempo, era un personaje tan entrañable, tan divino y culto, tan gran artista", recuerda la comisaria, toda vez que destaca su "generosidad maravillosa".

Fernando Castro

Historiador del Arte

"Se ha ido uno de los grandes escultores españoles del siglo XX"

El catedrático de Historia del arte Fernando Castro destaca que "se ha ido uno de los grandes escultores españoles del siglo XX, que generó una obra muy coherente, con mucha intensidad creativa". "Martín Chirino ha sido el gran escultor de la elipse, la espiral y la geometría de formas curvilíneas en el arte español", suscribe, "sobre todo le concedió a la espiral un significado prehistórico relacionándolo con la cultura prehistórica en Canarias. "Y, por otro lado, ha sido un gran gestor cultural porque protagonizó una época brillante en el CAAM y en el Círculo de Bellas Artes".

Antonio Puente

Director de Comunicación de la Fundación Martín Chirino

"Como escultor superó los dos estigmas del arte en Canarias"

El poeta y ensayista Antonio Puente, quien también ostenta la dirección del área de comunicación de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, destacó que, a lo largo de su trayectoria, el arte se enfrentó a dos estigmas: uno de carácter geográfico y otro histórico. "El primer estigma en Canarias era vivir de espaldas a África y el otro radicaba en que la cultura aborigen era una nebulosa especulativa donde nunca se sabe nada a ciencia cierta", reflexiona Puente. "Y de una manera contundente, Chirino supera estas dos cuestiones: a nivel geográfico mira de frente a África, con obras como las reinas negras y, por otro lado, mira hacia el mundo aborigen y convierte en espirales de hierro todas las insignias del mundo aborigen, superando en ambos casos esa especie de estigmas canarios", añade.

Manuel Ojeda

Galerista

"Martín Chirino era como su escultura: refinado y sensible"

El galerista Manuel Ojeda manifestó ayer que "es difícil hablar de Martín Chirino sin remitirnos a su identidad como ser humano, pues Martín Chirino, como decía Manuel Conde en una de sus primeras biografías, era como su escultura: refinado y sensible". "Ahora tenemos que lamentar el haber perdido a la persona, pero nos quedará para siempre su obra", concluye.