Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022

Guía del ‘componente covid’ ideal

Los integrantes de los grupos deben firmar la aceptación del protocolo de seguridad que fija cómo bailar o tocar la trompeta

El director del plan de Seguridad con delegados covid de los grupos. E. D.

Los delegados covid de los 94 grupos preinscritos de cara al Carnaval 2022, dedicado a la ciencia ficción, participaron en la tarde de ayer en una reunión con Manuel Asensio, director de Seguridad y autor del plan de prevención de contagios, para informar el compromiso que adquirieren tantos los responsables como los integrantes de las murgas, comparsas, rondallas, agrupaciones musicales y coreográficas como sus componentes.

Ensayos.

Los 93 grupos preinscritos asumen el compromiso de desarrollar sus preparativos en diversos locales que se reparten en diferentes barrios y municipios de Tenerife. El objetivo: reunirse en un entorno seguro que le permita desarrolla una formación regular en el ámbito musical con ensayos programados.

Grupo temporal de convivencia estable.

Los integrantes que componente la agrupación de Carnaval conformará un grupo temporal de convivencia estable, como grupo cerrado, que realizará actividades conjuntas.

Evitar contactos innecesarios.

Los componentes forman parte del mismo municipio o núcleo urbano en su mayoría, por lo que se espera que no tengan contacto con personas de otras áreas con mayor tasa de incidencia acumulada de covid.

Aforo por local.

La presencia de componentes por ensayo deberá ajustarse a la normativa actualidad en cuanto aforo permitido en el espacio para el ensayo para garantizar las medidas de seguridad. De media, se permiten una quince de componentes en los locales de La Salud.

Delegado covid.

El plan de seguridad recomienda que sea el presidente o el director de cada colectivo el delegado covid, pues precisa tener «el suficiente prestigio y autoridad» en su grupo para garantizar que todos cumplen las obligaciones en cuantas actividades desarrollarán.

Grupos burbuja.

El presidente, director o componente designado como delegado covid se compromete a dividir en grupos burbuja a su formación para garantizar la seguridad, fijando el calendario de los ensayos y obligándose a llevar un registro diario de los asistentes.

Palabra de murguero, o comparsero, rondallero...

Todos los grupos y sus componentes se comprometen a hacer cumplir el plan de prevención de contagios que permite poder ensayar, que basta con que se firme una vez, al inicio de los preparativos. Quien no lo firme no podrá participar en las actividades del grupo

Compromiso firmado.

Tanto el grupo como cada componente –y en el caso de los niños sus padres o tutores– están obligados a firmar un documento en el que admiten que conocen el protocolo de seguridad y a su vez se comprometen a hacerlo cumplir.

Informar a todos.

Entre las primeras acciones de los delegados covid de cada formación está el divulgar a cada uno de sus componentes el protocolo de seguridad. Tres requisitos fundamentales antes de empezar a cantar o bailar: informar de la normativa de seguridad, cumplirla de forma estricta y que cada uno firme su compromiso.

Responsabilidad personal.

El documento de aceptación del riesgo de ensayar incluye una cláusula que exonera a Fiestas de la responsabilidad en el caso de que se registren contagios, por lo que es el componente quien de forma voluntaria decide acudir a preparar el repertorio y acepta el riesgo que entraña.

Evitar riesgos innecesarios.

Al igual que en la vida en general desde que irrumpió el covid, en caso de sospecha de un contagio, comunicarlo al responsable covid de inmediato y proceder al aislamiento inmediato. Si se tiene sospecha de estar contagiado, no acudir al ensayar; ni cuando se haya tenido constancia de positivos en un entorno próximo hasta que el médico descarte el riesgo.

Pasar lista cada día.

El delegado covid tendrá un registro diario de las personas que hayan acudido a ensayar que se tiene que custodiar durante cinco semanas en previsión de que se registre algún caso positivo.

Limpieza del local.

Se programan los ensayos para distribuir los grupos burbujas y garantizar la limpieza de los espacios utilizados para ensayar.

Distancia interpersonal.

Es obligado mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros de hombro a hombro. Solo cuando los murgueros toquen las trompetas se permite, de forma excepción, que se bajen la mascarilla en ese momento, para devolverla a su posición original en la boca.

Baile unidireccional.

En el caso de comparsas y grupos coreográficos, se mantendrá un flujo unidireccional que evite el cara a cara entre personas durante los movimientos de danza.

Máxima ventilación.

Se ventilará el espacio dejando puertas y ventanas abiertas con la finalidad de garantizar un flujo de aire constante.

Se permiten mamparas de separación

u otros elementos como roll-ups transparentes.

Prohibido fumar, comer, beber... en el local.

Los componentes se comprometen a no estar en la cantina ni consumir alimento en la sede. Tampoco se podrá compartir agua.

Las trompetas, al suelo sobre papel.

Los murgueros, al dejar de tocar la trompeta, la colocarán en el suelo sobre papel con el fin de depositar el agua de condensación de la expiración en el instrumento que se origine en el desarrollo del ensayo. Cada uno se compromete a tirar el papel en una recipiente con pedal.

Normas generales

El regreso a los locales obliga a cumplir con el distanciamiento social, así como evitar muestras de cariño, aún por el reencuentro a las puertas del local después de casi dos años sin ensayo. Se deberá mantener el grupo burbuja para ensayar –sin permitirse cambios– así como el uso de la mascarilla, además de mantener higiene de manos con lavados frecuentes, uso de soluciones hidroalcohólicas, evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos y evitar estornudar o tener tos en presencia de otra persona. En ese caso, taparse con el brazo aún llevando mascarilla. Todos los locales deberán tener dispensadores desinfectantes y cajas de pañuelos desechables y papeleras. En las entradas se cada local se pondrán alfombras desinfectantes para el calzado y también debe haber caja de mascarillas por si a algún componente le falta.

Compartir el artículo

stats