Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC trae a Oramas de vuelta para recuperar el liderato en Tenerife

La diputada encabezará la lista insular de Coalición al Parlamento | El partido oficializará el viernes la candidatura de Clavijo

Ana Oramas, durante un acto electoral de Coalición Canaria. María Pisaca

Más de 15 años después de sentarse por vez primera en uno de los escaños del Congreso, Ana Oramas hará el viaje de vuelta a las Islas para reforzar el plantel de Coalición Canaria (CC) de cara a las elecciones autonómicas del próximo año. La diputada en Cortes encabezará la lista de los nacionalistas al Parlamento regional por la circunscripción de Tenerife. Sea cual sea el resultado, la propia Oramas aseguró ayer que no volverá a Madrid. Su idea y la del partido es que CC, a la que no pocos le auguraron una inminente desintegración tras quedar fuera de las instituciones, vuelva a las tareas de gobierno. Gobernar con independencia de ganar o no las elecciones, aunque siempre será más fácil, claro, si se ganan los comicios. Los nacionalistas tendrán hecha buena parte de la tarea si consiguen recuperar el liderazgo en Tenerife, perdido en 2019 en favor del PSOE. Para ello vuelve Oramas, que aparecerá en los carteles y la publicidad electorales –al menos en la isla de Tenerife– al lado de Fernando Clavijo, que liderará la lista de CC por la circunscripción autonómica y que será el candidato a la presidencia del Gobierno de Canarias. Es la apuesta más segura de los nacionalistas –al menos sobre el papel– y también la más deseada por la mayoría de sus militantes, sobre todo de sus militantes tinerfeños. No en vano, Oramas es para propios y extraños y para defensores y detractores uno de los rostros más reconocibles de CC, acaso el más reconocible.

Fue la misma Oramas quien adelantó ayer en Radio Club Tenerife que regresa a la política canaria, cuando menos a la política canaria hecha en Canarias. «Vengo para quedarme», explicó la diputada. La que fuera alcaldesa de San Cristóbal de La Laguna entre 1999 y 2008 –su sucesor en el cargo fue precisamente Fernando Clavijo– seguirá entretanto en el Congreso, donde lleva la portavocía de CC desde marzo de 2008.

Clavijo registra el lunes sus avales para la candidatura a la presidencia del Gobierno regional

decoration

Con estos últimos meses en Madrid, Oramas cumplirá los 16 años –o casi– en las Cortes Generales. Y no habrá ni uno más. Fueron los secretarios generales nacional e insular de Tenerife, Clavijo y Francisco Linares, quienes le propusieron dejar el Congreso, reservar billete de vuelta y reforzar la lista al Parlamento. Ella misma afirmó que solo puso una condición antes de aceptar el ofrecimiento: no repetir como candidata en las elecciones generales. «Solo he puesto la condición de que si vengo es para quedarme», subrayó. En su cabeza no están –aseguró– ni posibles cargos ejecutivos en el Gobierno regional ni la lista al Cabildo de Tenerife, solo «volver» a la política parlamentaria en la Cámara autonómica.

Hay que precisar, eso sí, que la candidatura de Oramas es de momento oficiosa pero no oficial. Será la ejecutiva de CC en Tenerife la que proponga la lista al Parlamento, que luego deberá aprobar el consejo político insular. No obstante, los trámites internos del partido quedan reducidos en este caso a un mero formalismo.

Antes de que los nacionalistas formalicen la candidatura de Oramas al Parlamento en la lista por Tenerife, es decir, antes de las listas de las circunscripciones insulares, CC oficializará la candidatura de Fernando Clavijo a la presidencia. Otro trámite. Es casi imposible encontrar la más mínima fisura en las filas de Coalición en relación con la figura de su secretario general. El senador por la Comunidad Autónoma, que ya presidió el Ejecutivo regional en la anterior legislatura, no solo cuenta con el apoyo casi omnímodo del consejo político nacional de CC, sino que también dispone del apoyo mayoritario de todos los consejos insulares. El nacionalista registrará el lunes los avales que sustentan su candidatura en la sede de Coalición en Santa Cruz de Tenerife. Ya el viernes, día 30, el consejo político nacional del partido se reunirá en Adeje para votar la propuesta de su secretario general, que saldrá adelante por aclamación. Vendrá luego, entrado octubre, el turno de las listas al Parlamento por las distintas circunscripciones –Clavijo irá en la autonómica– y las candidaturas a los Cabildos, con algunas incógnitas por despejar no precisamente de menor calado. Sobre todo en Tenerife, donde descartado Carlos Alonso –o más bien autodescartado–, CC tendrá que hilar fino en la búsqueda del nombre que le disputará al socialista Pedro Martín la presidencia insular. El nombre de otro rostro de amplia trayectoria a sus espaldas es el que más ha sonado en los últimos días en mentideros y pasillos: Rosa Dávila.

La portavoz de los nacionalistas en el Congreso hará el viaje de vuelta 16 años después

decoration

Principal caladero

Con la estabilidad que Pablo Rodríguez, diputado en la Cámara autonómica y secretario insular, le ha dado al partido en Gran Canaria, donde los nacionalistas confían en ganar al fin el terreno que les correspondería por su peso en la política regional, en CC son conscientes de que la victoria electoral en Tenerife –su principal e histórico caladero de votos– casi es condición sine qua non para gobernar. La propia Ana Oramas apuntó ayer que lo importante no es tanto ganar los comicios como «tener los mejores equipos para gobernar y ayudar a Canarias». Pero ello no obsta para que los resultados en Tenerife sean, si no definitivos, sí definitorios. Coalición, dijo la diputada en Cortes, tendrá tras las elecciones de 2023 «la oportunidad de volver a gobernar».

Oramas vaticinó que vienen «tiempos difíciles» para España en general y Canarias en particular, y agregó que aunque en la esfera política se puede echar una mano por igual desde las Cortes o desde el Parlamento de la región, tal vez «ha llegado el momento» de «aportar» desde el particular hemiciclo de la Comunidad Autónoma. En este sentido, la congresista se mostró convencida de que aún puede hacer mucho por el proyecto de CC: «Creo que tengo mucho que aportar al equipo».

Compartir el artículo

stats